Estos son los únicos contribuyentes que pagarán más tasas e impuestos en Jerez en 2018

aqualia-6.jpg
aqualia-6.jpg

Las empresas que facturen más de un millón de euros y los grandes consumidores de agua son los únicos que abonarán más en el próximo ejercicio.

Las empresas que facturan más de un millón de euros al año y los grandes consumidores de agua —propietarios con zonas de riego y piscinas— son los únicos que, en 2018, verán incrementados los impuestos y tasas municipales, propuestas del gobierno local que deben ser ratificadas este martes en el pleno extraordinario sobre ordenanzas fiscales que tiene previsto celebrar el Ayuntamiento de Jerez, que espera contar con el beneplácito de la oposición. El ejecutivo socialista calcula que en torno al 3,7% de los contratos de vivienda que hay en Jerez notarán la subida de la tasa de agua, que responde “al contrato de concesión del servicio que el anterior gobierno del PP firmó con Aquajerez, y que en la cláusula 3.4 nos obliga a repercutir al alza o a la baja el IPC —en este caso, el IPC interanual de septiembre del 2016 ha sido del 0,2%—, además de la subida del precio del agua en alta aplicada por el Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana”, explica el teniente de alcaldesa de Economía, Santiago Galván.

El Consorcio ha subido el suministro del agua en alta al pasar el coste del metro cúbico de 0,13 a 0,15 céntimos, “lo que obliga al Ayuntamiento a repercutirlo en el contrato”, por lo que el Ayuntamiento ha decidido hacerlo en los consumidores del bloque 3, es decir, los que consumen 30.000 litros mensuales, “por lo que a la inmensa mayoría de contratos de esta ciudad no le va a afectar esta subida”, señala Galván. La media española de consumo por persona es de 130 litros diarios, según datos de la última Encuesta sobre el Suministro y Saneamiento del Agua del Instituto Nacional de Estadística, lo que suponen 3.900 litros mensuales por habitante al mes, por lo que con estos cálculos debe haber más de siete personas residiendo en una misma vivienda para alcanzar los 30.000 litros que establece el bloque 3. “Estamos obligados por contrato a aplicar esta subida, e incluso, en el expediente que va a pleno se incluye un informe del secretario de responsabilidad de los concejales sobre las posibles consecuencias que pueden derivarse del incumplimiento contractual”, explica el teniente de alcaldesa.

Con la subida del IAE (Impuesto de Actividades Económicas), el ejecutivo socialista espera recaudar 1,7 millones de euros el próximo ejercicio. “Estamos sometidos al Plan de Ajuste de 2012 del Ministerio de Economía que impide bajar tasas y tributos y que recoge medidas de alza de algunos impuestos”, insiste Galván, quien asegura que el gobierno local no hará como el PP, “que incrementó la tasa de basura en un 40% en la anterior legislatura”, sino que optará por mirar “hacia aquéllos que más tienen”, en referencia a las empresas que superan el millón de euros anual de facturación. “Somos la decimoquinta ciudad de la provincia donde más caro está el IAE, y la propuesta que llevamos nos va a situar en el sexto lugar, y no considero que sea un problema en la llegada o salida de empresas, porque seguimos estando por debajo de ciudades como Cádiz, El Puerto o Sanlúcar”, expone el responsable de Economía.

“Hemos optado por no tocar impuestos que afectan a la mayoría de ciudadanos, como es el IBI, y dejarlos congelados, y en cambio, centrar los esfuerzos en el IAE, donde las unidades de negocio facturan más de un millón de euros y, además, hay una importante previsión de aumento de ingresos en poco más de dos millones de euros para el año que viene”, reseña Santiago Galván, quien señala que todas estas medidas van en la línea política del gobierno socialista de ejercer la presión fiscal “en los que más pueden y más tienen y perjudicar lo menos posible a las familias jerezanas en las actuales circunstancias”.

Las medidas recaudatorias puestas en marcha por el ejecutivo socialista pretenden cumplir con el Plan de Ajuste aprobado hace unos meses, que no se está cumpliendo al 100%, pero que está permitiendo que el Ayuntamiento mejore sus ingresos en un 8,17%, aunque gaste un 17% más de lo previsto, según recoge un informe de la Intervención municipal al que ha tenido acceso Diario de Jerez. El documento señala que el Consistorio tendrá a final de año una necesidad de financiación de 4,2 millones de euros —en 2015 era de 23,7 millones—. La reducción de productividades pretende ahorrar 2,8 millones de euros a las arcas municipales al término del año y la sustitución del alumbrado público por bombillas LED se estima que reduzca el coste en 3,1 millones de euros anuales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído