Estella y la polémica del asfaltado más breve de la historia

Vecinos de la Entidad Local Autónoma de Jerez critican que se alquitranen las inmediaciones de un edificio del padre del alcalde, que asegura que la intención es evitar inundaciones en la venta La Cueva

Una cuesta colindante a la venta La Cueva de Estella, asfaltada en un primer momento y con arena, después.
Una cuesta colindante a la venta La Cueva de Estella, asfaltada en un primer momento y con arena, después.

El asfaltado de la entrada trasera a un edificio propiedad del padre de Ricardo Sánchez, alcalde de la Entidad Local Autónoma de Estella del Marqués, provoca las quejas de varios vecinos que creen que existe trato de favor en una actuación enmarcada en los trabajos de acondicionamiento de la carretera A-2003. Esta vía, que una las ELA de Estella y La Barca de la Florida, se está asfaltando y acondicionando después de años de reivindicaciones de vecinos, políticos locales y de una plataforma vecinal, que llevan años reclamando actuaciones en una vía que conecta Jerez con algunas de las pedanías del municipio.

Las obras del tramo entre el cementerio de Jerez y Estella están en su recta final, después de que empezaran en enero de 2019, con un plazo previsto de 18 meses que, previsiblemente, se reducirá, según aseguran desde la Consejería de Fomento. Los operarios encargados de los trabajos desviaron levemente su ruta hace unos días y asfaltaron la entrada lateral a un edificio, junto al que discurre la carretera A-2003, que fuentes consultadas por lavozdelsur.es confirman que pertenecen al padre de Ricardo Sánchez, alcalde de Estella del Marqués, una actuación que se ha deshecho más tarde, dejando el camino con una base de grava en lugar del asfalto inicial.

Ricardo Sánchez, en conversación con lavozdelsur.es, asegura que esta actuación se realiza tras las quejas de los propietarios de la venta La Cueva de Estella, que tras el arreglo del firme de la A-2003 preveían que se iba a inundar la entrada principal al negocio, como ha sucedido en anteriores ocasiones. “No soy nadie para decir qué se tiene que hacer, pero solicité que, dentro del ámbito territorial de Estella, a raíz de la petición de los dueños de la venta, que no provocaran ondulaciones en el terreno”, expresa Sánchez.

“Hay un vecino que se ha quejado y dice que hay intereses detrás de esta actuación”, señala el alcalde de Estella, quien lo desmiente. “No tengo ningún interés personal, cuando las aguas caen se inunda, solo he alertado de un problema”, relata, en una zona que “con la bajada tan pronunciada que tiene al lado se convierte en un embudo”. Ricardo Sánchez relata que hay vecinos que hasta le han pedido que la salida de Estella por la venta cuente con una rotonda para mejorar la circulación en coche, algo que no está contemplado en el proyecto de la Consejería de Fomento, y que el propio Sánchez no termina de ver con buenos ojos porque le restaría aparcamiento al negocio: "Dios me libre de perjudicar a una empresa familiar que lleva desde antes que esté Estella, yo me niego”.

Los trabajos en la carretera A-2003 se desarrollan entre los puntos kilométricos 2 —a la altura del cementerio de Jerez— y kilómetro 4 —en la entrada a la ELA—, una obra que está llevando a cabo la empresa Manuel Alba, que consiguió un contrato que tiene un importe de 2,37 millones de euros. Con esta actuación se quiere conseguir que toda la calzada presente el mismo aspecto que actualmente tiene a partir del kilómetro 4, donde cuenta con dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno, arcenes de 1,5 metros y bermas de 0,5 metros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído