El tramo maldito que sigue siendo la antigua N-IV a su paso por Jerez

Tramo de la antigua N-IV sin desdoblar, en una imagen de Google Maps.
Tramo de la antigua N-IV sin desdoblar, en una imagen de Google Maps.

Seis años después de que culminaran sus obras, el único tramo de la antigua N-IV a su paso por Jerez sigue sin desdoblarse. Apenas son cuatro kilómetros entre dos rotondas que estrangulan cada día el tráfico que fluye por todo el desdoble que llega desde Guadalcacín hasta la salida a El Puerto junto al sanatorio.

En teoría, son los propietarios de los terrenos de la antigua Bodegas Croft, Rentas  y Vitalicios SL, quienes debieron hacerse cargo de esta actuación urbanística, pero entonces llegó la crisis, el crack inmobiliario y todo se paralizó. Ahora, el Ayuntamiento trata de reactivar estos trabajos para culminar la integración urbana de la antigua carretera nacional Madrid-Cádiz.

El Partido Popular de Jerez, en este contexto, ha anunciado que llevará el asunto a pleno y entiende que el PSOE de Mamen Sánchez "ha tenido tiempo más que de sobra para haber llevado a cabo el desdoble del único tramo de la avenida Reina Sofía (antigua circunvalación)". "Ha sido incapaz de, siquiera, comenzar el proyecto para llevarlo a cabo", añaden.

El portavoz Antonio Saldaña ha avanzado que su partido llevará al próximo pleno la situación de este pequeño tramo ubicado frente a las antiguas bodegas Croft y que supone "un gran tapón de tráfico a diario al ser el único tramo entre Guadalcacín y el tanatorio que no está desdoblado".

El importe de las dos actuaciones de las tres que recogía el convenio con la promotora asciende a unos 3,9 millones de euros, según Urbanismo, y comprenden tanto este tramo como la reurbanización de la antigua carretera de Morabita.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído