img_4278_copia
img_4278_copia

Podemos celebra un mitin en el que apela a la "valentía" de los andaluces para cambiar el gobierno andaluz el próximo domingo. Pablo Echenique, Miguel Urbán y la candidata a la presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, cargan contra el PSOE por haber "arruinado" Andalucía.

Es mediodía en la Alameda Vieja y, como cada domingo, decenas de puestos adornan el espacio aledaño al Alcázar, donde se instala el rastro. Aunque esta vez ocupan parte de la calle Armas, cuya acera acoge pequeñas mesas con todo tipo de objetos: ropa, antigüallas, muebles... Hay que dejar hueco para un escenario. No actúa nadie, pero casi. Hay un mitin de Podemos. El morado inunda la parte anexa a la muralla del Alcázar, donde se reúnen cientos de personas ávidas por escuchar lo que tienen que decirle algunos pesos pesados de la formación. ¿Un domingo por la mañana jerezanos acudiendo a un mitin? Pues sí. Y no fueron pocos. No ha venido Pablo Iglesias (que estuvo el sábado en Málaga), pero sí dos eurodiputados. Uno saliente y otro entrante. Pablo Echenique probablemente dejará el cargo para optar a ser el candidato en Aragón y Miguel Urbán ocupa desde hace unos días el puesto que ha dejado libre Teresa Rodríguez. Todos ellos del ala crítica de Podemos. Por cierto, de los cinco europarlamentarios que comenzaron en mayo del año pasado ya sólo se mantienen dos: Pablo Iglesias y Lola Sánchez.

Un año después y a una semana de la cita con las urnas en Andalucía, a Teresa le toca volver a visitar Jerez. En aquella ocasión fue para la presentación del Círculo de la ciudad. En este tiempo ha habido unas elecciones (europeas) y desde entonces las perspectivas electorales de Podemos no han dejado de crecer. En Jerez la recibe mucha gente de todas las edades, la mayoría desencantados con los partidos que han gobernado hasta ahora. Esperan impacientes que intervenga Teresa, pero como en todos los mítines, para el cabeza de cartel hay que quedarse hasta el final. Antes suben por orden de cercanía. Primero un jerezano (José Ignacio García) y luego el resto hasta llegar a la candidata. Cada uno de un punto de España, pero todos con el mismo discurso. O casi. Anteponer a las personas frente a los bancos, apelar a la "valentía" a la hora de votar, optar por el "cambio", vender la "ilusión" como arma, hablar de transparencia y "abrir ventanas" son constantes durante las intervenciones, que se interrumpen cada cierto tiempo por aplausos o algunos de los gritos de guerra que hizo populares el 15-M y que se mantienen desde entonces. Y cómo no, grandes hits como el "Sí se puede" o el "Tic tac" (a modo de cuenta atrás) que ha popularizado Pablo Iglesias hace unas semanas. Hasta uno de los presentes llevó un despertador atado a un palo como símbolo. Un artilugio que utilizó la propia Teresa Rodríguez al subirse al escenario. "Decimos a la casta que se le acabó su tiempo". Mucho tardó en salir la palabra de cabecera de la formación para atacar al bipartidismo.

Es Teresa mujer cercana. Se le entiende todo lo que habla. Es una de las claves del éxito de Podemos. Hablarles a la gente de forma clara, sin rodeos ni retórica política. Lo saben y lo llevan a la práctica siempre. Estamos en Jerez, así que se ha preparado varios temas sobre la ciudad. Denuncia la privatización del agua (aunque patina al decir que Aqualia es de Florentino Pérez), apoya a los trabajadores del ERE (foto incluida tras el acto) y luego pasa al ataque. Estamos en campaña, hay que golpear al rival político. No sólo Teresa, el resto de intervenciones también incluyen ataques a Susana Díaz. A su famosa foto con el malogrado Emilio Botín, al paro y a la corrupción que asolan la comunidad y también a rebatir las declaraciones de la actual presidenta durante la campaña. También se deja caer que PP y PSOE están preparando un pacto de unidad nacional (o regional) para intentar que no gobierne Podemos, algo que enciende a los presentes. 

A nivel nacional el "rival" de Podemos es el PP. Al menos es lo que llevan tiempo defendiendo desde la formación. Ignoran al PSOE. En Andalucía es todo lo contrario. Las iras se cargan contra los socialistas. Les critican por haber "arruinado" a la comunidad tras 33 años en el gobierno y no crear riqueza. "Si no lo han hecho en este tiempo no lo van a hacer ahora", recrimina Echenique. El aún eurodiputado es de los más calmados hablando. Tarda más tiempo en empezar su intervención porque tienen que prepararle el atril, y él bromea. "Me gusta haceros esperar". Tiene sentido del humor y dice que eso es algo que envidia de los andaluces. "De mayor quiero ser andaluz", apunta, para meterse al público en el bolsillo. Como el resto de sus compañeros, habla de las "ganas de cambio" que percibe, alude al 15-M ("aquella maravilla que hubo en la Puerta del Sol") y afirma tajante que "la austeridad no funciona" y que es la "gente normal" la que tiene que "sacar el país adelante". Que "hay otra forma de funcionar" y que hay que "rescatar" a las familias y no a los bancos se repite una y otra vez. Pero no el cómo. Propuestas concretas se escuchan pocas. "Ilusión", "cambio", "valentía", son las tres patas principales del discurso. "Democracia", "transparencia", "participación", tres palabras que lleva repitiendo la formación desde su creación.

"Nos ha gobernado la mafia", dicen tanto Miguel Urbán como José Ignacio Sánchez, y el mensaje cala entre el público, que asiente con la cabeza y murmura. Urbán es el más impulsivo. Eleva el tono más que ninguno y hace constantes referencias a tramas de corrupción y a políticos que tienen dinero en Suiza o en Andorra. "Su única patria es el dinero", dice. Mientras, entre los asistentes, miembros del Círculo de Jerez reparten folletos sobre el acto que la formación tendrá en Dos Hermanas el próximo viernes para cerrar la campaña, al que animan a asistir a los presentes. Termina el mitin y suena el himno de Andalucía. Suben los intervinientes al escenario para corearlo, puño cerrado en alto. Teresa porta la bandera de la comunidad y José Ignacio una camiseta de la plataforma del ERE. Y para acompañar la gente grita: "¡Presidenta, presidenta!" En los mítines de PP, PSOE e IU también aseguran que sus candidatos ocuparán San Telmo. Serán las urnas las que hablen el próximo domingo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído