captura_de_pantalla_2018-03-12_a_las_12.46.49
captura_de_pantalla_2018-03-12_a_las_12.46.49

La Agencia IDEA aprueba ahora, tras la denuncia de paralización de Cs, una partida para acondicionar al fin la nave provisional del futuro Centro de Fabricación Avanzada de la Bahía. 

A mediados del año pasado, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, presentaba el Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica y Naval (CFA) de Cádiz en el marco del Salón Aeronáutico de Le Bourget, al norte de París, anunciando que se pondría en marcha en el segundo semestre de 2017 en la Bahía, con una primera sede provisional como paso previo al futuro edificio de última generación. "Es el primer centro de estas características en España. Va a permitir a las empresas del sector aeronáutico y naviero avanzar en el desarrollo de nuevas tecnologías", destacó Díaz en un acto en el pabellón español en la 52 edición de esta feria, la más importante de la industria de la aviación. La realidad es que el plazo no se cumplió y, en paralelo, Cádiz volvía a perder la carrera por el posicionamiento en un sector industrial estratégico. En noviembre del año pasado se inauguraba el Parque Tecnológico de Vizcaya, el Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica del País Vasco. ¿Qué había ocurrido en todo este tiempo con el CFA gaditano? Nada.

Este centro se convirtió en titular de prensa en septiembre de 2016, cuando Díaz escenificó en una reunión empresarial en Airbus Puerto Real la firma de un protocolo para su construcción, en el polígono El Trocadero, antes de finales de 2019 y con un presupuesto con cargo a la ITI de 25 millones de euros. No obstante, ya se abordó la posibilidad de contar unas instalaciones provisionales gracias a unos terrenos de 1.600 metros cedidos por Navantia (el centro definitivo prevé 30.000 metros propiedad de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA). Dicho protocolo lo suscribieron la referida agencia de la Junta de Andalucía, Navantia, Airbus Defense & Space, Airbus Operations, la Fundación Hélice, el Clúster Marítimo Naval de Cádiz y la Universidad de Cádiz. Un ejemplo de coordinación público-privada, tal y como ha sucedido con el proyecto que sí se ha logrado poner en marcha desde hace meses en el País Vasco. 
En la provincia gaditana, sin embargo, 19 meses después, no ha sido hasta el pasado 9 de marzo cuando el consejo rector de la Agencia IDEA ha autorizado un gasto de 974.616,89 euros para la ejecución de la obra destinada a la adecuación de la sede provisional del CFA de la Bahía de Cádiz "a las necesidades de las actividades del centro como paso previo a la incorporación de maquinaria y equipos que le permitan el inicio de su actividad de prestación de servicios a empresas". Como recoge la Junta en una nota, esta sede provisional se ubica en un nave de aproximadamente 1.707 metros cuadrados de superficie cedida por Navantia y que se encuentra en el astillero de esta compañía en Puerto Real. "El objeto de estas obras de adecuación es la de configurar distintas áreas de trabajo en las que desarrollar los diferentes proyectos de innovación por parte de las empresas, e incluye la climatización, la instalación eléctrica, los dispositivos contra incendios, sistemas de extracción de gases y virutas, las comunicaciones...". Se dan tres meses para contar al fin con la sede provisional, más de medio año después de aquel planteamiento inicial.

Con todo, para lo que sí ha habido tiempo desde aquel protocolo ha sido para contratar un vídeo promocional sobre las bondades de un proyecto que, a día de hoy, está muy lejos de ser realidad. A finales de 2016, mediante contrato menor, la Junta de Andalucía en Cádiz adjudicaba la edición de un vídeo promocional del futuro Centro de Fabricación Avanzada gaditano por un montante de dinero público de 6.655 euros, cantidad que se incrementaba en 2.342 euros más al añadir un nuevo contrato menor para la traducción y locución al inglés de esta promo. En total, unos 9.000 euros para un trabajo que se publicó en septiembre de 2016 en el portal que la Junta en Cádiz tiene en YouTube y que apenas cuenta con 1.400 visualizaciones desde entonces.

En los últimos días, el diputado autonómico por la provincia de Cádiz, Sergio Romero, ha recordado que fue su grupo parlamentario quien puso a principios del pasado mes de febrero "la falta absoluta de acción por parte de la Junta de Andalucía" con este proyecto singular, "y ahora nos encontramos con que las obras comenzarán en unos meses". Esto significa, a su juicio, que "nuestras exigencias se cumplen", advirtiendo, al mismo tiempo, de que "esta noticia hiere el orgullo del PSOE, porque deja claro que la forma de trabajo de la Junta de Andalucía se rige bajo el principio de acción-reacción. Ciudadanos exige y controla desde la oposición y entonces, ellos ejecutan”. Asimos, ha considerado que el Centro de Fabricación Avanzada es “primordial” para el desarrollo de la provincia de Cádiz, y ha insistido en que “estaremos pendientes de la correcta ejecución del proyecto, porque Andalucía y Cádiz tienen que recuperar el tiempo perdido".

El centro provisional, ¿antes de 2109?

Como ha anunciado ahora la Junta, las áreas que se van a implantar en esta nave provisional son: soldadura y procesos láser; fabricación aditiva en metales y plásticos; robótica y automatización; control de procesos; desarrollo de sistemas digitales; y logística y depósito de equipos. El plazo de ejecución de la obra contemplado en el pliego de condiciones administrativas particulares es de tres meses. La ejecución del contrato comenzará al día siguiente a la firma del acta de comprobación del replanteo, que será dictado en el plazo máximo de un mes desde la formalización del contrato. Esto significa que el centro provisional estará en marcha, casi con toda probabilidad, después del verano, un año después de lo que se anunció en su día. Esta inversión, añade el Gobierno andaluz, se suma a los 10,3 millones de euros ya autorizados por el Consejo de Gobierno para que IDEA pusiera en marcha un acuerdo marco de compra que permita la dotación de equipos y servicios agrupados en las siguientes cinco áreas tecnológicas: Robótica y Automatización, Metrología y Control Dimensional, Fabricación Aditiva, Soldadura y Procesos Láser y Desarrollo de Sistemas Digitales. Este acuerdo marco de compra se encuentra en proceso de licitación.

En paralelo, la actuación en la sede definitiva consistirá en la construcción de un edificio de unos 4.000 metros cuadrados de superficie útil y su dotación con instalaciones y equipamientos que le permitan cumplir con los objetivos indicados. Los terrenos en los que se ubicará tienen que ser aún urbanizados, lo que se realizará a través de un sistema de compensación, en el que la Agencia IDEA es participante mayoritario. 

¿Qué es un CFA?

Un Centro de Fabricación Avanzada es un espacio físico donde las empresas usuarias tienen a su disposición equipamiento tecnológico similar al de sus plantas de producción. Allí ejecutarán sus proyectos en colaboración entre las propias empresas y con los distintos agentes tecnológicos (Centros Tecnológicos, Grupos de Investigación...), creando un ecosistema adecuado para la generación de conocimiento e innovación productiva. La iniciativa del CFA de Cádiz, ha explicado el Gobierno autonómico, es un proyecto piloto, de carácter estratégico, impulsado por la Junta, a través de la Agencia IDEA, en colaboración con los sectores aeronáutico y naval, que "pretende servir de referencia a futuros proyectos dirigidos al objetivo de mejorar la competitividad de la industria andaluza en un ecosistema regional de innovación abierta, que haga de Andalucía el mejor lugar para invertir, trabajar, investigar y vivir".

Desde la firma del protocolo en 2016, el País Vasco ya se ha adelantado inaugurando su propio CFA, mientras el Gobierno de Susana Díaz solo ha vendido humo con una promo audiovisual

El objetivo de este CFA, que tiene un presupuesto total consignado de "21,5 millones de euros" —se hablaba de 25 en un primer momento—, es "acelerar la transferencia al mercado de los resultados de I+D a través de la validación y demostración de sus resultados en entornos similares a los de sus propias plantas de producción. Los CFA permiten validar y demostrar la fabricabilidad de nuevos prototipos y la viabilidad de nuevos procesos, con el objetivo de ayudar a que las empresas manufactureras superen las dificultades y costes de los nuevos desarrollos, promoviendo y acelerando la transferencia de conocimiento al mercado". El Centro de Fabricación Avanzada de Cádiz, que se incluye entre las medidas de la Inversión Territorial Integrada 2014-2020” (ITI) de la provincia de Cádiz es un proyecto de gran envergadura y complejidad tecnológica-industrial cuya gestión, siguiendo el modelo del Gobierno andaluz, se guía por los principios de gobernanza, participación y transparencia. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído