La Junta remite a los datos de la Agencia Tributaria para asegurar que el 94% de los gaditanos que recibieron herencias en 2015 quedaron exentos de abonar este tributo.

El Partido Popular de Jerez ha iniciado en la ciudad la campaña de recogida de firmas para la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones impulsada por esta formación política a nivel andaluz, y que pretende recoger más de 200.000 firmas en toda la región para apoyar la proposición popular en el Parlamento para que se produzca una reducción progresiva hasta su eliminación en los próximos tres años.

La proposición del PP insta a la Junta a que en este año 2016 reduzca un 33% la cuota de este impuesto, que en el 2017 la reducción sea del 66% y que ésta reducción se amplíe hasta el 99% en el 2018 con el fin de eliminar la discriminación con otras comunidades autónomas e igualar el tratamiento fiscal entre comunidades. En una nota de prensa, destacan que “el impuesto de sucesiones y donaciones es injusto y afecta principalmente a las familias trabajadoras, a los comerciantes, autónomos y agricultores, después de toda una vida de esfuerzo y de trabajo” y añaden que "actualmente Andalucía, Asturias y Cataluña son las comunidades donde este impuesto es más alto y más pobreza genera entre sus ciudadanos, en contraposición de los residentes en Madrid que son los que pagan sólo un 1% por este impuesto”.

Para finalizar, los populares jerezanos indican que “todo el que se quiera unir a esta reivindicación que se tramitará en el Parlamento de Andalucía lo pueden hacer firmando en la propia sede del PP de Jerez localizada en el Edificio Maravillas en la rotonda de los Casinos, en las diferentes mesas de firma que pondremos en las calles de Jerez a lo largo de los próximos meses o bien desde la plataforma digital www.change.org”.

La Junta ha salido al paso de esta campaña con una nota de prensa en la que asegura que el 94% de los gaditanos que recibieron herencias en 2015 quedaron exentos de abonar el impuesto de sucesiones, según los datos oficiales de la Agencia Tributaria de Andalucía. Por tanto, del total de 38.924 autoliquidaciones presentadas en la provincia, 36.700 herederos no abonaron nada y 2.224 tuvieron que pagar. En los supuestos de renuncia a la herencia, ha asegurado el Gobierno andaluz en la provincia, el principal motivo aducido fue que el bien heredado tenía cargas hipotecarias o deudas elevadas que el heredero no estaba en condiciones o prefería no asumir. Es decir, que las deudas de la herencia eran mayores que los beneficios.

Las oficinas de Cádiz en las que se presentaron declaraciones de herencia en las que resultó alguna cantidad a pagar fueron la Gerencia Provincial de Cádiz (366 autoliquidaciones), U.T. de Jerez de la Frontera (425) y las oficinas liquidadoras de El Puerto de Santa María (204), Sanlúcar de Barrameda (173), Algeciras (169), San Roque (158), San Fernando (146), Chiclana de la Frontera (143), Arcos de la Frontera (136), Barbate (112), Olvera (72), Ubrique (62) y Medina-Sidonia (56).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído