Cruz Vieja 15 y 17, en una imagen histórica.
Cruz Vieja 15 y 17, en una imagen histórica.

El palacio, año 1646, de Francisco Ponce de León, apodado El Caribe, que podemos ver en la plaza Cruz Vieja nº 17 (Jerez) es una obra (restaurada en 2016) que se atribuye al alarife jerezano Antón Martín Calafate. Nos lo dice la especialista en historia del arte de Jerez la doctora Esperanza de los Ríos en su trabajo La arquitectura doméstica en Jerez en el siglo XVII, p. 82: “El 17 tiene, más evidentemente aún, una clara relación con la arquitectura de Antón Martín Calafate".

Esta peculiar obra arquitectónica, que para el jerezano viandante pasa un poco desapercibida quizás porque está ensombrecida por el soberbio palacio de Villapanés junto al que está ubicada, es también descrita con precisión por Pablo J. Pomar y Miguel A. Mariscal en el imprescindible libro Jerez: Guía artística y monumental (Ed. Sílex, Madrid, 2004, pp. 208-209): “La nº 17 [de la plaza Cruz Vieja] fue la casa de don Francisco Ponce de León El Caribe. Su portada es de líneas sencillas, apeando su balcón sobre ménsulas de diseño manierista; éste se remata con frontón roto que alberga el escudo familiar. Los balcones de esta misma casa se coronan con frontones rotos curvos en cuyo penacho central se lee la fecha de construcción del edificio: 1646. Su interior se distribuye en dos patios; el primero de ellos tiene arcadas en dos de sus frentes, que se alzan sobre columnas de orden toscano blasonadas las centrales. Al fondo de este patio se alza una bella portada cajeada con friso de triglifos y metopas ajedrezadas y blasón central que da acceso al segundo patio, que, como el primero, conserva arcadas en dos de sus frentes manteniendo similar desarrollo en lo demás. Desde este patio se accede al cuerpo de escalera, de un solo tramo cubierto con una interesante bóveda ovalada sobre trompas y decorada con motivos geométricos y el escudo de Ponce de León. Esta casa ha sido restaurada recientemente con una sensibilidad poco habitual, respetando ya no solo los elementos singulares que hemos destacado en su descripción, sino también sus pavimentos y forjados de viga y ladrillo por tabla originales

Respecto a su entorno urbano y correlaciones con edificios parejos, también Esperanza de los Ríos, en el mismo artículo citado, nos dice que: “El entorno urbano y doméstico de la Parroquia de San Miguel puede datarse en gran parte en estos años. Esto se aprecia en las muchas viviendas de esta época que han sobrevivido, unas en buen estado y otras en situación lamentable. La calle Molineros conserva algunos ejemplos magníficos de construcciones seicentistas, pero quizás las dos más llamativas de estos años sean las que forman un lateral de la Plaza de la Cruz Vieja, donde encontramos las dos fachadas civiles de esta época, cuya importancia y espectacularidad son mayores en los números 15 y 17 de dicha plaza, siendo también del XVII y muy interesante la del número 13”. El palacio está situado en el extremo sur de la línea recta que podría trazarse desde la calle Ramón de Cala, pasando por Barja, hasta llegar a la iglesia de San Miguel y, pasando por la calle Santa Cecilia, hasta la fortaleza del Alcázar en la Alameda Vieja.

Escudo de Ponce de León.

Y parece ser que uno de los elementos técnicos más sobresalientes de este edificio es su escalera: “En Cruz Vieja 17 se conserva la [escalera] que hemos visto con una mayor representatividad como enseña de la familia que pudo ser su comitente, una rama de los Ponce de León. Se trata de una bóveda “de pendientes” sobre pechinas y con ventanas cegadas en los lunetos. Este motivo tardo-manierista se ha completado con motivos de “ferronías” entre los “pendientes”. En el centro se representa el escudo familiar con un león rampante, posiblemente de los Ponce de León, en un escudo cuyos bordes imitan el cuero recortado o “bandwerk”. Los volúmenes son muy planos, conforme al estilo que se empleaba en Sevilla en trabajos afines durante los últimos años del XVI y primeros del XVII” (E. de los Ríos, op.cit. pp. 90-91)

La historiadora Ricarda López nos hace observar que la fecha de 1646 “aparece en la fachada inscrita sobre los vanos laterales”, y añade: “Hoy día es una casa de vecinos, en la que llegaron a vivir 36 familias. Sus caballerizas se corresponden con la calle Cazón número 20, que también está habitada por casa de vecinos”. Ricarda López describe sucintamente la fachada: “Su fachada barroca concentra a decoración en los vanos de la planta noble coronados por frontones partidos, recto en el balcón y curvo con roleos en los cierros; el escudo heráldico de la familia corona el balcón central. Se remata con un alero con canecillos” (Ricarda López: Casas y palacios de Jerez de la Frontera, Ed. La Luna nueva, Jerez, 2006, pp. 179-181)

Pero, ¿quién era este hombre al que apodaron El Caribe y que mandó construir este palacio de la Cruz Vieja?. Nos responde Diego Parada y Barreto en su conocida colección de biografías históricas de Jerez Hombres ilustres de la ciudad de Jerez de la Frontera (Jerez: Imp. del Guadalete; 1878, pp. 374-375): “Era perteneciente a la orden militar de Calatrava, y fue familiar y alguacil del Santo Oficio. Tomó una parte activa en la guerra de sucesión cuando el advenimiento al trono de Felipe V, señalándose en varios hechos de armas, como capitán de caballos. Fue el primer coronel que tuvo el regimiento de milicias provinciales de Jerez, al ser creado en 1734 y murió a poco de ocupar este puesto, siendo de edad ya más que septuagenario. Su severo carácter y rígida cxcentricidad le dieron cierto renombre, y en Jerez fue conocido con el apodo de el caribe, palabra que da una idea del exagerado concepto que se tenía en la población, de sus singulares condiciones. Tenía sus casas en Jerez, en la Cruz Vieja, y había estado casado con una hija de D. Lorenzo de Fuentes, noble y rico hacendado de aquel tiempo

También el inolvidable archivero Municipal Agustín Muñoz nos dice en su libro Calles de Xerez que una viña llamada El Caribe era de este coronel Francisco Ponce: “Entre los Ponce, según Parada, es de citar D. Francisco Ponce, primer Coronel de milicias de Xerez, que apodado el caribe por su fuerte genio, ha dejado este título a una viña del término… siempre vivió en la Cruz Vieja”.


Notas:

1.-La fotografía de los vecinos al pie del nº 15 de Cruz Vieja, donde se ve el 17, apareció en el blog de José Manuel Arana: https://desdelaciudadolvidada.wordpress.com/2016/04/12/casas-de-la-cruz-vieja/

2.-Esperanza de los Ríos: sobre los núms. 15 y 17 de Cruz Vieja (notas escritas antes de la restauración de los inmuebles):

http://jerezpatrimoniodestruido.blogspot.com.es/2012/02/cruz-vieja-15-en-prevision-de-futuras.html;http://jerezpatrimoniodestruido.blogspot.com.es/2012/01/cruz-vieja-17-ojala-no-vuelva-ocurrir.html

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído