captura_de_pantalla_2018-02-23_a_las_15.47.30.png
captura_de_pantalla_2018-02-23_a_las_15.47.30.png

Durante el último año, la industria de los coches eléctricos ha crecido de forma notable alrededor del globo, haciendo que compañías como Tesla tengan más prestigio. Este hecho no es de extrañar, pues las personas parecen estar cada vez más concienciadas sobre los efectos perjudiciales de los combustibles como la gasolina. A pesar de que el petróleo sigue siendo utilizado en grandes cantidades, el impacto que ha ocasionado la aparición de los vehículos eléctricos ha sido considerable.

Dicho impacto supone una revolución en el mundo del transporte, dado que hasta ahora no había habido energías alternativas con tal aceptación. Este punto resulta especialmente relevante si ojeamos el panorama económico actual. El petróleo, conocido como el “oro negro” de las finanzas, ha sido durante años el combustible por excelencia, por lo que invertir en él era sinónimo de beneficios. Ahora, al perder la exclusividad que le otorgaba ser la única fuente de energía para los vehículos de tierra, también ha perdido valor.

El balance del petróleo

Los efectos del desprestigio del petróleo son relativos, pues dependen de la situación de cada país. En España, por ejemplo, la mayoría de éstos son buenos. Por un lado, el usuario paga menos dinero de gasolina, ya que el precio del petróleo baja. Al ocurrir este fenómeno, las personas consumen más y a la larga el balance es positivo. Las empresas también notan cómo sus beneficios suben debido al ahorro, sobre todo las que operan continuamente con vehículos.

No obstante, en los países que el petróleo no es un bien tan preciado por el consumidor medio, su bajada de precio se traduce como pérdidas económicas. De este modo, las petroleras despiden a empleados y se comienza a temer por la posibilidad de una crisis emergente. En los territorios cuyos miembros invierten grandes cantidades de dinero en petróleo, se pueden observar pérdidas todavía más significativas. Por esto último, las consecuencias de la bajada de su precio están estrechamente relacionadas con el trading.

Inversiones y ventas de coches eléctricos

Tal y como se puede ver en el portal de trading IG, el petróleo es uno de los bienes por el que más apuestan los inversores, así que sus altibajos no solo afectan a los que compran o venden esta fuente de energía como un producto, sino que también suponen un desequilibrio en todo el panorama financiero. Si te has planteado ganar beneficios apostando por este mercado, asegúrate antes de verificar su situación actual y revisar cómo están evolucionando las ventas de coches eléctricos.

Por el momento, el liderazgo del petróleo sigue siendo indiscutible, ya que la inmensa mayoría de vehículos precisan de él para funcionar. De todos modos, hay que ser prudente antes de invertir en él. Aunque lo más probable es que el combustible tradicional suba incluso más que la venta coches eléctricos en los próximos años, cuando los últimos empiecen a ser comunes, la situación puede dar un giro inesperado. Sin embargo, todavía habrá que esperar para que los vehículos que usan energía eléctrica sean capaces de igualar el catálogo de los que utilizan gasolina o diésel.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído