Alcaldesa-Jerez-Plan-ICO-564x350-300x186
Alcaldesa-Jerez-Plan-ICO-564x350-300x186

Pelayo vuelve a incumplir sus propios plazos para contar a estas alturas de año con Presupuesto municipal, mientras su responsable de Economía trata de emborronar las cifras para presentar un superávit ficticio de las cuentas del Ayuntamiento. Los datos publicados no ofrecen el del equilibrio presupuestario, que en 2012 arrojó 54 millones de euros en 'rojo', y sí incluyen como ingresos los préstamos del ICO para pagar gastos de ejercicios anteriores. Montoro exige más recortes antes del 15 de junio.

Durá y Espinosa (d) respaldan a la alcaldesa en una rueda de prensa, en una imagen de archivo.

A mitad de año, el Ayuntamiento de Jerez, quinta ciudad de Andalucía, sigue sin Presupuesto aprobado para el año en curso. Algo totalmente inédito en décadas de Democracia municipal. La luz verde no llegó ni a final de año, como es lo habitual históricamente, ni tampoco en abril, ni tampoco este mes, último plazo que se autoimpuso la alcaldesa, María José García-Pelayo, para tratar de normalizar esta anómala situación. A preguntas de la oposición en el pasado pleno del viernes, la regidora popular confesó que "no queremos hacer más churretes, muchos se han hecho ya", y volvió a aplazar al mes que viene la aprobación de uno de los documentos más importantes que tiene que sacar adelante una administración pública cada año. En paralelo, ha sido su delegado de Economía, el guadianesco Enrique Espinosa, quien trató de emborronar en días pasados las cuentas anuales para aparentar buena gestión municipal.

En su balance, Espinosa presentó un superávit en la liquidación presupuestaria del pasado 2013 de 49 millones de euros, si bien dichos datos, según ha podido saber La Voz del Sur Jerez, son ficticios, toda vez que contemplan como ingresos extraordinarios las peticiones de crédito con cargo al plan de pago a proveedores del ICO, que en cambio se destinan a pagar facturas pendientes de ejercicios anteriores (2012 principalmente). Esta operación, además, supone cambiar deuda comercial por bancaria con el consiguiente aumento del gasto financiero, disparado en los últimos años. 

"Los préstamos ICO suponen una entrada de ingresos en  el presupuesto de 2013,  ingresos que van destinados al pago de facturas de ejercicios anteriores y que, por tanto, no tiene reflejo en los gastos del presupuesto de 2013 y, obviamente, hacen que resulte superávit", explican expertos consultados por este medio. A lo que agregan: "La devolución de estos préstamos, como tenían carencia, tampoco se contabiliza en los gastos del presupuesto de 2013. Superávit, por tanto, ficticio porque dichos ingresos no es que sobren, es que se destinan a deudas de ejercicios cerrados que están contabilizadas en las cuentas de los ejercicios anteriores". "En contabilidad pública, el resultado presupuestario ha de ajustarse para que dé la imagen fiel de la ejecución real del presupuesto. En este caso, el ajuste es sumarle los gastos financiados con esos ingresos (las facturas pagadas de años anteriores) al resultado presupuestario. O lo que es lo mismo, restarle directamente esos ingresos", argumentan.

Independientemente de lo anterior, el gobierno municipal ha ocultado el dato más importante de las cuentas de las administraciones públicas en sus liquidaciones presupuestarias, como es el de la estabilidad presupuestaria. Un dato que el gobierno del PP en Jerez viene empeorando año tras año. Si en 2010 marcó un negativo de 40 millones y en 2011 fue de -50,3 millones de euros, ya en 2012 el desequilibrio presupuestario municipal superó unos números rojos de -54.129.996,55 millones de euros. Sobre el de 2013, Espinosa obvió pronunciarse en su reciente comparecencia pública.

Para la Unión Europea y, por tanto, para el Gobierno de Rajoy, el único dato verdaderamente importante que nos vigilan, ya que es el que refleja la situación real de una Administración Pública, es el del cumplimiento de la estabilidad presupuestaria, impuesta por la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y por el nuevo art. 135 de la Constitución. Los Ayuntamientos han de cerrar con equilibrio de estabilidad presupuestaria y si incumplen con esto, como viene haciendo el PP con los déficit de estabilidad presupuestaria que se han detallado, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad introdujo el art. 116 bis de la Ley 7/1985  obligando a elaborar un nuevo Plan de Ajuste con medidas concretas, entre ellas la eliminación de las Entidades Locales Autónomas. Este dato, por tanto, es clave y es el que debe dar a conocer el equipo popular cuanto antes, porque de haberse mantenido en 2013 déficit de estabilidad presupuestaria, la continuidad, entre otras cosas, de las antiguas pedanías estaría en juego.
Sea como fuere, los "churretes" no acaban aquí. Después de declararse a primeros de año "incapaz" de afrontar los vencimientos por los sucesivos créditos ICO que solicitó al Gobierno central, Pelayo ya tiene sobre la mesa una opción para flexibilizar dichos vencimientos, si bien el ministerio que dirige el popular Cristóbal Montoro exige nuevos sacrificios. "Se ha conseguido la ampliación de 20 años del plazo para poder devolver el crédito del ICO (unos 400 millones); pero es verdad que cuando hemos conocido el decreto que lo regula, establece la obligación de que antes del 15 de junio los ayuntamientos que se vayan a a acoger a la ampliación del ICO tenemos que realizar un ajuste por importe del 5% del presupuesto", dijo la dirigente popular en el pasado pleno, en declaraciones recogidas por Diario de Jerez. Está por ver finalmente si hay nuevos recortes en el Ayuntamiento o si esta misma semana venidera Pelayo logra un guiño por parte de Montoro. Hasta entonces, ni habrá Presupuesto municipal, ni tampoco habrás "más churretes". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído