En Jerez son malos tiempos para la lírica, que diría aquel. En concreto, para la Banda Municipal de Música, cuyos componentes llevan casi cuatro meses sin cobrar y sin saber con certeza cuándo se resolverá el problema, en lo que es un nuevo esperpento de la delegación de Turismo, Cultura y Fiestas. El pasado día 21, antes de comenzar su tradicional concierto de Navidad en la plaza de la Asunción, los tres miembros de la comisión de la banda, Lola Vega, David Barea y Manuel Gamboa, pedían perdón a su público ante la ausencia de las tradicionales actuaciones en la plaza del Banco desde octubre a esta parte, y comunicaban que todo se debía a la situación de incertidumbre por la que pasa la banda en los últimos meses.

En declaraciones a La Voz del Sur Jerez, Lola Vega explica que los componentes de la banda reciben, dependiendo de sus méritos, unas becas mensuales comprendidas entre los 360 y los 72 euros, según la categoría, y que ahora mismo no perciben debido a que “hay que regularlas”.

Según ha podido saber este medio, dicha regulación podría pasar por un examen a cada músico, que se realizaría presuntamente en el próximo mes de marzo, y en el que se tendrían en cuenta, entre otros factores, los años de antigüedad en la banda, estudios musicales e incluso pertenecer a otra banda. Así y todo, la mayor preocupación de los músicos, según Lola Vega, es la “lentitud” del proceso de regularización, lo que podría retrasar, mínimo hasta febrero, que la banda pudiera empezar a cobrar. Hay que señalar además que, si bien a estas becas no se las puede catalogar de sueldo, sí sirven de mucha ayuda para los componentes más jóvenes que prosiguen con sus estudios musicales, así como para aquellos que tienen que arreglar sus instrumentos “y así y todo, ni siquiera la beca A es suficiente en muchos casos”, afirma Vega.

A todo esto hay que añadir que algún miembro, debido a su situación de desempleo, veía en esta beca una ayuda fundamental para poder ir tirando cada mes. Vega explica que, a pesar de la situación, no han dejado de acudir a los actos municipales donde se les ha requerido, y señala igualmente que “tampoco contamos con un local de ensayo. Lo hacemos en la Sala Compañía, pero cuando hay cualquier acto allí tenemos que suspenderlo”.

Mal ambiente

Pero no acaban aquí los problemas en la banda municipal de música. Según ha podido saber este medio de fuentes de toda solvencia, el ambiente que se respira en la misma no es el mejor tras la salida de Francisco Orellana, ex director de la banda. Debido a que éste salió en el ERE municipal, al Ayuntamiento se le impidió convocar plaza pública de funcionario para cubrir este puesto, por lo que la designación del nuevo director, Luis Alfonso Román, ha creado polémica.

Así, mientras algunos hablan de que fue “recomendado” por el propio Orellana, otros hablan de “enchufe” y de haber sido designado “a dedo”. Esto provoca que se hable de “división” en la banda e incluso de “mal ambiente” durante algunos ensayos. Además, estas fuentes señalan que echan en falta “una mayor implicación” del director en el proceso de negociación que se está llevando con el Ayuntamiento, en concreto con Antonio Montero, responsable de la parcela de Promociones Culturales, y con otro alto cargo de la delegación de Cultura.

Así, indican que antes del concierto de Navidad “ni siquiera se puso junto a los miembros de la comisión” en el momento en que se explicaba la situación por la que pasa la banda. “Un director siempre tiene que dar la cara por sus músicos, y no la está dando”, lamentan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído