tortilla.jpg
tortilla.jpg

El SAS no descarta que la manipulación de las tortillas en los domicilios de los afectados pueda ser el origen de la intoxicación, ya que el negocio reúne las condiciones higiénicas.

El Servicio Andaluz de Salud estudia la intoxicación de dos familias por consumir unas tortillas de un asador de pollos de Jerez. El primero de los casos se produjo el pasado martes 24 de mayo cuando llegaron a Urgencias del hospital de Jerez seis personas de una misma familia con vómitos, activando el SAS el protocolo que regula estas situaciones. Entre otros aspectos, técnicos acudieron al establecimiento que los intoxicados les indicaron y procedieron a inspeccionar las instalaciones, tomar muestras de los alimentos y a los propios manipuladores de los alimentos para comprobar si padecían alguna enfermedad. 

El día 26, los miembros de otra familia acudieron a una clínica privada aquejados de los mismos síntomas que la primera. Dicha clínica puso en conocimiento del SAS la situación, que volvió a activar el protocolo. En esta ocasión, estas personas facilitaron a los técnicos un trozo de la presunta tortilla en mal estado para que procedieran a su análisis. Todavía no se conocen los resultados de esta prueba, aunque desde el Servicio Andaluz de Salud confirman que tanto las instalaciones de la pollería como los alimentos e ingredientes están en buenas condiciones, así como la salud de sus empleados. De esta manera no se descarta que la tortilla pudiera estar en buen estado y que fuera posteriormente la manipulación de la misma por parte de los clientes en sus respectivas casas la que provocara la intoxicación, de ahí a que no se haya procedido a la clausura del negocio.

En estos momentos, solo una persona permanece ingresada con gastroenteritis.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído