Concentración-Juan-Holgado-08.jpg
Concentración-Juan-Holgado-08.jpg

Un año más, y ya van diecinueve, se volvió a pedir justicia para Juan Holgado Castro, asesinado vilmente en la madrugada del 22 de noviembre del ya lejano 1995 en la gasolinera de la avenida Martín Ferrador. A un año para que se archive definitivamente el caso, parece poco probable que alguna vez se llegue a dilucidar quién o quiénes se ensañaron de aquella manera con aquel joven, ya que Policía y jueces hace años que desistieron de seguir investigando ante la falta de pruebas. Así que lo que le queda a Antonia Castro, madre de Juan, es seguir luchando. "Cada vez que me veis por la calle es por Juan, porque no se me quita del pensamiento y del corazón. Seguiré de pie hasta que se haga justicia, aunque prescriba. Hasta que me quede vida seguiré luchando", señalaba esta mañana visiblemente emocionada a la finalización de un corto pero emotivo acto llevado a cabo en la plaza del Arenal para conmemorar la triste efemérides.

Bajo una pancarta con la foto de Juan y en la que se pedía que no se archive el caso, amigos y vecinos de Jerez colocaban 19 claveles blancos y encendían velas en su honor. Santiago Casal, amigo de la familia, leía un manifiesto en el que recordaba que la justicia "le ha dado la espalda a una familia rota por el dolor", debido a "los errores en la investigación y en la instrucción del caso". Por eso, "lo que pedimos sus familiares y amigos es que se retome el caso, que no se permita que prescriba. Hay indicios, pruebas y testimonios contundentes y aún estamos a tiempo de seguir investigando y realizando averiguaciones que contribuyan a sentar en el banquillo de los acusados a los verdaderos responsables del asesinato de Juan Holgado Castro y que este crimen tan cruel no quede impune". Tras estas palabras se escucharon los aplausos del medio centenar de personas allí presentes, entre amigos, familiares, vecinos de Jerez y representantes de partidos políticos que quisieron arropar a Antonia, que siguió teniendo fuerzas para decir que "jamás quisiera que a nadie le ocurra lo que a nosotros nos ocurrió. Me acuesto y me levanto pensando en él y aún sigo recordando la noche en que cogió su termo de café y me dijo 'hasta mañana, mamá', para no volverlo a ver".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído