La Policía Local ha realizado 150 detenciones a conductores por vulnerar el límite permitido de alcohol en sangre compatible con la conducción durante el último año, lo que supone un 8% menos que el número de detenidos registrado en este sentido en 2013. Según ha informado el Ayuntamiento, en el informe estadístico policial figuran 150 detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol (artículo 379 del Código Penal) durante 2014 frente a los 163 detenidos del año anterior. Destaca, dentro de la tipología establecida a partir de la detención por alcoholemia (tipificada en el artículo 379.2 del Código Penal), que se produjeron 5 detenciones a lo largo de 2014 por 'alcoholemia más carencia de permiso de conducir' frente a laos 10 casos registrados en 2013, lo que supone un descenso del 50% en este perfil. De igual modo hubo 10 detenciones por 'alcoholemia más negativa a someterse a la prueba de detección alcóholica' en 2014 por 2 en 2013. En ambos ejercicios no se produjo ninguna detención por 'alcoholemia y conducción temeraria'.

La labor preventiva de la Policía Local

El segundo teniente de alcalde y delegado de Personal y Seguridad, Javier Durá, ha explicado que “es una buena noticia el descenso de los detenidos por alcoholemia porque denota una mayor concienciación ciudadana ante una mala práctica al volante que pone en evidente riesgo la vida tanto del que conduce en estado ebrio como de los demás conductores e incluso peatones y, al mismo tiempo, estos datos validan los controles aleatorios de alcoholemia que está realizando la Policía Local, que son los mismos en un año y en otro comparado, y el trabajo preventivo de los agentes en este sentido”.

Controles voluntarios en el 'botellódromo'

El gobierno local también ha recordado las medidas adoptadas en cuanto a la prevención de la alcoholemia en el botellódromo ya que la Policía Local realiza controles voluntarios de alcoholemia a los jóvenes que, antes de tomar el coche, deseen comprobar si su estado les permite conducir. “Este test determina si son aptos o no para conducir y viene a reivindicar la figura del conductor alternativo que ha sido objeto de distintas campañas contra la alcoholemia”, ha resumido el delegado. El Reglamento General de Circulación no permite la conducción de vehículos si la tasa de alcoholemia es superior a los 0,5 gramos por litro en sangre (o 0,25 mg/L de aire espirado); con la excepción de conductores con menos de 2 años de carné o los profesionales, en los que la cifra es de 0,3 g/L de alcohol en sangre, que equivale a 0,15 mg/L en aire. Por encima de las citadas cifras, se aplican las sanciones correspondientes en el llamado “carné por puntos”, que prevé la retirada de 4 puntos o 6 puntos si superan el doble del valor límite, o incluso, penas de cárcel.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído