Debate sobre el aborto: "Es necesaria una ley que ampare la maternidad"

Pro-aborto-vs-anti-aborto-04
Pro-aborto-vs-anti-aborto-04

Días después de la polémica decisión del Gobierno de dar carpetazo al anteproyecto de reforma de la ley del aborto, y de la decisión del ya exministro Gallardón de renunciar a la cartera de Justicia y a su vida política, La Voz del Sur Jerez reúne en el castizo barrio de San Miguel, en el tabanco Cruz Vieja, a tres mujeres con diferentes y también semejantes maneras de entender el aborto, su actual legislación, y el derecho a decidir de las mujeres. Son, de un lado, Begoña Huerta, presidenta de Red Madre en Cádiz, asociación nacional que se dedica a prestar asesoramiento y ayuda a mujeres con problemas durante sus embarazos no previstos. Y de otro, Juana Cla y Pepi Roldán, de la plataforma Derecho a decidir, organización que nació el pasado mes de abril en Jerez para defender la actual ley del aborto y mostrar su rechazo a la reforma que pretendía el PP, así como para luchar por el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Como todo debate, las preguntas iniciales acaban desembocando en otros temas, aunque eso sí, siempre en torno al aborto. He aquí lo más destacado de 40 minutos de encuentro.

Para hablar del aborto y de la reforma que pretendía el PP, primero me gustaría conocer vuestra opinión sobre la actual ley. ¿Qué os parece?

Juana Cla: La actual ley del aborto es una ley de plazos en la que se asegura sobre todo que la persona que necesita abortar tiene unas garantías jurídicas y sanitarias que la cubran. Es la ley más parecida a la de los países europeos que nos rodean y me parece que es una ley que garantiza fundamentalmente que las mujeres decidan.

Begoña Huerta: Con la ley actual, las mujeres se encuentran con que no tienen opción, se ven abocadas a abortar. Yo te hablo desde la experiencia en Red Madre, de muchas mujeres que, sin querer hacerlo, se habían planteado abortar presionadas por las familias, por el entorno, por la situación económica.

Juana Cla: ¿Que no tienen opción?

Begoña Huerta: Mira, teníamos a una chica de 19 años de una localidad de la provincia. Nos decía que estaba embarazada y que su madre la obligaba a abortar y que ella no quería. Ella pensaba que podía sacar adelante a su hijo y nosotros dijimos que la ayudábamos si eso era lo que quería. La madre le decía que le daba de plazo para abortar hasta un viernes, que si no, le ponía las maletas en la puerta. Entonces le buscamos una familia de acogida y un trabajo para que pudiera estar viviendo con dignidad. Y se lo comunicamos a la madre, porque ella lo que quería era el visto bueno de su madre y no perder el contacto con ella. La madre se puso echa una furia amenazándome. El caso es que al final, cuando vio que la hija tenía una alternativa y la iba a coger, acabó diciéndonos que si no abortaba ella se suicidaba. O sea, ella tuvo que elegir entre la vida de su madre o la de su hija. ¿Por qué? Porque el Estado, la Junta y el Ayuntamiento no le prestaba apoyo ni tranquilidad a esa chica que al final dependía de una asociación privada. Como ése tengo muchos más casos. Mujeres presionadas por sus parejas, por el entorno, y ellas te dicen que si las ayudamos, ellas siguen para adelante.

Juana Cla (izquierda), y Begoña Huerta, en un momento del debate. Foto: Pablo Uriel

Pepi Roldán: Pero eso no tiene que ver con la ley, es el entorno el que se lo está pidiendo. Lo que necesitamos es el derecho de decisión de esa persona.

Begoña Huerta: Sí, por supuesto, nosotros apoyamos a la mujer decida lo que decida, pero el entorno hace eso porque la ley las tiene desamparadas, porque las ven que no tienen ayudas, ni recursos. Tiene que haber una ley que apoye a la maternidad.

Juana Cla: Eso es fundamental, una ley que apoye a la maternidad, pero que no quite la ley del aborto.

Begoña Huerta: Muchas mujeres que han abortado vienen destrozadas. Y nos estamos encontrando que al final el aborto va a ser el que acabe con el aborto. Muchas mujeres nos dicen que habían decidido abortar, pero por los consejos de amigas que han abortado y que les han dicho que no pasen por eso, se han echado para atrás. Y mujeres que han tenido un aborto no quieren que vuelva a pasarles.

Juana Cla: Pero no se puede valorar la ley por casos puntuales. Tú estás diciendo que tú la ayudas decida lo que decida. ¿Y si no hubiera una ley que amparara que tuviera un aborto con garantías sanitarias y jurídicas? ¿Cómo la apoyarías? ¿Acompañándola a Portugal? ¿Qué supones? ¿Que esa persona no iba a abortar?

Begoña Huerta: Tiene que haber una ley que legisle el aborto, por supuesto. Pero claro, el contenido de la ley lo vemos distinto. Que haya una ley que legisle el aborto siempre y cuando haya previamente una que apoye la maternidad, que las mujeres no se vean abocadas a abortar. Somos más de 40 asociaciones a nivel nacional ayudando a las mujeres y está comprobado que de las mujeres que van a abortar, más del 90% lo hacen en contra de sus ideas.

Juana Cla: Yo no voy a entrar en esas cosas. A mí me parece una labor encomiable que vosotras tengáis una asociación para ayudar a mujeres embarazadas. Pero hablamos de una ley que, además, garantiza una seguridad jurídica y sanitaria en una persona que toma una decisión muy dolorosa, pero esa mujer tiene que tener esas garantías que la tiene con esta ley. Además, esta ley tiene una cosa que se llama ley de salud sexual y reproductiva, porque nos estamos olvidando que con esta ley tenemos también la otra parte, que es la de educación sexual. Y la educación sexual hace que se utilicen los anticonceptivos de la manera que se tienen que utilizar para no tener que recurrir al aborto.

Begoña Huerta: ¿De verdad que lo hace, Juana? Si precisamente ahora ha subido el número de abortos...

Juana Cla: Perdona, pero no. Demuéstramelo, porque yo sí que te puedo demostrar que no ha subido el número de abortos, porque trabajo en Sanidad y manejo estadísticas. No ha subido para nada el número de abortos. Es más, ha bajado. Y en cuanto al porcentaje famoso que habla de niñas de 16 y 17 años, que lo utiliza el PP para intentar tocar la ley por ahí, un 87% de estas niñas que no llevan la autorización de sus padres suelen ser niñas con problemas de familias desestructuradas. Y ellas, a través de los servicios sociales, les dicen que sus familias y sus padres no están en condiciones de decirles sí o no a algo que han decidido. Además, normalmente esas niñas, y te hablo de la experiencia de una compañera trabajadora social de un barrio bastante marginal de Jerez, tienen una madurez que da hasta miedo.

Begoña Huerta: Tienen tanta madurez que precisamente por eso se han quedado embarazadas…

Juana Cla: Precisamente se han quedado embarazadas por no utilizar en condiciones los métodos anticonceptivos.

Begoña Huerta: Entonces no tienen una madurez tremenda, porque una persona madura sabe mantener unas relaciones.

Juana Cla: Pero hay personas maduras que se quedan embarazadas sin querer porque fallan los métodos anticonceptivos, que también fallan. Pero que haya aumentado el número de abortos eso sí que no es cierto. Además es que esta ley está funcionando desde 2010 y no da ningún tipo de problemas.

Al final el aborto va a ser el que acabe con el aborto. Muchas mujeres nos dicen que habían decidido abortar, pero por los consejos de amigas que han abortado y que les han dicho que no pasen por eso, se han echado para atrás"

Begoña Huerta: ¿Y la anterior daba problemas?

Juana Cla: La anterior tenía una serie de connotaciones en las que la mujer no podía decidir por ella misma.

Begoña Huerta: ¿Por qué?

Juana Cla: Porque la mujer tenía que ponerse en manos de un médico que le dijera que esa situación de embarazo le iba a provocar un problema psicológico. Perdona, problema psicológico no, es una decisión mía.

Begoña Huerta: ¿Pero había psicólogos que la devaluaran? Se han recaudado cajas y cajas de informes psicológicos todos exactamente iguales. No había psicólogos. O sea, el psicólogo firmaba y no ha habido una sola mujer en España con la ley anterior que hubiera querido abortar y no haya abortado. Ni una.

Juana Cla: Yo creo que la ley que tenemos actualmente es mejor que la anterior.

Begoña Huerta: A efectos prácticos no es real y no ha valido para nada a las mujeres. A los centros abortistas sí les ha valido. ¿Por qué? Porque la Guardia Civil ya estaba detrás de ellos, ya les habían pillado todos los informes iguales y los iban a empapelar. Entonces, con esta nueva ley, los centros abortistas pueden seguir practicando abortos tranquilamente y ya no les puede perseguir la Guardia Civil. Porque ya no están cometiendo fraude de ley.

Juana Cla: Pero estamos hablando de centros, de clínicas con todas las garantías.

Begoña Huerta: Sí, sí, de todo lo que tú quieras...

De izquierda a derecha, Juana Cla, Begoña Huerta y Pepi Roldán, durante el debate. Foto: Pablo Uriel

¿Una violación o una enfermedad del futuro niño o niña justifica el aborto?

Juana Cla: Nosotros optamos por el derecho a decidir de la mujer. A lo mejor, mujeres que por su convicción religiosa son víctimas de una violación, no tienen por qué recurrir al aborto. A mí me parece genial. Pero nosotros lo que estamos es por el derecho a decidir de la mujer, porque consideramos que es madura y autónoma tenga la edad que tenga, si es mayor de edad mejor, pero que decida en cada momento lo que quiera hacer con su vida. Porque si una ley me va a permitir una serie de cosas sí y otras no, a mí me está tutelando, me está quitando mi autonomía personal, y consideramos que no tiene que ser así.

Begoña Huerta: Yo también estoy por el derecho a decidir, pero porque la ley se haga para que puedan decidir, para que realmente tengan alternativas que ahora no tienen. Respecto a la pregunta en concreto, respecto a temas de violación, los casos que yo conozco tras una violación, si ves testimonio de mujeres que han engendrado un hijo por una violación, te dicen que no se olvida, se acuerdan todos los días de su vida. Y abortar un hijo de una violación es añadir un trauma a otro trauma. Está comprobado y estudiado que, desde el momento que sabe que está embarazada, ella no piensa en cigoto, embrión… Ella piensa en su hijo. Y cuando va a abortar es muy consciente de que entran dos y que sólo sale uno. Y después viene el síndrome post aborto. ¿Cómo se supera? La parte psicológica implica un proceso de duelo. Implica ponerle sexo, un nombre, llorarle, darle el pésame, porque han perdido un hijo, pero ojo, que esto también pasa con los abortos naturales. Porque es que la mujer pierde a un hijo, y eso es muy duro de superar, y luego se sienten culpables, piensan que por qué no lucharon, y se acuerdan toda la vida, y está demostrado. Y muchas veces hablas con las que tienen sentimiento de culpa y te das cuenta de que ellas no tienen la culpa, sino que iban obligadas. Tuvimos a otra chica con 16 años, obligada a abortar por su madre. Y le dijo al psicólogo que no quería abortar, que la sacara de allí. Eso es abortar. Le hemos dicho por activa y por pasiva que la vamos a ayudar y nos ha dicho que se merece todos y cada uno de los minutos de su sufrimiento por no haber sido capaz de pelear por su hijo.

Pepi Roldán: Vale, pero entonces su derecho a decidir fue ese.

Begoña Huerta: Pero no lo tuvo.  Si la ley la hubiera amparado y hubiera una ley que amparara la maternidad…

Juana Cla: Pero es que no tiene por qué haber una ley que ampare la maternidad y que prohíba el aborto. Puede haber perfectamente la ley del aborto, la ley de plazos que tenemos, y una ley que potencie y amplíe los plazos de excedencia por maternidad, que amplíe las ayudas familiares para que una madre no tenga que volver a trabajar pronto… Yo quiero que haya una ley que ampare a la natalidad, y que cada vez la mujer tenga más ayudas si quiere tener hijos, y si no quiere, que haya una ley que le garantice jurídica y sanitariamente que no va a tener ningún problema.

Begoña Huerta: El problema es que ahora mismo sólo existe esta ley, y la otra no. Y al no existir la otra se ven obligadas a abortar. Y hoy en día, Juana, el problema es que al no haber un apoyo a la maternidad no existe la opción de no abortar, y al no existir esa opción, el aborto es obligatorio.

Juana Cla: Siempre existe la opción de no abortar, porque es la mujer la que decide. Yo te puedo contar el caso de una compañera que se le detecta al quinto mes de gestación que tiene un hijo síndrome de Down, y se le da la posibilidad de abortar y ella dijo que no, y ha tenido para adelante a su hijo sin ningún tipo de problemas.

Begoña Huerta: Pero porque tendría apoyos familiares. Ahora ponte en el caso de una familia desestructurada.

Juana Cla: Pues probablemente la chica decida que no o que sí.

Begoña Huerta: Pero ella no tendrá la misma libertad que tu compañera.

Juana Cla: Pero que lo que decida tenga una ley que la ampare.

Ha habido muchísimos movimientos de mujeres en toda España que se han levantado y han dicho que no van a decidir por ellas ni Gallardón, ni una ley nueva, ni nadie"

Begoña Huerta: Sí, pero que para decidir necesita alternativas, y es lo que no sé por qué no veis. Y yo te puedo presentar a mujeres que han sido obligadas a abortar. Cuando hay alternativas no hay opción.

Juana Cla: Pero lo que me estás diciendo no tiene nada que ver con que haya una ley que garantice que la mujer que quiera, pueda hacerlo.

Begoña Huerta: ¿Y no os parece alarmante que haya mujeres que no encuentren alternativas y que vayan a abortar porque piensan que no tienen otra opción?

Juana Cla: A mí me parece alarmante que haya una ley que intente decidir por mí, que haya una persona que se considere con el derecho de quitarme a mí el poder de decidir sobre mi cuerpo y sobre mi vida. Y no entro en que esté de acuerdo que haya una ley que favorezca a la natalidad.

Begoña Huerta: Pero es que las mujeres que están en una situación de exclusión social, que no tienen medios, se ven obligadas…

Juana Cla: Tienen el derecho a decidir…

Begoña Huerta: Tienen derecho a decidir, claro que sí, pero tienen que tener también derecho a poder tenerlo, y no pueden decidirlo, porque no tienen medios y no se les da.

Juana Cla: Pero vosotras estáis para ayudarlas en este caso.

Begoña Huerta: ¡Pero nosotros somos una entidad privada! ¡Ahí tendría que estar detrás el Gobierno y la Junta, igual que están para el aborto que ayuden a las mujeres!

Juana Cla: Si vosotras proponéis una ley de apoyo a la maternidad, la plataforma Derecho a decidir os apoya totalmente.

Begoña Huerta: Peso si es que la propusimos. La primera Iniciativa Legislativa Popular que se propuso en Andalucía, 98.000 firmas, de todos los colores y religiones, de apoyo a la maternidad, y se rieron en nuestra cara. Y yo me reuní previamente con todos los partidos políticos. Izquierda Unida me dijo que iba a votar que sí porque era un hecho histórico que el pueblo andaluz pidiera una ley. Al día siguiente pactó con el PSOE y votaron que no. Es que ni le abrieron la puerta para debatirla. Cuando la Junta nos hizo el corte de mangas, tuvimos que montar Red Madre.

¿Qué os parece la postura que finalmente ha tomado el Gobierno y la decisión del ya exministro Gallardón de dimitir?

Begoña Huerta: Hombre, Gallardón por lo menos ha sido coherente con sus principios. Una persona que promete, propone y lleva casi al final una ley, si la quitan de en medio es que debe dimitir aunque sea por vergüenza torera. Lo que pasa es que como en España no dimite nadie esto nos parece raro. Y respecto a retirar la ley, yo la tenía que defender, porque es que defiende la maternidad. Y aparte también traía el supuesto, que era el mismo que la ley anterior, y que no iba a evitar que ninguna mujer pudiera abortar.

Juana Cla: Bueno, perdona, que la decisión de una mujer tenga que ver con su estado mental, sea de una manera o de otra me parece muy fuerte. Que yo defiendo la que tenemos, no la anterior. La que tenemos es una ley de plazos, que me parece coherente, que da una garantía jurídica y sanitaria a la mujer que decide hacerlo. La mujer que no decide hacerlo no tiene ningún problema, acude a los servicios sociales y a redes como la que tú trabajas.

Begoña Huerta: Tú sabes lo que te dicen desde asuntos sociales en localidades de toda la provincia. ¿Y tú, con la situación que tienes, no has decidido abortar?

Juana Cla: Lo que me parece es que la profesional no tiene por qué hacerlo. Yo lo que me refiero es que la ley no tiene por qué ser bonificada, nos parece que es una ley de plazos que se asemeja a las de Europa. Y que la ley la hayan retirado momentáneamente creo que es algo electoralista totalmente, que el PP ha valorado el tema de los votos, me parece vergonzoso, pero tanto ésta como la decisión de ponerla en su programa electoral para captar votos. Y además pienso que no se queda la cosa aquí, que no nos vamos a relajar ni muchísimo menos las mujeres, porque precisamente se quiere atacar la ley actual a través del Constitucional.

Begoña Huerta: Pero pedid garantías para la maternidad...

Juana Cla: Yo apuesto en mi vida diaria por una política de izquierdas donde los servicios públicos se encarguen de eso, de que las personas necesitadas tengan cubiertas sus necesidades de maternidad, de autonomía, de enseñanza… Yo soy una persona que quiero que los servicios públicos estén para favorecer a los desfavorecidos y que la mujer pueda decidir. Y que la ley que tenemos es la menos mala.

Juana y Begoña, en otro momento del debate en el tabanco Cruz Vieja. Foto: Pablo Uriel

¿Qué les diríais a aquellos que piensan que abortar es un delito, que se está acabando con la vida de un ser humano?

Begoña Huerta: Me parece que es de ignorantes. Yo creo que se equivocan, porque es la mujer la que sufre, y da igual el tamaño del bebé. Desde el momento de la concepción la mujer se siente destrozada, y decida lo que decida, ayudarla.

Pepi Roldán: Si un niño no va a ser querido es mejor que no nazca, antes de ser un desgraciado toda su vida.

Juana Cla: Yo, desde mi experiencia profesional como sanitaria, te digo que la mujer que decide abortar, lo hace. Si tiene la ley que la ampara, lo hará bien, y si la ley no la ampara, lo hará mal, y en malas condiciones, pero lo hace. Una mujer cuando toma esa decisión tan dolorosa te aseguro que la diferencia es que la ley la ampare o lo haga de manera clandestina.

Begoña Huerta: ¿A las mujeres se les explica lo que les van a hacer cuando van a entrar a abortar?

Juana Cla: Como cuando se van a sacar una muela.

Begoña Huerta: Mentira. ¿Te traigo mujeres que han abortado?

Juana Cla: Begoña, dile a esas mujeres que denuncien.

Begoña Huerta: Pero si eso está denunciado en redes sociales…

Juana Cla: No, en redes sociales no, en el juzgado.

Begoña Huerta: ¡Y en el juzgado también, y le han dado carpetazo!

Para finalizar. ¿Se ha politizado demasiado el tema del aborto, entre la izquierda y la derecha?

Juana Cla: Mi opinión personal es que una ley que no está dando ningún tipo de problema, que se asemeja mucho a la de los países europeos de nuestro entorno, resulta que, a través de un programa electoral para conseguir votos, un partido dice que la va a reformar para contentar a una parte de la población con una ideología determinada, y además se le ha vuelto en contra cuando ha visto que incluso en sus propias filas había algunos que no estaban totalmente de acuerdo. Es más, está disminuyéndose el número de abortos, y las estadísticas están ahí. Con lo cual, no han podido sacarla adelante pero porque también ha habido muchísimos movimientos de mujeres en toda España que se han levantado y han dicho que no van a decidir por ellas ni Gallardón, ni una ley nueva, ni nadie. Que el derecho de la mujer se va a pelear y en eso estamos, peleando.

Begoña Huerta: Completamente, se ha politizado. No han escuchado a una sola mujer que haya pasado por un aborto para hacer la ley, no apoyan la maternidad, no son conscientes de que a diario hay mujeres que se ven obligadas a abortar, con lo cual el aborto es obligatorio con la legislación actual, no les dan apoyo a la maternidad, y al no darles esa opción convierten en obligatorio el aborto.

El debate finaliza con cordialidad, como no podía ser de otra manera, y con la idea clara de que se echa en falta una ley de maternidad que ampare y ofrezca más ayuda a aquellas mujeres que decidan tener un hijo. Sólo falta por ver si los partidos toman el guante e incluyan en sus programas electorales un proyecto de ley en este sentido de cara a las próximas elecciones.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído