Cultura cancela el primer Viernes Flamenco dos horas antes: "No se entiende, se probó sonido por la mañana"

El Ayuntamiento culpa a un punto de la nueva normativa autonómica sobre la celebración de espectáculos públicos que impide alcanzar los decibelios que exige un concierto o espectáculo al uso

Cartel del primer Viernes Flamenco que marca el aplazamiento por problemas técnicos.
Cartel del primer Viernes Flamenco que marca el aplazamiento por problemas técnicos.

"Aviso importante", anunciaba el Ayuntamiento de Jerez, a través de Fundarte, solo dos horas antes de comenzar el primero de los Viernes Flamenco de este verano: Morao & Parrilla, guitarras de Jerez era aplazado al próximo 13 de agosto por problemas técnicos insalvables.

"Problemas técnicos de última hora impiden que se lleve a cabo como estaba previsto. Las localidades adquiridas para este viernes serán válidas para la nueva fecha; no obstante, aquellos que quieran devolverlas, podrán hacerlo a partir del martes 6 de julio. Lamentamos los inconvenientes ocasionados", añadía un post publicado en la cuenta de Facebook de Flamenco de Jerez, la que usa la Delegación de Cultura para canalizar en redes sus noticias.

Los comentarios a raíz de la insólita suspensión no pararon de reproducirse por los teléfonos móviles. Un espectáculo puede por alguna circunstancia cancelarse, aplazarse por alguna indisposición de última hora, pero ¿dos horas antes? ¿por una cuestión técnica que debía haberse previsto con la suficiente antelación? "No es normal, no tíene sentido con todo montado, la prueba de sonido hecha en la misma mañana, y dos horas antes se aplaza", aseguran fuentes próximas al evento a lavozdelsur.es.

Del Alcázar a La Atalaya

Del Cine Astoria, los Viernes Flamenco, uno de los actos culturales más longevos del panorama cultural jerezano en temporada veraniega pasaron al Patio de San Fernando del Alcázar de Jerez, donde ya en el primer año de Francisco Camas como delegado de Cultura hubo problemas a cuenta de la contratación pública del ambigú para este recinto. En esta ocasión, Cultura había decidido trasladar el escenario de sus espectáculos de este verano a los jardines de La Atalaya, rodeados prácticamente de zonas residencialles. Por ahora, ante la imposibilidad de no poder rebajar los decibelios y garantizar el descanso de los vecinos, no podrán celebrarse.

"En la última modificación de la normativa ley 14/2020 con medidas sobre el covid se modifica la normativa sobre ruido en el artículo 48, que establece que estos espectáculos públicos al aire libre, o en cualquier otro recinto, y que cuentan con amplificadores de sonido, deben contar con un limitador de sonido y no superar los 85 decibelios", ha explicado a este periódico José Antonio Díaz, delegado de Urbanismo. ¿Qué ocurre? Lo explica: "Ocurre que todas las actividades de conciertos y demás están en torno a 115 dB, por lo que es imposible que un artista cante por debajo de esos niveles, eso impide ofrecer el nivel de calidad que merece el público. El único que resquicio que deja ese artículo es saltarse la ley y eso no se va a hacer obviamente".

"El Tío Pepe Festival se iba a hacer en la plaza de toros y finalmente lo hará en su bodega porque tampoco se garantizaban los objetivos de calidad acústica sin exceder los niveles de sonido. Esta modificación se ha establecido recientemente y cuando se empezaron a buscar soluciones", ha explicado el delegado de Urbanismo y Sostenibilidad, de quien depende este tipo de decisiones técnicas. "Se ha elaborado un informe remarcando que no se dan las condiciones, en Cultura estaban buscando un limitador, pero no hay en el mercado, no hay limitador que baje los decibelios y garantice un buen espectáculo. La Junta debe cambiar, al menos de manera temporal, este artículo de la normativa porque nadie lo va a poder cumplir", ha aseverado.

Y ha añadido: "Esto sienta un precedente muy importante porque cualquier espectáculo al aire libre que conlleve esta exigencia insalvable no se puede celebrar. Para no superar los 85 decibelios tienes que tener un limitador o amortiguar los decibelios porque estás en interior y hay elementos acústicos que amortiguan. Este informe genera un precedente muy importante y deja en evidencia que la nueva normativa autonómica prácticamente impide hacer espectáculos al aire libre".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído