ayunta.jpg
ayunta.jpg

Asegura que estudiará emprender acciones legales por la falta de voluntad negociadora de la responsable política de Recursos, Laura Álvarez.

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Jerez se negó a participar en la reunión de la Mesa General de Negociación conjunta de comienzos de semana por considerar que el gobierno local había citado a los sindicatos para aprobar sus propias propuestas, "sin mostrar en ningún momento verdadero interés por negociar con los representantes de la plantilla municipal". Para este sindicato, han asegurado en una nota de prensa, la reunión no era más que un “chantaje” del ejecutivo socialista y "personificado en la delegada de Recursos Humanos, Laura Álvarez". 

En esta Mesa, según la central sindical, "donde se pretendía aprobar el aumento de la jornada laboral, los nuevos cuadros horarios para el 2017 y la bajada de salarios general de los trabajadores, hicimos alusión a la falta de documentación para poder estudiar todos los aspectos propuestos, y a la falta de voluntad negociadora por parte del gobierno para tratar la jornada semanal". Hay que recordar, han advertido, de que en otras administraciones como la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento de Madrid han existido sendos procesos negociadores para su implantación.

Además, CSIF lamenta que el gobierno local quisiera aprobar todos los cuadros horarios "de un plumazo, cuando siempre se han aprobado uno por uno, dadas las peculiaridades de cada uno de ellos". Igualmente, esta sección sindical ha considerado que el equipo de la alcaldesa, Mamen Sánchez, "no da su brazo a torcer en las rebajas salariales, máxime cuando se quiere favorecer a determinados colectivos afines al gobierno". "La delegada de Recursos se negó en rotundo a negociar cada cuadro horario, escapándosele en repetidas ocasiones la frase aquí venimos a aprobar, sin hacer nunca alusión a la palabra negociar, como consta en el acta y en la grabación de la reunión".

Por tanto, este sindicato, "al no ver ningún atisbo de la delegada para entablar una verdadera negociación, no tuvo otra opción que la de marcharse, para no participar en este acto pernicioso para la plantilla municipal". En última instancia, la sección sindical de CSIF entiende que “no se puede dar un cheque en blanco para perjudicar a los trabajadores municipales”. Del mismo modo, ha asegurado que "serán otros sindicatos los que tendrán que dar explicaciones a los trabajadores, por su actitud complaciente con el gobierno a la hora de aprobar sus propuestas. CSIF seguirá haciendo su trabajo de defensa de los intereses generales de los trabajadores, y estudiará todas las acciones legales posibles para que este gobierno responda de su falta de voluntad negociadora".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído