Con un techo, pero sin muebles ni alimentos: "Todo lo que nos puedan donar, bienvenido sea"

nuria_san_juan_de_dios-1.jpg
nuria_san_juan_de_dios-1.jpg

Una joven jerezana, parada, sin recursos y con una hija de cinco años, pide ayuda para poder vivir decentemente en un piso de San Juan de Dios que está sin amueblar.

Tras varias semanas buscando un techo donde vivir, a Nuria Lamparero, 27 años, acaban de darle las llaves de su nuevo piso en la barriada de San Juan de Dios. Sin embargo, sigue teniendo un problema. No sabe si estos días tendrá al menos un colchón donde dormir junto a su hija, de cinco. Es el caso de esta joven jerezana, parada desde hace más de un año y que actualmente solo cobra un salario social de 300 euros que pide ayuda para amueblar su nueva vivienda, que se encuentra totalmente vacía.

Después de una breve estancia en Ciudad Real, donde marchó en busca de empleo, aunque sin demasiada suerte, regresó a su tierra, donde volvió a buscar trabajo “de lo que fuera”, ella que ha sido transportista, camarera o limpiadora. Por diversos problemas, recientemente se vio en la calle, con su hija, un perro y cuatro gatos. “La asistenta social me dio dos opciones. O irme al albergue municipal, donde no podía entrar mi hija al ser menor de edad, o pegarle una puerta a una casa y entrar de okupa. Intenté esto último pero un vecino quiso pegarme. No comprendía que no era por gusto, sino por necesidad”.

Nuria, que en enero verá como se le acaba la prestación que actualmente cobra, afirma que no tiene ahorros. Los 300 euros que actualmente ingresa le ayudarán para pagar el alquiler de 150 euros de su nuevo hogar, pero “poco más”, recordando que tiene que alimentar a una hija. Su pareja, de 43 años, señala que tampoco tiene medios económicos porque “antes de estar conmigo consumió las prestaciones”.

La joven sabe que ha llegado el frío, y que al alquiler sumará los gastos de luz y el agua, lo que reducirán todavía más sus raquíticos ingresos. Por eso pide ayuda a cualquiera que le pueda echar una mano, donándole cualquier mueble o electrodoméstico que tenga pensado tirar o que no use, al igual que productos de limpieza y comida. “No puedo comprar nada y la prestación se me acaba en enero. La asistenta social me ha dicho que lleve mi contrato de alquiler, a ver si así puedo tener otro tipo de ayuda, pero no es seguro. Todo lo que nos puedan donar, bienvenido sea", relata.

Si quieres echarle una mano a Nuria, puedes ponerte en contacto con ella a través del teléfono 655 357 774. 

Sobre el autor:

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído