Bienestar Social ya solo da dinero en metálico para familias necesitadas en lugar del cheque-alimento

Rueda_de_prensa_Isabel_Paredes.jpg
Rueda_de_prensa_Isabel_Paredes.jpg

Bienestar Social está colapsada. Casi literalmente. Los asistentes y técnicos municipales están desbordados ante un aumento brutal de solicitudes de ayuda de jerezanos y jerezanas que necesitan cubrir sus necesidades más básicas. Según ha podido saber La Voz del Sur Jerez, no es solo que la recuperación económica ni está, ni se le espera en el municipio. El efecto llamada se ha despertado al saberse que el Ayuntamiento ha decidido suprimir los conocidos como cheques-alimento (que se gestionaban a través de Carrefour) y ahora ha pasado a dar exclusivamente dinero en metálico para abastecer de alimento a las familias más necesitadas de la ciudad. Esto ha sentado como una bomba al departamento municipal, ya de por sí irritado con el ingente dispendio en alumbrado navideño que piensa acometer el gobierno local para decorar el centro y hasta las barriadas rurales -en muchas de las cuales hay serio déficit de alumbrado público-.

"Hay cabreo en la delegación de Bienestar Social al solo dar ya talones de dinero en metálico para las familias más necesitadas", confirman fuentes municipales consultadas por este medio. Al más puro estilo limosnero y sin control sobre en qué se emplea ese dinero público, algo totalmente contrario a unas políticas sociales avanzadas, "el aumento de solicitudes de talones para alimentación es tremendo", aseguran. Este mismo año el Ayuntamiento de Vitoria, también en manos del PP, suprimió entregar dinero en metálico a las familias desfavorecidas. "Tenemos que prestigiar los servicios sociales y la gestión que se hace del dinero público. Desde el Ayuntamiento ponemos todos los medios a nuestro alcance para garantizar que a todas aquellas personas que tengan unas necesidades sociales lleguen a estas prestaciones y expulsar todos aquellos que se aprovechan del sistema y están perjudicando a otras personas que realmente lo necesitan", aseguraba la concejala de Bienestar Social de esta ciudad del País Vasco cuando hacía pública esta decisión en febrero pasado.

El Ayuntamiento de Jerez, en cambio, ha optado por un sistema de ayudas exclusivas en metálico en lugar de los tradicionales cheques-alimento de Carrefour. En una reciente junta de gobierno local, celebrada el pasado 31 de octubre, libró un total de 225.000 euros derivados de 'pago de ayudas sociales para la atención de necesidades básicas 7º autorización gasto ejercicio'. Hace unos días, el Banco de Alimentos hacía público que atiende en la actualidad a unas 8.000 familias de la ciudad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído