La empresa apunta que las sanciones se impusieron durante la realización de la ruta de lectura de contadores "sin que responda a criterios preestablecidos" y que el importe "no se establece en función del criterio de Aquajerez", sino del Reglamento de Suministro Domiciliario de Agua.

Las sanciones impuestas por Aquajerez, la filial de la multinacional Aqualia que gestiona el ciclo integral del agua en la ciudad, han levantado revuelo entre los habitantes de Torrecera, donde los vecinos aseguran que ha tomado "represalias" contra ellos por ser una de las pedanías que han decidido gestionar su agua públicamente. La retirada de contadores realizadas el pasado mes de diciembre por encontrar "indicios de fraude" y las multas recibidas por muchos vecinos (de entre 2.000 y 3.000 euros) ha hecho que el alcalde pedáneo, Manuel Bertolet, realizara una reunión para informarles de las consecuencias de esta sanción para tranquilizarlos.

Miembros de la Coordinadora del Agua aseguraron a los presentes que hay precedentes de varios juicios por fraude y todos los han ganado los vecinos. La empresa niega tal persecución. Fuentes de Aquajerez aseguran que "las actuaciones de las empresas suministradoras están reguladas en el Reglamento de Suministro Domiciliario de Agua (RSDA)" y que las sanciones impuestas a vecinos de Torrecera se realizaron durante la ruta de las lecturas de contadores, "sin que responda a criterios preestablecidos".

La empresa asegura que "Aquajerez no realiza sanciones a sus usuarios en ningún caso" sino que "aplica liquidaciones de consumo en los casos que contempla la legislación vigente en materia de agua". En el caso de los contadores retirados en esta ELA, las mismas fuentes de Aquajerez apuntan que han sido en casas que contaban con suministro de agua sin contrato. Estos casos, así como las viviendas que presenten contadores manipulados o derivaciones de caudal antes del contador, constituyen "actuaciones del todo ilegales y violan lo estipulado en el RSDA, por el que se rigen todos los servicios municipales de agua de la comunidad autónoma", explica la empresa.

La cuantía de las multas que la empresa ha impuesto a vecinos de Torrecera "no se establece en función del criterio de Aquajerez, sino que aparece en el artículo 93 del mencionado reglamento". "El servicio municipal de aguas lo forman todos los ciudadanos, por lo que como consecuencia de la acción indebida de terceros se resiente el bienestar y la calidad del servicio para los demás", añade la empresa. Sin embargo, quiere diferenciar entre fraude y personas que no pueden pagar el agua, para lo que el Ayuntamiento dispone de ayudas, que entre enero y septiembre del año pasado superaron los 530.000 euros, partida que supera en mucho la destinada el año anterior, cuando Aqualia se hizo con el agua de la ciudad y sus pedanías.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído