José Antonio Díaz presenta el inventario que desarrollará un plan para la reducción de la contaminación lumínica y un ahorro económico y energético para la ciudad.

Jerez tiene a día de hoy un total de 30.997 puntos de luz, de los cuales, 8.997 tienen un flujo hemisférico superior (FHS) mayor al 25%, resultando que un 30% del alumbrado público exterior incumple los requisitos medioambientales establecidos, debiendo de ser sustituido. Es la principal conclusión del inventario del alumbrado del término municipal y su mapa lumínico, con el que finaliza la primera fase del estudio para la protección de la calidad del cielo nocturno frente a la contaminación. El teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz, y los técnicos del Servicio de Medio Ambiente, han presentado y entregado a los alcaldes de las ELA y miembros de la Mesa Técnica de la Zonificación Lumínica dicho trabajo, que ha permitido obtener un diagnóstico medioambiental del alumbrado exterior de Jerez y "nos permitirá desarrollar un plan para la reducción de la contaminación lumínica y un ahorro económico y energético importante", ha señalado.

"Es evidente el potencial impacto medioambiental que pueden generar las instalaciones de alumbrado exterior diseñadas sin criterios de sostenibilidad y sin considerar los efectos de la propagación de la luz en la atmósfera", ha considerado Díaz en el encuentro técnico-político. Para evitarlo, ha dicho, el gobierno local "está realizando esfuerzos adoptando medidas de mejora medioambiental, y de ahorro y eficiencia energética en el alumbrado y se han realizado inversiones a través de los fondos Invierte y se prevé igualmente una futura inversión con los fondos Edusi". Una vez culminada la primera fase, la aprobación definitiva de la propuesta de zonificación lumínica estará condicionada a la aprobación del nuevo Reglamento, por parte de la Junta de Andalucía, para la protección de la calidad del cielo nocturno frente a la contaminación lumínica y el establecimiento de medidas de ahorro y eficiencia energética, derogado en el mes de junio del pasado año. Con el nuevo reglamento de protección lumínica, el Ayuntamiento culminará su propuesta de zonificación que incluirá su Plan de Adaptación lumínica. 

Esta propuesta deberá ser remitida a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía a fin de que emita informe preceptivo y vinculante, para lo que tiene dos meses. Posteriormente, se procederá a la aprobación municipal de la zonificación propuesta. Una de las exigencias de la zonificación es presentar un programa de sustitución de todas aquellas luminarias que registran un flujo hemisférico (FHS) superior al establecido reglamentariamente, por considerarse que generan contaminación lumínica, siendo por tanto imprescindible disponer del inventario del alumbrado público exterior, tanto del núcleo urbano de Jerez, como de pedanías y barriadas rurales. El Servicio de Medio Ambiente ha elaborado el estudio de la zonificación lumínica de la ciudad y las ELA basándose en la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental de Andalucía. Esta zonificación será la base sobre la que el Ayuntamiento establezca sus planes de alumbrado público, en los que ya se introducen criterios ambientales en favor de la mejora de la contaminación lumínica y atmosférica.

Cuatro tipo de áreas lumínicas

Según dicha normativa, sin menoscabo de lo que pueda establecer el nuevo reglamento (pendiente de aprobación por parte de la Junta de Andalucía), es necesario zonificar el territorio con objeto de establecer niveles de iluminación adecuados a los usos y sus necesidades de cada zona y según la protección que estás requieren frente a la contaminación lumínica, distinguiendo entre cuatro tipos de áreas lumínicas: E1 (Áreas oscuras), E2 (Flujo Luminoso Reducido), E3 (Flujo Luminoso Medio) y E4 (Flujo Luminoso Elevado). La declaración de las zonas E1, los puntos de referencia y sus zonas de influencia Z1 y Z2 corresponde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, y al Ayuntamiento, la declaración de las zonas E2, E3 y E4 de su término municipal. 
La propuesta municipal, en base a la normativa hasta ahora vigente, establece exclusivamente tres zonas: Zona E1, que comprende los cinco espacios naturales protegidos del término municipal, como son la Laguna de Medina, las Lagunas de las Canteras y el Tejón, hoy reservas naturales y La laguna de los Tollos recién declarada Zona de Especial Conservación; además de Montes de Propio perteneciente al Parque Natural de Los Alcornocales y el Parque periurbano de la Suara; la zona E2, que comprende todo el suelo urbanizable y no urbanizable, y la zona E3, que incluye la totalidad del suelo urbano consolidado.

La finalidad es el establecimiento y desarrollo de las medidas de protección de la calidad del cielo nocturno frente a la contaminación lumínica para prevenir, minimizar y corregir los efectos de la dispersión de luz artificial hacia el cielo nocturno; preservar las condiciones naturales de oscuridad en beneficio de los ecosistemas nocturnos en general; promover el uso eficiente del alumbrado, sin perjuicio de la seguridad de los usuarios; reducir la intrusión lumínica en zonas distintas a las que se pretende iluminar, principalmente, en entornos naturales e interior de edificios residenciales en evitación de consecuencias perniciosas para la salud, salvaguardar la calidad del cielo y facilitar la visión del mismo con carácter general.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído