javierfergo_arbol_01
javierfergo_arbol_01

La crisis ha rebajado desde 2007 el gasto en alumbrado decorativo navideño a la mitad. Este año, que aun así costará unos 4.600 euros al día, es el más barato en cuatro años. El anterior gobierno adelantó a finales de noviembre el encendido aunque tradicionalmente se activó en torno al puente de diciembre. 

La crisis ha recortado a la mitad el gasto en alumbrado decorativo en las calles y plazas del centro de Jerez durante la Navidad. La dinámica no ha sido ajena al resto de grandes ciudades españolas, a excepción de los años preelectorales –como el pasado y 2010, con Pelayo y Pilar Sánchez como alcaldesas-. En general, comerciantes y patrocinadores han tenido que suplir los tijeretazos de las administraciones públicas para mantener el nivel de una iluminación que beneficia y anima las compras tradicionalmente en los centros de las ciudades. En el caso de Jerez, si en la inminente edición de las fiestas las arcas municipales ahorrarán 81.360 euros respecto del desembolso que se acometió en 2014, la rebaja en luces navideñas llega a un 56,5% si se compara con el gasto de 2007, justo antes de que estallara la gran recesión.

El contrato para el alumbrado se ha cerrado finalmente este año con la empresa Blachere Ilumination España SA por 140.640 euros (unos 4.600 euros al día durante un mes), un 36% inferior a lo que supuso en la pasada edición la adjudicación a Iluminaciones Ximénez, encargada de esta tarea desde muchos años atrás y que ingresó por este concepto 222.000 euros. No obstante, la primera Navidad de García-Pelayo en la Alcaldía con mayoría absoluta, 2011, fue aún más austera que la primera de Mamen Sánchez. En aquella ocasión, con un durísimo Plan de Ajuste a la vuelta de la esquina plagado de medidas traumáticas, las luces costaron 118.000 euros. Asimismo, en los cuatro años de gobierno local del PP el alumbrado se inauguró antes de diciembre (25, 30, 29 y 30 de noviembre de 2011, 2012, 2013 y 2014).

El PP adelantó en los últimos cuatro años el encendido del alumbrado a finales de noviembre. Antes siempre fue en diciembre y, sobre todo, tras el puente festivo

Las últimas fiestas de Pilar Sánchez, 2010, fueron un auténtico dispendio. Ya en plena crisis, la exalcaldesa del PSOE desembolsó 357.494 euros en alumbrado decorativo para el centro aunque no activó el botón hasta el 9 de diciembre. Durante el resto de años de su mandato el encendido del alumbrado siempre tuvo lugar después del puente de la Constitución. En 2007, su primera Navidad con mayoría absoluta, la socialista gastó 328.900 euros en puntos de luz para dar vida al centro en estas fiestas, el referido 56,5% más de lo que se emplea ahora en una partida siempre en tela de juicio. ¿Gasto superfluo o inversión?  "Cuando no se pueden hacer frente a pagos que consideramos prioritarios no podemos despilfarrar el dinero”. Eso decía María José García-Pelayo en la previa de la Navidad de 2011 cuestionada sobre el gasto en luces decorativas. El año pasado, en la recta final de la legislatura, declaraba: "Si no hubiera alumbrado dirían que hay que ver que no hemos puesto alumbrado con lo importante que es para que el centro se llene y los comercios vendan”.

La calle, con su reflejo en las redes sociales, no es ajena a un tema de debate que se presta rápido a la demagogia por intereses partidistas. En el artículo de opinión que firmaba en lavozdelsur.es Alfonso Saborido, sostenía: “Si Jerez tiene problemas, de veras que uno de ellos no es cuándo encender el alumbrado navideño. Nos preocupan antes otras cosas. Así que no nos vengan con inventos consumistas que terminan con nuestras tradiciones para hacernos gastar el sueldo –quién pueda, que esa es otra– de noviembre y el de diciembre”. Era su respuesta a la retahíla de tuits y críticas en redes que el PP de Jerez ha lanzado estos días sobre el supuesto retraso en la instalación del alumbrado navideño, especialmente por boca del portavoz municipal Antonio Saldaña (ver captura de tuit adjunta).

En las redes, usuarios como Pepa Pérez afirma sobre el hecho de que se haya aplazado el encendido del alumbrado: “Me encanta!!! De esta forma no solo se ahorra en energía, también se colabora con un problema más grave aún, el calentamiento global”. Otras como Raquel Romacho mantienen: “A mí me parece perfecto el ahorro en luces navideñas, como si no se pone ninguna. Sólo espero los españoles tengamos algunas luces el 20-D”. “El alumbrado navideño no es si no otra herramienta más del consumismo que devora nuestra sociedad... ¿Para qué una calle bonita si te da tristeza pasear por ella y ver negocios cerrados?”, se pregunta Pepe Millán. Verónica Álvarez comenta, en cambio, que “el centro está triste sin luz; está apagado”.

Si uno revisa los comentarios de la página de Facebook de lavozdelsur.es o de grupos de esta red social como ‘Jerez en positivo’, el sentir mayoritario de los jerezanos es que el alumbrado está bien encenderlo en el mes tradicional de la Navidad, diciembre, y sin disparar un gasto que, se quiera o no, no deja de ser suntuoso en un Ayuntamiento con mil millones de euros de deuda y una ciudad con una tasa de paro por encima del 40%. Es la opinión, por ejemplo, de María Jaén: “Con este dinero del alumbrado público come mucho jerezano que no tienen trabajo ni comida”. El periodista Jaime Álvarez opina: “Tenemos cosas más importantes por las que llevarnos las manos a la cabeza que decir que el alumbrado no se ha puesto en noviembre...”. Otro joven jerezano como José Antonio Sherry, historiador del Arte, apunta: “Me da tantísima vergüenza que se ponga el grito en el cielo por parte de la oposición con el alumbrado de navidad mientras que el Villamarta muere. Parece que a lo que aspiramos en Jerez según los populares es a una ciudad de paseo, de tiendas y poco más. No me voy a parar si tenemos los políticos que nos merecemos sino si realmente queda dignidad en nuestras instituciones”.

Por su parte, tanto la asociación de comerciantes del centro Acoje como la organización Asunico trasladaron ya a la alcaldesa, Mamen Sánchez, la necesidad de que la Navidad de Jerez siga siendo "un referente provincial", como demanda la presidenta de Acoje, Nela García. No obstante, si ésta ha llegado a anunciar su disposición para colaborar económicamente incluso con el árbol de botellas de vino que iba a montarse en el Arenal -finalmente la adjudicataria del alumbrado se hace cargo de un árbol de 20 metros con guirnaldas-, el presidente de Asunico, Manuel García, también ha reiterado en diversas ocasiones su comprensión con la necesidad de ahorro en materia de alumbrado navideño.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído