Motivado por el inicio de los ensayos de su nueva comparsa infantil ‘Canta’, el componente de adultos y autor de cantera, Jesús Silva, ha empezado una cruzada contra el reglamento que prohíbe que un niño menor de ocho años actúe en el Falla.

Acordarse de las agrupaciones canteranas en febrero suele ser habitual. Sus problemas, sus necesidades, su falta de financiación… todo suele poner sobre la mesa cuando los grupos ya están participando en el Concurso. Sin embargo, pocos son los que se preocupan en el mes de septiembre. Esto suele darse año tras año, aunque, en este caso, se ha hecho un excepción.

Motivado por el inicio de los ensayos de su nueva comparsa infantil ‘Canta’, el componente de adultos y autor de cantera, Jesús Silva, ha empezado una cruzada contra el reglamento que prohíbe que un niño menor de ocho años actúe en el Falla.

El comparsista, padre e hijo de comparsistas y componente de la cantera desde pequeño, anunció el nombre de su agrupación y una petición referente a su hija pequeña Maira. “Me gustaría que pudiera salir Maira, mi hija pequeña, lo que pasa es que la norma dice que solo pueden salir niños a partir de los 8 años”, comenta Silva denunciando no compartir la norma. “Entiendo que haya límites de edad por arriba”, es decir, a los mayores de 18 años, preguntándose si es en el caso de ser menores de ocho. El argumento es claro y directo “si un niño o una niña tiene arte, canta bien y le gusta ¿por qué no puede salir?”.

Hace unos años el Patronato del Carnaval decidió regular de alguna forma el concurso de infantiles y juveniles, no solo llevando un control sobre las edades, sino acotando las mismas. Incluso durante unos años se decidió que concursaran en una única categoría de nombre ‘Junior’, un experimento que no salió  nadie bien, porque “dejaba a mucha gente en el camino y competían edades muy desiguales”.

En los años 80 y 90, era habitual ver algún grupo con algún componente más pequeño que el resto, suponiendo una manera de inculcar a los más pequeños lo que significa el Carnaval y lo que es un ensayo, un concurso, etc. “En mi época infantil yo empecé con 9 años, pero Toni ‘Piojo’, por ejemplo, tenía 6 años”, recuerda Silva.

Que Maira y Noa –las dos hijas del comparsista y chirigotero- puedan actuar juntas será un reto para el Patronato y las entidades que lo componen, ya que algunos autores y componentes apoyan esta iniciativa y están dispuestos a que se siga adelante con la renovación en la cantera. El comparsista está pidiendo apoyo a través de change.org y las firmas serán entregadas a la Concejalía de Fiestas. Entre los mensajes de apoyo, uno en especial sintetiza el sentir de la cantera y deja patente qué significa esta fiesta para los pequeño: “Límite de edad: límite de ilusión”.  

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído