La calle La Palma ya suspira con un pasodoble de Quiñones y Pepito Martínez

quinones
quinones

El pasodoble ‘Sabía un camino’ de la comparsa ‘Suspiros de Cai’ queda estampada en un azulejo como homenaje a los autores gaditanos.

El gaditanismo que ha derrochado Joaquín Quiñones a lo largo de su trayectoria como letrista de Carnaval es irreprochable. Tanto como es innegable la musicalidad que le ha acompañado en los acordes de la guitarra de Pepito Martínez. Una dualidad que hace años que no se da, pero que a ambos autores les ha dado muchas satisfacciones, así como al resto de los aficionados a este mundillo.

Después de varios años juntos y todavía sin conocer las mieles del triunfo, surge una comparsa completamente renovado con antiguos componentes de Bustelo y Paco Villegas, para alcanzar la gloria. Entre dos titanes como fueron Los Trotamúsicos y Doremifasoleando, se erigió como primer premio del año 1992 la comparsa Suspiros de Cai. Una alegoría goyesca a la pasión que siente el gaditano por su tierra. Varios fueron los pasodobles que calaron, pero, especialmente, un piropo de una bella factura que no solo les valió para conseguir el primer premio de ese año, sino para que fuera siempre recordado en el Olimpo de las letras de los autores consagrados.

Bajo esta premisa, como viene siendo habitual en el Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz, se ha tomado como ejemplo el pasodoble titulado ‘Sabía un camino’ de la comparsa de Joaquín Quiñones y Pepe Martínez. Así, en la mañana del sábado se inauguraba un azulejo instalado en la calle La Palma de Cádiz, con el citado pasodoble escrito.

En el acto estuvieron presentes, además de amigos, compañeros y aficionados, miembros del Aula, la edil de Fiestas del Ayuntamiento de Cádiz, María Romay, así como el concejal Vicente Sánchez. Antonio Rivas, vicepresidente del Aula, tomaba la palabra para agradecer la asistencia y proceder a presentar a los dos autores. Éstos tuvieron palabras muy sentidas el uno con el otro y se fundieron en un emotivo abrazo provocando el aplauso de los presentes.

De aquel grupo de 1992, algunos ya no se encuentran vivos, por lo que el acto, además, contó con un recuerdo para personas como Juan Fernández ‘Tojo’ o Antonio Martín ‘Pucherito’. Presente también estuvo el director de estas míticas comparsas, Faly Mosquera, que interpretó junto con un grupo de antiguos componentes y otros más jóvenes de la comparsa de Quiñones, el pasodoble de Suspiros de Cai.

Simple y emotivo, el acto pone en valor las letras del Carnaval de Cádiz, así como sus autores en esta iniciativa que partió hace años del ilustre chirigotero Francisco Abeijón ‘Carapalo’. Desde el barrio del Mentidero llegó una letra a la musa, la playa de la Caleta, de los poetas gaditanos.  

 

Sabía un camino, camino entre piedras
que un día me enseñara una bella sirena.
Y a la luz de la luna igual que un romance
me citaba con ella por testigo el levante
por testigo el levante.
Su "vestío" de plata se recostaba sobre el aguaje
y su larga melena, envolviendo el paisaje
yo me perdí tantas noches
sirena mía, por ir a buscarte.
Quisiera ser marinero para subirte a mi barca
y bajo un palio de estrellas, remar
sobre los bucles del agua.
Quisiera ser marinero
para poder presumirte de atardeceres
"tostao" de soles, "tostao" de soles
y el postín de mi quilla
dejando blancos tirabuzones,
mientras tú coqueteas
al rumor de canciones
y se mueren de envidia
tu celestial corte de tritones.
Vente, vente a mi regazo y cuenta
si allá en las profundidades
la libertad no se necesita
porque eres libre, en aguas benditas.
Dime si verdad están viviendo
allí, como reina las mojarritas.
Déjame perderme como en el idilio
de un adolescente.
Contigo por esos mares,
qué saben las gentes de sueños de amores
y que nos lleve la corriente.

(Suspiros de Cai.Letra de Joaquín Quiñones y música de José Martínez) 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído