El patrimonio olvidado

El enclave Arqueológico de Gades Columbarios Romanos lleva años cerrado a las visitas.
El enclave Arqueológico de Gades Columbarios Romanos lleva años cerrado a las visitas.

Representantes de ADIP (Asociación para la Difusión e Investigación del Patrimonio Cultural de Cádiz) se han unido para solicitar a través de la plataforma change.org la reapertura de los Columbarios Romanos de la calle General Ricardos, en la capital gaditana. Estos restos arqueológicos permanecen cerrados al público desde hace varios años supuestamente de forma temporal para realizar mejoras de mantenimiento. El presidente de ADIP, el historiador Moisés Camacho, alega que desde la propia entidad "hemos intentado varias veces que se reabra para visitas, y siempre nos han dicho que estaban con labores de manteamiento por parte de la Junta, pero lo que sospechamos es que el problema se debe a una falta de personal".  

Es por ello por lo que se ha puesto en marcha esta campaña para recoger firmas y que pretende "presionar de alguna forma e intentar conseguir que se vuelvan a poner en valor y se puedan visitar. Creemos que es uno de los atractivos de la ciudad, ya que son los únicos enterramientos in situ que tenemos en Cádiz, es decir, que se conservan en el mismo lugar donde se encontraron", argumenta Camacho. Los Columbarios Romanos de extramuros son en la actualidad el único testimonio visitable de la necrópolis romana gaditana. Estos restos vieron la luz en 1986 al excavarse los cimientos de un edificio de nueva construcción en la calle General Ricardos. Debido a su gran valor arqueológico decidieron conservarlos. Para ello, la Consejería de Cultura adquirió el solar por once millones de las antiguas pesetas, invirtiendo casi siete más en el acondicionamiento del recinto. Fue en 1994 cuando se abrieron por primera vez al público.  

Se trata de los restos de tres estructuras arquitectónicas de tumbas de incineración familiares, llamados columbarios, fechados en el siglo I d.C. En la mejor conservada de ellas se aprecia claramente la disposición de la cámara funeraria, con huecos para depositar las urnas cinerarias, el arranque de la bóveda de cañón que la cubría y parte del pozo por el que se accedía a un interior desde la superficie. Durante la excavación se localizó también un buen número de enterramientos más sencillos de inhumación e incineración, de los que sólo se ha mantenido una cista doble. "Cuando estaba abierto se hacía una labor bastante buena, con los centros educativos, por ejemplo", aclara Camacho. "Acudían los alumnos, había unos cuadernillos pedagógicos de trabajo donde los propios niños aprendían qué eran los Columbarios, trabajaban sobre el tema y era una forma directa de entender los enterramientos romanos. De hecho, yo mismo aprendí así lo que era un hipogeo y un columbario", añade.  

"Lo que pretendemos con todo esto es que la Junta de Andalucía actúe. Vamos a intentar informar a la gente sobre qué son los Columbarios, y conseguir así el mayor número de firmas posibles para que al menos se pronuncie la Delegación de Cultura al respecto", cuenta el historiador. Las visitas de este yacimiento las llevaba a cabo el Museo de Cádiz, a través del Gabinete Pedagógico de Bellas Artes de Cádiz, "pero la institución ya no responde limitándose al hecho de que permanece cerrado y no se puede visitar". Según apunta el presidente de ADIP, el motivo principal de esta clausura es económico, "que no quieren invertir dinero ahí, porque dinero hay, pero seguramente es que no quieren dedicar una partida a eso". "Nos resulta desagradable el abandono al que está sometido desde hace bastante tiempo, mostrando un estado de dejadez y suciedad que no permite la entrada ni el uso de las instalaciones", añade.  

Este no es el único enclave que permanece cerrado en la ciudad, ya que la Factoría de Salazones (sita en la calle Sacramento), está fuera de funcionamiento desde hace unos meses también por supuestas obras de mejora. Ya el pasado año durante el verano se vieron obligados a cesar la actividad por falta de personal, ya que la Junta no disponía de presupuesto para hacerse cargo de los sueldos de los trabajadores sustitutos en período vacacional. Además, la Casa del Obispo también está clausurada desde diciembre de 2014. En junio del pasado año, el Ayuntamiento de Cádiz aprobaba la resolución de la concesión administrativa para la puesta en valor y explotación comercial de este yacimiento arqueológico a Monumentos A la Vista S. L. por infracciones graves que suponían el incumplimiento del pliego de condiciones. Desde entonces, el consistorio gaditano no ha vuelto a pronunciarse al respecto.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído