David se viste de amarillo contra Goliat

Con un presupuesto infinitamente menor, el Cádiz se lleva los 3 puntos de Valdebebas ante un Madrid incapaz de romper la muralla de Cervera, y se coloca colíder de La Liga a falta de varios partidos de los rivales

Los cadistas celebran el gol que le daría la victoria ante el Madrid. FOTO: Cádiz CF
Los cadistas celebran el gol que le daría la victoria ante el Madrid. FOTO: Cádiz CF

A la decimoséptima fue la vencida. 17 veces que fue a Madrid a no ganar nunca. Y este sábado no ganó en el Bernabéu, pero sí en Madrid y al Real Madrid, que entra en alarma con una derrota que saca los colores a unos y engrandece otros. El Cádiz CF ha hecho historia con apenas una décima parte del presupuesto del Real Madrid al llevarse los tres puntos de Valdebebas. Además, aunque con algún partido más, se coloca colíder, empatado a puntos con el Real y con el Granada. Para hacerle una foto y pedir la hora.

Comenzó el partido con un chorreo de ocasiones para el Cádiz, sin miedo después de 14 años sin Primera DIvisión. Una estructura de equipo hecha a base de empujones, los de Álvaro Cervera comenzaron ganando metros y hasta desperdiciando alguna ocasión hasta que, finalmente, el Choco Lozano, el hondureño, batió al portero del Madrid, Courtois, el mejor de los suyos. "Nos ganaban en casi todos los duelos"; diría la estrella belga al final del partido.

Y así fue. Porque cuando tocó remar, remó el Cádiz. Cuando tocó esperar, esperó. Cuando tocó echarse al suelo, todo sea dicho, se echó al suelo. Y cuando tuvo que achicar, achicó las embestidas de un rival que necesitaba una baldosa para ganar un metro, encerrando al Cádiz. Pero no llegó la dentellada. Pasaban los minutos y el relato de siempre del Madrid no se cumplía, aquello de empezar perdiendo para ganar. No. El Cädiz de Álvaro Cervera es mucho Cádiz. Ni siquiera perder a Lozano por una falta fea de Ramos, que también se llevó su parte, fue suficiente para poner nervioso al Cädiz.

En este histórico día para el color amarillo, toca empezar a pensar que puede ser una temporada tranquila si sigue respondiendo el bloque. Una parte del trabajo por la salvación está hecha. Son 10 puntos. Falta una treintena larga para la salvación. La Liga es larga. Pero venga lo que venga, el Cádiz podrá presumir de haber batido a Goliat. Con lo que tuvo, una defensa inspirada, un centro inteligente (Cala, atrás y delante) y una delantera picajoa (Negredo en algún momento parecía sub-23), se llevó la victoria ante un Madrid que no fue de blanco. Ni fue en el Bernabéu. Pero fue el Madrid. El colíder, junto al Cádiz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído