Antonio López, la gran promesa andaluza del motociclismo tiene 9 años y es de Guadalcacín

En la casa familiar, mientras fantasea con MotoGp, el pequeño compagina la mecánica con los estudios. "Yo quiero volver a ganar", afirma el deportista de tan solo nueve años

Antonio López, la gran promesa andaluza del motociclismo tiene 9 años y es de Guadalcacín.
Antonio López, la gran promesa andaluza del motociclismo tiene 9 años y es de Guadalcacín. MANU GARCÍA

Este fin de semana iba a arrancar en Talavera la Real (Badajoz) el Campeonato de Andalucía de minivelocidad. Sin embargo, el certamen se ha cancelado. En esta edición defendía su título un joven gaditano, Antonio López Márquez. Natural de Guadalcacín, una ELA de Jerez, con solo nueve años se proclamó campeón la temporada pasada y busca ahora volver a subirse al podio. “Yo quiero volver a ganar”, comenta a lavozdelsur.es, que ha estado con él en su domicilio familiar en las horas previas a la cita, finalmente cancelada.

Según explica su padre, Antonio como su hijo, es el campeón más joven que ha tenido esta categoría. El pequeño se subió por primera vez a una moto a los cuatro años, cuando le regalaron una eléctrica decorada con motivos de Valentino Rossi. Con su mono a juego y una mochila a la espalda con la que imitaba a los grandes corredores comenzó a pilotar en las pistas de Guadalcacín, donde llamó la atención de Jesús Guzmán, su actual manager, quien invitó a sus padres a llevarlo a una escuela en Chiclana. Ya con cinco años participó en su primera competición y la ganó. 

Sus padres están muy ilusionados con que su hijo disfrute de algo que le gusta tanto, pero sufren cada vez que se monta en una moto. “No le podría haber gustado mejor el golf, que le llevábamos los palos si hiciera falta”, bromean. La otra preocupación de los padres de Antonio es el coste de todo lo que rodea la competición, tanto la moto como las piezas para su mantenimiento, los motores exclusivos para competir y los gastos derivados del desplazamiento adonde se dispute la carrera.

ANTONIO LOPEZ MOTOCICLISMO 2
Antonio junto a su padre, trabajando en su moto.   MANU GARCÍA

Para ellos, estos deportes se han vuelto muy elitistas y existen muy pocas ayudas a los jóvenes pilotos, lo que les ha obligado a sufragar la mayoría de los gastos de su propio bolsillo o con la ayuda de gente cercana y de los patrocinadores que lleva en su mono de competición. Además, opinan que en el caso concreto de Andalucía, "no se apoya lo suficiente" a estas promesas de las dos ruedas, ya que incluso las licencias para competir son notablemente más caras aquí que en otros puntos de España. 

Se subió con cuatro años a una moto. Ya con cinco años participó en su primera competición y la ganó

El padre de Antonio se ha visto obligado a aprender como ha podido lo básico de mecánica para mantener la moto de su hijo. En el patio interior de su casa tiene su pequeño taller para preparar el vehículo cada vez que hace falta, si bien a la hora de competir sí que necesitan contar con mecánicos profesionales para poder reparar averías más serias que puedan surgir.

Sobre su día a día, la vida del pequeño es frenética. Colegio por la mañana, entrenamiento por la tarde y cuando vuelve a casa, hacer los deberes, cenar y descansar para estar a punto al día siguiente. “En el colegio todos los profesores me preguntan qué tal voy y me desean que me vaya muy bien en las carreras”, explica el pequeño deportista. De momento, compaginar sus estudios con el motor está siendo factible, pero todo quedará por ver más adelante. Sus padres hacen hincapié en que lo principal es que siga sacando buenas notas. “Él estudia cuando nos desplazamos en la caravana también, buscamos la forma de compaginarlo todo”, apuntan.

ANTONIO LOPEZ MOTOCICLISMO 1
Padre e hijo, en faena.   MANU GARCÍA
ANTONIO LOPEZ MOTOCICLISMO 5
El título que lo acredita como campeón, el pasado diciembre en Dos Hermanas.   MANU GARCÍA

El pasado mes de enero Antonio acudió a la cuna de campeones en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste, en Valencia, y aunque no logró quedar entre los primeros para optar a las becas que se ofrecían, la experiencia fue muy enriquecedora. Ahora el objetivo está puesto en el Campeonato de Andalucía y en el Nacional, que el año pasado se le escapó tras ir primero gran parte de la competición. El joven piloto lo tiene claro, lo quiere ganar todo. “Antonio es muy competitivo, siempre quiere ganar y se enoja cuando no lo hace”, asegura su padre, quien le insiste en que también hay que saber perder. 

Con motivo del Día de Andalucía, el Ayuntamiento de Guadalcacín brindó un homenaje a Antonio, una experiencia muy gratificante tanto para él como para sus padres y que espera poder repetir en el futuro, ya que aspira a llegar a lo más alto como su ídolo, Marc Márquez: “Yo quiero dedicarme a la moto porque es mi afición desde pequeño”. No obstante, la visión de sus padres es más cauta, ya que son conscientes de la dificultad de llegar a competir en MotoGP. Algo que no depende únicamente de la calidad del piloto, sino también del músculo económico que tenga tras de sí. Aun así, harán todo lo posible para que Antonio puede cumplir su gran sueño de ser piloto profesional.

Sobre el autor:

Pablo Mata

Pablo Mata

Periodista, graduado en la Facultad de comunicación de Sevilla en el año 2020. Miembro de la Asociación de Prensa de Jerez. He hecho prácticas y colaborado en varios medios para ganar experiencia. También escribo en mi propio blog sobre mi pasión, el deporte, y hora tengo la oportunidad de aportar mi granito de arena en lavozdelsur.es.

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído