Un tratado de supervivencia en el que la poesía nos salva

Rocío Rojas-Marcos elabora en 'Habitada por palabras' la poesía desde un intimismo poético sustentado en el uso de la primera persona

El edificio donde se ubica Majorel, en el Parque Empresarial, en una imagen de Google Maps.
El edificio donde se ubica Majorel, en el Parque Empresarial, en una imagen de Google Maps.

En Habitada por palabras (Huerga y Fierro Editores, 2020) Rocío Rojas-Marcos elabora la poesía desde un intimismo poético sustentado en el uso de la primera persona, singular y plural, para dar voz a un libro de poemas dividido en dos partes: Habitada por palabras y Urbana. En cada una de ellas, la escritora sevillana conecta con las emociones del lector haciéndolo receptor y partícipe de un mensaje con el que se identifica y hace propio. La lectura de Habitada por palabras nos lleva a nuestra propia realidad en un juego en el que co-sentimos con la autora desde sus versos hasta nuestras pérdidas o nuestras más firmes reconstrucciones.

Desde la perspectiva del “yo” el poemario ahonda en la búsqueda de una identidad propia que se construye desde el tiempo nuevo que se abre con un abandono: “No espero tu vuelta –no la quiero- solo intento / adaptarme, desde los rescoldos, a mi nueva esencia, / la que tengo que crearme sin ti”. Los lugares comunes que ya no se comparten: “Entre las paredes de esta casa / hace un frío de siglos”. O la soledad como un tiempo de infinito (y así, / perdida, saberme sola / segura en la fuerza de mi soledad”).

Urbana, título de la segunda parte del libro, enmarca el dolor en campo abierto. La ciudad y sus trampas en un proceso de reconstrucción que encuentra siempre su amenaza: “sé que vendrá otro en que tu aire / aún caliente, / me pertenezca.” Afirma Rocío Rojas-Marcos que “todos somos ciudades destruidas enfoscadas de nuevo cada mañana”, poniendo el acento en cada una de las veces que nos toca afrontar un nuevo inicio tras el terremoto que deja agrietada la casa. 

Habitada por palabras es un libro que habla sobre un tiempo nuevo, desde la oscuridad de lo desconocido hasta la esperanza por lo que habrá de venir, un tratado de supervivencia en el que la poesía nos salva y se aferra a su función más humanística, la de encontrar e interpretar a través de ella el sentido de nuestra propia vida.

Rocío Rojas-Marcos (Sevilla, 1979) es doctora en Literatura y Estética. Realizó el Máster de Escritura Creativa en la Universidad de Sevilla. Ha publicado los ensayos Tánger, segunda patria (2018) y Tánger, ciudad internacional (2009). Tiene poemas publicados en la revista SureS y relatos en las antologías Un planeta llamado Tánger (2014) y Los conjurados de Tánger (2019). Recientemente ha sido galardonada con el XXIX Premio de Creación Literaria el Drag por el poemario GMTT. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído