Sasha Cócola, actor de reparto en 'Techo y Comida' en 2015, es ahora el personaje principal de 'No soy él', una producción audiovisual gallega que trata la transgeneridad infantil unida al 'bulllying'. 

Nació en Jerez. Tiene 10 años y se llama Sasha Cócola. En 2015 participó como actor de reparto en la ópera prima de Juan Miguel del Castillo, Techo y Comida, y protagonizó el cortometraje 60 minutos de Agustín Claros. Un año antes también estuvo en el reparto de Duérmete niño, de Daniel Domínguez. En 2016 volvió a ser el rostro de otra obra de Claros, titulada Hugo. Este año Cócola sube un escalón más en su precoz carrera interpretativa al protagonizar No soy él, un cortometraje gallego que aborda la transgeneridad infantil. El tema es de máxima actualidad desde que la organización ultracatólica Hazte Oír sacase por las calles de Madrid el llamado "autobús del odio" con frases discriminatorias contra las personas transexuales. La identidad de género se encuentra en el foco mediático mientras la población está inmersa en dudas y preguntas sobre este tema.

No soy él busca arrojar un poco de luz sobre el asunto, intentando normalizar la transexualidad infantil y visibilizar las diferentes dificultades con las que un niño se puede encontrar por sentirse atado a un género con el que no se identifica. El joven jerezano Sasha Cócola interpreta el papel de Daniel, o mejor dicho, el de Clara. "Daniel, de 10 años, no se siente cómodo con el género que se le ha sido asignado al nacer. Por ello, se niega a seguir aparentando algo que no es y comienza a intentar huir de los roles que le fueron impuestos socialmente desde su nacimiento y con los que no se siente a gusto. Cada vez con más frecuencia, exige que se le llame por el nombre de Clara y se imagina cómo sería su vida si todo el mundo la pudiera ver tal y como es", reza la sinopsis del cortometraje dirigido por Xoan Bregua y producido por Sandra Guedev, ambos jóvenes estudiantes de la Escuela de Imagen y Sonido de A Coruña. 

La idea nació con el objetivo de participar en los Showing Films Awards 2017, un festival de cortometrajes internacional de Madrid conocido popularmente como "los Goyas universitarios", que está organizado por Showing Foundation y el Centro Universitario Villanueva. En un principio pensaron en tratar el acoso escolar, pero al leer un caso público de una menor transgénero en Galicia, decidieron abordar la identidad de género, una perspectiva bastante abandonada por la industria cinematográfica. Pero la trama de No soy él no solo gira en torno a la identidad de su protagonista, ya que está unido a otros temas universales como la aceptación del individuo, el acoso escolar y la lucha contra la imposición de roles estructurados. 

Aunque al principio el equipo de este cortometraje pensó ceñirse al esquema básico del concurso, el hilo argumental crecía por sí solo y no podía estar sujeto únicamente a cinco minutos, es por ello que decidieron sacar su idea en dos versiones. Una reducida, que presentaron al festival, y una más extensa que a día de hoy está en vías de desarrollo con una campaña de crowfounding abierta para poder costearse el proyecto audiovisual. "No se trata de un proyecto a morir, sino que tenemos pensada una distribución entre otros muchos festivales", señalan fuentes del equipo de jóvenes estudiantes de Escuela de Imagen y Sonido de A Coruña. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído