'Solo un mundo', el disco debú de Javi Ruibal que crea conciencia

El músico y productor portuense pone el acento en la importancia de cuidar del planeta y eliminar las fronteras: "Debemos dejar de mirarnos el ombligo y más el lugar donde vivimos"

Javi Ruibal tocando la batería en uno de sus conciertos. FOTO: Cedida por Javi Ruibal.
Javi Ruibal tocando la batería en uno de sus conciertos. FOTO: Cedida por Javi Ruibal.

"No tenemos mucho más tiempo para tomar conciencia de cómo está el planeta, hay que espabilar ahora", Javi Ruibal (El Puerto, 1983) lanza su primer disco tras más de dos décadas como productor. Solo un Mundo nace como llamada de atención para la ciudadanía ante un "necesario cambio de hábitos" y sobre todo, para que cuidemos más de la naturaleza. "Solo tenemos este mundo, un mundo, y debemos que dejar de mirarnos el ombligo y más el lugar donde vivimos".

Su nuevo álbum es un canto a la naturaleza, a la humanidad y al cuidado de ambas desde el respeto y la convivencia. Estos pilares temáticos se nutren de melodías provenientes de todo el mundo y que regalan al oído un viaje por ocho temas muy diferentes que pasan del flamenco al jazz, a la música cubana y también la africana. Los distintos ritmos y culturas se entremezclan en sus notas con unos sugerentes títulos que responden a parques naturales repartidos por todo el globo terráqueo. "Se trata de dar una visión global del mundo", confiesa el autor en una entrevista condedida a lavozdelsur.es.

Así, Ruibal utiliza la música de multitud de lugares para eliminar las líneas fronterizas entre países, "todos formamos parte de una misma cosa y estamos obligados a llevarnos bien". Una reflexión particular que el batería ejemplifica como su forma de decir "que en la diversidad está la belleza del planeta".

Su faceta de productor le ha ofrecido "cierta ventaja" a la hora de componer este disco, no en vano Ruibal lleva más de veinte años produciendo la música de grandes artistas y la fase de "ensayo y error" ha resultado sencilla. Pese a ello, asegura que "cada proyecto es diferente y se debe adaptar de una manera", además "cuando el trabajo es tuyo lo afrontas de otra manera". El batería se refiere a "las inseguridades" que pueden surgirle al artista a la hora de crear y elegir su camino. En cuanto a la tradición que le precede, Javi "porque Javier le dicen a mi padre", afirma que provenir de una  familiar como los Ruibales solo le produce felicidad y responsabilidad. "Empecé mi carrera musical junto a mi padre, Javier Ruibal" y este hecho le llena de alegría.

El proceso de creación

La música de Solo un Mundo "fue naciendo" a medida que el disco comenzaba a plantearse. La temática del mismo estaba en la mente del artista desde el principio, "sería sobre el planeta y su cuidado pero no de una forma tan específica como ha terminado siendo". En el proceso "primero hubo música, y luego las piezas fueron tomando distintos tintes, entre cubanos, africanos... Y de ahí, surgió la idea de que fuese un recorrido por el planeta".

Además, las canciones afloraron junto a numerosas colaboraciones artísticas y todas ellas muy cercanas a Ruibal como su padre y hermana, también Diego Villegas, Dorantes, Daniel Amat, Francis Posé o integrantes de su banda Glazz. "Todas son personas con las que convivo actualmente en otros proyectos", algo así como trabajar entre amigos, "es la forma más natural para mí". Ruibal detalla como la situación de la música no atraviesa su mejor momento y la ayuda entre profesionales lo hace todo "fácil", porque "todos nos echamos una mano y resulta más adsequible a nivel de producción".

La base de todo el trabajo ha residido en la percusión, especialidad del autor de Solo un Mundo, "quería que las melodías fuesen reconocibles y no solo hacer música técnica para baterías". Para estas composiciones Ruibal confiesa haberse "dado el gusto" de utilizar todos los cacharros que tiene para hacer música, además utilizar distintas culturas le ha permitido "abrir el abanico" de creación.

Portada de 'Solo un Mundo'.

Plantar un árbol por cada disco

Solo un Mundo se ha realizado en colaboración con la Fundación Bio Planet, el fin de esta unión es destinar un euro de cada disco vendido a plantar un árbol. "Muchos de los estudios que salen ahora mismo sobre mejoras para cuidar el planeta apuntan que se podrían solucionar grandes problemas con una buena cantidad de árboles", explica el autor.

"Nuestro estilo de vida no es sostenible", apunta con preocupación Ruibal, "mientras más personas viajen a la naturaleza y conozcan distintos parajes naturales más conciencia podrá despertarse en ellos". Con estas palabras el autor recuerda algunos de los lugares que se visitan en sus temas, por ejemplo y muy ligada a su tierra natal Benamahoma y Doñana, "son los temas más aflamencados uno por bulería y otro por soleá". Asimismo, sostiene que "mientras más personas se enamoren de la naturaleza más fácil será que reciclen". Otro de los problemas que señala es la superpoblación "en occidente vivimos my bien pero eso no pasa igual en el resto del mundo".

Por último y echando un vistazo al futuro más próximo, Ruibal asegura tener nuevos proyectos entre manos, uno de ellos en colaboración con Diego Villegas y varios músicos con discos propios. "Haremos una reunión para tocar los temas de cada uno aprendiéndonos también los de los demás" y llevar así llevar Solo un Mundo a los oídos de todo el público.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído