foto-7689-marina-guilarte-2-1
foto-7689-marina-guilarte-2-1

Para Julio de la Rosa (Jerez, 1972), la música es la manera que mejor expresa las emociones del ser humano. El compositor jerezano, afincado desde hace años en Madrid, que fue cantante y guitarrista del grupo El Hombre Burbuja, y actualmente desarrolla su carrera en solitario (Pequeños trastornos sin importancia, de 2013, es su último disco), vive un momento dulce. Con numerosas bandas sonoras a sus espaldas e incluso con dos obras de narrativa y un poemario, este licenciado en Comunicación Audiovisual no deja de recoger frutos después del esfuerzo y trabajo realizado en el filme La isla mínimadirigido por su amigo Alberto Rodríguez. Después de alzarse con varios de los premios más importantes del séptimo arte en España, el Goya supondría el ‘do’ de pecho en la prolija trayectoria de reconocimientos del score de una película que se ha convertido en la última gran sensación del cine producido en nuestro país.

No has dejado de recibir elogios y premios por tu trabajo en La Isla Mínima, ¿qué supondría coronar este esfuerzo con el Goya en la categoría de mejor Banda Sonora?

En cuanto a reconocimientos, el Goya es el premio que ofrece más proyección. Estoy muy satisfecho con todos los que he conseguido hasta ahora. Los premios son una gran alegría personal pero también sirven para alegrar a la gente que está día a día contigo y que ha formado parte de un proyecto. Ojalá pueda dar otro motivo de alegría a todos mis compañeros. En lo que a mí respecta este premio significaría la esperanza de seguir trabajando en lo que a uno le gusta.

¿Esperabas estar entre los nominados?

Me había hecho mi propia estadística personal. Había un pequeño porcentaje debido al gran trabajo que se ha hecho pero hay gente muy buena y que ha hecho un gran esfuerzo en sus proyectos. No lo sabía porque es imposible saber el futuro pero siempre se tiene la esperanza de que puedan reconocer tu trabajo.

"Como músico llego el último al montaje, pero uno se da cuenta de lo que ha crecido la película mientras pensaba en ella"

Tu labor musical en las películas del cineasta sevillano Alberto Rodríguez comenzó con 7 Vírgenes; posteriormente en Grupo 7, con la que ya fuiste nominado al Goya; y ahora con La isla mínima. ¿Ser una familia junto a todo el equipo es parte del éxito?

Creo que es lo más bonito de esta historia. Estudié Comunicación Audiovisual en Sevilla. Allí conocí a todo el equipo. Era el músico de la pandilla y empezamos a trabajar juntos. Alberto Rodríguez ha sabido mantener a su equipo como han hecho los grandes directores como Orson Welles. El grupo ha ido creciendo y hemos llegado lejos. La alegría que nos llevamos cuando alguno de nosotros es premiado es muy especial.

¿De dónde surgió la inspiración musical de esta historia cinematográfica?

De la propia historia del filme. Desde el primer momento que leí guión, ya sabía hacia donde iba a ir la película. A base de leerlo constantemente e ir viendo los fragmentos del montaje, en mi cabeza se iba formando la tensión y me iba metiendo en la mente de los personajes para vivir la historia de algún modo. Todo eso junto al trabajo que hacen los compañeros ayuda a esa inspiración porque la película es de todos. Yo como músico llego el último al montaje, pero uno se da cuenta de lo que ha crecido la película mientras pensaba en ella. Una vez que te pones a ello te entregas mucho más. Alberto me iba dirigiendo, diciendo lo que necesitaba o lo que quería que el espectador pensase, me ha ido guiando hasta que hemos logrado lo que se quería.

¿Eres un compositor que primero piensa en la nota que quiere escribir o la melodía?

Creo que el corazón es más fuerte que la cabeza. La música es uno de los artes más esotéricos que hay. Es el único arte que no se puede tocar. Es invisible, viene de algún sitio que es desconocido, como una vibración en el aire. Nunca he querido escribir la nota en primer lugar porque se intelectualiza demasiado la música, prefiero que la propia historia hable y a través de ahí sacar las emociones que me transmite. Procuro que la música salga de dentro.

A medida que ibas componiendo, ¿se te ocurrían elementos nuevos para añadir?

Alberto me ha guiado, ha estado cerca de mí para no despistarme pero tenía vía libre. Es un director que confía mucho en la que gente con la que trabaja. El artista es libre para componer, y cuando me equivoco me corrige como todo el mundo.

Al margen de la película, ¿qué otros proyectos tienes actualmente encima de la mesa?

Acabo de producir el disco de Helena Goch. Ha quedado un disco precioso que sale el próximo 10 de febrero al mercado. Estoy preparando también las canciones de mi próximo disco y la música de una serie de televisión, El Incidente, para Antena 3. Estoy también escribiendo otro libro, porque la letra y la música son mis palabras. La letra sin música acaba en un libro y la música sin libro acaba en una canción o una banda sonora. En mis ratos libres me entretengo haciendo mis propios videoclips.

¿Cuál ha sido hasta ahora tu trabajo más personal?

Estoy muy contento de mi último disco, Pequeños trastornos sin importancia. Quedé muy satisfecho del resultado. No sé si es el mejor que tengo pero estoy contento del resultado. Ahora estoy preparando otro que me haga acabar más feliz aún.

"Tiro mucho a la basura pero ahí es donde está el truco. Quien lo hace mejor no es porque sea el mejor haciendo las cosas a la primera sino el que trabaja con humildad"

¿Qué empuja a crear a Julio de la Rosa?

Supongo que te inspiras en todo. En pequeñas cosas que te toquen el corazón. Puede ser algo propio o que hayas visto de cerca en alguien de tu alrededor. Te puede punzar hasta el reflejo de una luz, son momentos en los que superas el mundo terrenal para tocar o ver lo invisible. Intentas captar los momentos en los que coges ciertas distancias sobre las cosas. Puede venir de cualquier parte y a partir de ahí puedes convertirlo en música o palabras. Ves en lo que te equivocas para darte cuenta de que a lo mejor no has conseguido esa sensación que sentiste al ver la luz del reflejo. Al final es currar y currar hasta quedar satisfecho con lo que haces. Tiro mucho a la basura pero es ahí donde está el truco. Quien lo hace mejor no es porque sea el mejor haciendo las cosas a la primera sino el que trabaja con humildad.

Te marchaste de Jerez para estudiar y al final te has ido abriendo puertas fuera de tu tierra natal a base de esfuerzo, ¿ha sido importante salir de Jerez para tener éxito en tu carrera profesional?

Bueno, Alberto Rodríguez sigue haciendo películas desde Andalucía y no ha salido de su tierra. En el caso de Jerez me pongo muy triste cuando hablo de ello. Pienso en ello. Jerez ha sido el primer Ayuntamiento arruinado de España. Un exalcalde que ha estado muchísimos años en el poder y ahora en la cárcel. Una tasa de paro altísima... Es todo demencial y me da mucha pena la de cosas que se han podido hacer y siempre tropezamos con trabas en la parte política del asunto. Es triste ver el estado en el que se encuentra actualmente tu ciudad natal. En estos momentos está la opción de mejorar la ciudad o salir de ella, pero se requiere mucha energía para elegir alguna de las dos. https://www.youtube.com/watch?v=ZMoHxgM5y-Q

¿Hay algo de Jerez en alguno de tus trabajos?

Son cosas que no me planteo porque eso está dentro de mí. Si me esforzara por enseñar la huella de mi ciudad, sería redundante porque está ahí, es decir en mí. Me pasa lo mismo cuando me preguntan por qué no hablo de política en mis canciones, ya que cuando oyen mis canciones saben cuál es mi inclinación política. El arte está por encima de ciertas cosas.

¿Cuál es la canción con la que te despiertas?

Esa respuesta es complicada (entre risas) pero actualmente me despierto con las de Helena Goch, que además de producir su disco es mi chica. Hemos estado los dos trabajando en el disco y ha sido precioso. Me gusta levantarme con sus canciones.

¿Qué esperas si te dan el Goya?

Espero trabajar más. Ojalá me sigan dando trabajos para películas. Los reconocimientos sirven para eso. Te dan la posibilidad de seguir trabajando, me conformo con seguir haciendo películas, música, canciones… mi pasión.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído