salvador-paniker2
salvador-paniker2

El 1 de abril ha muerto el gran pensador y editor español Salvador Pániker.

El 1 de abril ha muerto el gran pensador y editor español Salvador Pániker. Los Pániker son una fructífera estirpe intelectual de origen indocatalán: el padre, indio, se instaló en Barcelona casando con una catalana. De ambos nació Salvador, en 1927, y su hermano mayor Raimon, un brillante teólogo y  filósofo. En la actualidad un hijo de Salvador, Agustín Pániker, es uno de nuestros más completos indólogos. Salvador, tras una experiencia muy negativa en el Opus Dei —al que lo acercó su hermano mayor y sacerdote Raimon— fue distanciándose progresivamente del Opus, de la Iglesia y de su propio hermano, buscando aire fresco más allá de la irrespirable atmósfera de los años 50 españoles. Estudió en primer lugar ingeniería, para continuar con la empresa química familiar, lo cual le proporcionó un alto nivel de vida, y después estudió Filosofía, conociendo a los filósofos clásicos y los místicos de occidente, y comenzó a explorar el vasto mundo de las filosofías de Oriente: el hinduismo, el budismo, el taoísmo, etc.

En 1964, Salvador Pániker fundó la Editorial Kairós, que ha significado la entrada en el panorama editorial español de las obras clásicas de la contracultura de los años 60 y 70 (Alan Watts, Roszak, etc.) y la entrada igualmente del pensamiento oriental, en ediciones críticas fiables de los clásicos, (los sutras del Buda, los libros del Tao, etc) y en buenas traducciones de los maestros contemporáneos (Suzuki, Krishnamurti, Ken Wilber, etc.) Salvador Pániker ha dirigido su Editorial Kairós durante varias décadas, estableciendo colecciones fundamentales como la Biblioteca de la Nueva Conciencia , Sabiduría Perenne, Enseñanzas, y otras, ofreciéndonos cientos de títulos que hoy nos acompañan y cuya aparición en el mercado era siempre una pequeña fiesta. Esta gran labor de divulgación la continúa hoy con un gran nivel su hijo Agustín, director actual de Kairós.

Pero Salvador Pániker ha sido además un gran pensador español. Su obra consta de unos quince títulos, entre los que podemos distinguir, entre otros, estudios propiamente filosóficos (Filosofía y mística), obras donde explica su concepto de los "retroprogresivo" (Aproximación al origen, Ensayos retroprogresivos), libros de memorias (Primer testamento y Segunda memoria) y libros de diarios (Cuaderno amarillo, Variaciones 95, Diario de otoño, Diario del anciano averiado).

Su literatura memorialista va siempre mucho más allá de lo autobiográfico: la mayor parte de las veces, un apunte biográfico es en Salvador Pániker la breve excusa para lanzarse a reflexionar sobre ciencia, religión, identidad o la estructura de la realidad. Por eso sus diarios son únicos en el panorama español, y aportan siempre una rica gama de sugerencias y destellos, en cada anotación de cada día.

Preocupado por la espiritualidad, se definía a sí mismo como "un agnóstico con oído para la trascendencia", y una parte importante de su propia paideia es que cada uno ha de elaborar su religión a la carta. Así ha vivido Salvador, tomando lo mejor de cada casa, más allá de las clasificaciones religiosas, creando su propio camino, porque como decía Krishnamurti "la verdad es una tierra sin caminos". Y como parte de su paideia, ha mantenido durante décadas una lucha a favor de decidir sobre la propia muerte, siendo desde 1990 hasta 2009 Presidente y después Presidente de Honor de la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente.

Salvador Pániker ha muerto, a la cumplida edad de 90 años, que acababa de celebrar. Nos deja como último regalo un libro póstumo, que el lunes 3 de abril saldrá a las librerías, y que por sólo tres o cuatro días no pudo ver editado. El libro es la quinta entrega de sus diarios, y tiene el muy significativo título de Adiós a  casi todo. Salvador, dijiste muchas veces que no hay maestros, y que hay que desconfiar de los gurús, y sin embargo, muchos no hemos podido evitar que precisamente ese mensaje tuyo nos guiara. Paradojas retroprogresivas.Gracias por tu ejemplo.

Palabra de Pániker

Selección de frases de Salvador Pániker, extraídas de uno de sus últimos libros Diario de otoño (2013). En esta selección están representados muchos de los temas sobre los que Salvador Pániker ha vuelto, una y otra vez, en sus ensayos y en sus diarios.

"Un leitmotiv de mis diarios, a saber, la persecución de una nueva magia que me permita ser, a la vez, un animal sagrado y laico. Niño y adulto. Retroprogresivo".

"Fragmentos de mi socorrido repertorio de paideia: que hay que tomarle gusto a lo difícil, que nadie cree ya en una ética universal, que conviene dedicar la segunda parte de la vida a liberarse del ego, que hay que concentrarse, a cada instante, en lo que a cada instante toca hacer..."

"Mi muerte, o la tuya, es  sólo una idea/ardid que puede ayudar a concienciar mejor la intensidad/realidad del presente. Apenas pienso en la muerte de manera más concreta. En realidad, apenas pienso en la muerte de manera alguna. Homo liber nulle de re minus quam de morte cogitat. En nada piensa menos el hombre libre que en la muerte. Lo dijo Spinoza. Y Stuart Mill proclamaba que quien vive intensamente se preocupa poco de la "vida futura".

"Existe el camino de dejar de identificarse con la mente. Recuperar el cuerpo y la sensibilidad material. Abandonar las teodiceas. Reconvertirse en un bottom up thinker. Atravesar la paradoja, utilizar conceptos para ir más allá de los conceptos. Dejar que fluya la energía, abiertos los sentidos. El gozo de cada instante. Lo absoluto de cualquier minucia. Uno se remite entonces al abismo del no-saber, al apofatismo puro de los agnósticos con sentido del misterio".

"¿Utopías? Los dos grandes genocidios del siglo XX se fundamentaron en teorías sobre la naturaleza humana diametralmente opuestas, pero coincidentes en el empeño obsesivo por rehacer la humanidad. En el caso del marxismo, a través de la ingeniería social; en el del nazismo, a través de la eugenesia. La moraleja de estos experimentos catastróficos es que no hay que tratar de construir dogmáticamente un utópico "hombre nuevo". Lo procedente habrá de ser la cautela -ensayo y error- sobre un debate "democrático" permanente.(...) Procede colaborar al diseño de una sociedad cada vez más pluralista, comenzando por el autodiseño de uno mismo, el metabolismo diario que nos permita hacer compatibles la empatía con la racionalidad, la compasión con la distancia, la sabiduría con la insania".

"El nuevo continente a descubrir ya no es el Futuro sino el Presente. Los marxistas se quedaron sin su manantial de magia. Y ya se sabe que no se puede vivir sin magia. De ahí el atractivo hoy de las filosofías orientales. El judeocristianismo -lo mismo que el marxismo- se ha pasado la vida dando prédicas morales, juicios, condenas y esperanzas. Estamos hartos de tanta tabarra. El nuevo programa está en vivir sin culpa y con un plus de creatividad, asumiendo la relatividad y contradicción de todas las cosas".

"Hay una mística que tiene que ver con el carácter absolutamente incomprensible de la realidad. Es lo menos que cabe esperar: que la realidad, en último extremo, sea incomprensible.(...) Hay una mística que no está al servicio de dogma alguno, de presupuesto alguno; la mística que reconoce lo "indecible" y lo "impensable" ,más allá del horizonte gramatical del ser. Así que, en el fondo, uno no cree en ningún dios determinado; uno se limita a experimentar, (ya digo, negativamente) el carácter inaccesible de la realidad".

"Paulatinamente, perdí a Dios, es decir, perdí al Dios de los teólogos tradicionales, de los curas, de la Iglesia católica , del monoteísmo, de la Causa Eficiente, del mito bíblico de la creación, Perdí al Dios esquemático y sin sentido del humor que había creado el mundo siguiendo un plan. En contrapartida inventé al dios sucio, al dios débil, al dios-cómplice, pero que es también el Tú infinito que desaloja la soledad".

"En cuestiones éticas, sociales y políticas ,los grandes principios resultan siempre sospechosos. Como ya enseñaba Lao-Tsé, cuando declina el Tao aparecen los principios morales. Y como también enseñaba el filósofo John Dewey, los grandes principios universales conducen casi siempre al absolutismo. Y en cuanto comienzan las palabras con mayúsculas -Patria, Revolución, Historia, Verdad, Partido-, comienzan los crímenes.(...)En contra de lo que pensaba Kant, la ley moral no está "en el fondo de nuestro corazón". En el fondo de nuestro corazón sólo hay perplejidad y vértigo".

"Uno de los temas recurrentes de mi paideia es el de que cada cual, si puede, ha de ser el maestro de sí mismo. "Religión a la medida", "moral a la medida", "fe a la medida", "ideología a la medida", "sexualidad a la medida". (Y apunto "si puede" toda vez que ello supone tener la información y capacidad crítica necesarias para no incurrir en sincretismos de baratija.) Quiere decirse que con el conjunto de matrices culturales a su alcance, cada cual debe componer el menú que mejor se le acomode. Cada cual debe ser estrictamente un hereje, palabra que deriva del griego hairesis, que significa "seguir el propio camino", elegir".

"Personalmente, siento una automática repugnancia por la figura del gurú.(...) Uno ha de despedir sin contemplaciones a cualquiera que intente enseñarte cómo hay que vivir, imponerte su visión del mundo.(...)La liberación se alcanza viviendo aquí y ahora, no preguntándole a un gurú cómo se hace para vivir aquí y ahora. Someterse a las enseñanzas de un gurú es como dejarse encerrar en un doble vínculo del tipo "tienes que ser espontáneo": cuanto más se "intenta" menos se consigue. Es imposible ser premeditadamente espontáneo.(...) El gurú deja de ser necesario cuando uno comprende que no hay nada que preguntar".

"Mayo de 1968: el último carnaval de la Europa revolucionaria. En adelante, las películas serían en color. Incapaces de romper las estructuras del Estado, los intelectuales inventaron la subversión del lenguaje, la deconstrucción ,el postestructuralismo. Y renacerían algunos nacionalismos, pero ya no sería en blanco y negro.(...) Y así llegamos a la era del supermercado, la filosofía como género literario, el mundo como collage, el sentido de las cosas difuminado en el juego efímero de los significantes, significantes inestables, medio ausentes, debidamente irreales: discursos que se quedaron en discursos sobre discursos. Y así surgió una nueva extrañeza, un nuevo estupor frente al vacío. el consumismo como único horizonte para la gente joven. Y en ello estamos. En telecolor. Y ahora se trata, digo, de recuperar la magia desde otra cota de la historia, o de la transhistoria; lanzarse de otro modo a la refriega, ya sin valores absolutos, sin ningún metarrelato de referencia -es decir, sin síntesis totalitarias-, pero recogiendo la vieja antorcha".

"He de andar con mucho tiento: conciliar el mundo mágico con la racionalidad científica, avanzar a la vez hacia lo arcaico y hacia lo secularizado. Moverme entre los signos de esta doble perspectiva. No renuncio a mi mundo mágico: sólo lo incorporo retroprogresivamente a mi mundo laico. ¿Trascender? Cuando yo muera, no todo será nada. Otros habrá que digan "yo". Otros habrá que continúen las líneas de una cierta sabiduría. (La que yo únicamente balbuceo)".

"Vivir desde uno mismo, no ser un puro títere de los condicionamientos; vivir desde el presente, reinventando perpetuamente el mundo, escapando al campo gravitatorio del pasado; vivir originariamente (y precisamente por ello despreocupado de la originalidad): todo esto es vivir desde el margen".

"Mi misticismo blando no me conduce a un Dios trascendente "allá fuera", sino a la divinidad que lo constituye todo, aquí, ahora. Meditar, experimentar, vivir aquí/ahora, es todo lo mismo. desidentificarse de todo para alcanzar la identidad suprema. cuando uno dice "Yo no soy nada" está cruzando el umbral que le conduce a "Yo soy todo".

"El siguiente paso ha de ser retroprogresivo: seguir sofisticando el lenguaje y, a la vez, recuperar el origen perdido donde quedan superadas las dualidades".

Si quieres leer más, entra en la página de facebook dedicada a Salvador Pániker pinchando en este enlace.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído