Abre la puerta cansado, casi con los ojos cerrados. Ya es mediodía, pero habrá dormido menos de seis horas. Hace poco volvió de Cataluña, de la Barcelona Games World, evento en el que luchan los seis mejores equipos de la División de Honor (liga española) de League of Legends (LOL) para conseguir plaza en la Challenger Series, un clasificatorio para entrar en la LCS (la liga europea del LOL). Por ahora Fernando Peñalba Solís (Jerez, 1994), 'Nandisko', su seudónimo en el mundillo virtual, es el único jerezano que compite profesionalmente a este juego de ordenador.

Tampoco expresa mucha emoción al hablar de sus vivencias. Cuenta que empieza a jugar por aburrimiento. Ese tedio que le inunda en 2011 aparece también durante la entrevista. Su hermano mayor es quien le anima a probar el League of Legends. Dice que al principio no le gusta, y que lo deja aparcado para jugar a Ragnarok, otro juego. No obstante, cuenta que pierde interés y que le da otra oportunidad al LOL. El League of Legeds es multijugador y online, es decir, se puede jugar con amigos en tiempo real, cada uno desde su ordenador. Dos equipos, formado por cinco personas —diez campeones en todo el juego—, deben tirar el núcleo central colocado en uno de los extremos del mapa. Es un juego estratégico en el que los jugadores pueden hablar entre ellos mientras se disputan las partidas. Estas suelen durar una media de 20 a 40 minutos, dependiendo de diferentes factores. El planteamiento inicial es sencillo, pero el League os Legends es un juego complejo a simple vista.

El LOL nace a finales de 2009, y en 2012 se proclama como el título más jugado del mundo. Si bien Pokémon Go creó una fiebre pasajera —ya que en varios meses se esfuma—, no ocurre lo mismo con este juego de PC. En 2011 se celebra el primer mundial de League of Legends. Británicos, coreanos, chinos, estadounidenses, rusos y brasileños, entre otros países, quieren lograr la copa mundial de Riot. Nandisko es uno de esos jugadores que, sin apenas darse cuenta, consiguen llegar al nivel más alto del juego –diamante, y luego challenger–. Cuenta que al verse en tan buena posición, y al desenvolverse tan bien en el nivel top, espera entrar en un equipo europeo. No tiene por qué ser uno de los que aspire a entrar en la fase de grupos del mundial, pero quiere estar ahí, en esa liga internacional. Sin embargo, no es ahí donde comienza profesionalmente. “En 2014 empiezo a jugar en un equipo español llamado Celerius, hoy ya no existe”, comparte.

Pasa de equipo en equipo por las amistades que forja durante esas partidas jugadas en aleatorio. Así es como entra en el Baskonia, una formación creada desde el equipo vasco de baloncesto. No obstante, en abril de 2016 tiene un accidente en la mano derecha que le lleva a retirarse durante un tiempo. Dice que el equipo sigue confiando en él, pero que debido a su aburrimiento en la casa y a la falta de motivación, decide volverse a Jerez en mayo del mismo año. Asentado en su ciudad natal, se plantea retomar la carrera de Química que comenzó en 2012. Para él es primordial acabar el grado universitario.

A día de hoy se dedica profesionalmente al League of Legends, pero dice que no va a vivir de ello siempre. Duda que tenga una continuidad seria en él. Confiesa que no tiene esa chispa que le inundó al principio "y ahora no estoy jugando mi mejor nivel”. Continúa sin motivación, pero al poco recibe una oferta de Kiyf Logitech, un equipo sin sede que juega en la División de Honor. Podría jugar con ellos desde su propia casa, seguir profesionalmente en el LOL y continuar la carrera. Dicha opción le atrae, es por ello que acepta y se convierte en el primer top laner -jugador de la calle superior- del equipo.

“Me fijo en Smeb de ROX y en Cuvee de Samsung Galaxy, pero para mí el top más inteligente que hay en Europa es Odoamne”

No solo empresas del ámbito tecnológico participan en este juego de ordenador. El mundo deportivo se está haciendo un hueco en este sector. El Valencia CF y el Shalke 04 ya tienen una formación que compite en los eSports. Próximamente el París Saint-Germain FC y el Sevilla FC también diseñarán un equipo de cinco campeones que luchen en la Grieta del Invocador –el campo de batalla del League of Legends–. “Yo esto no me lo esperaba, el LOL está creciendo bastante”, comenta Nandisko. Si bien él comienza en este juego como afición, a día de hoy recibe una remuneración económica por jugar en Kiyf. "Puedo jugar más de 24 horas al ordenador y ahora tengo un mínimo por contrato", el equipo le pide unas 3 horas de entrenamiento diario. Este top laner jerezano tiene fans que le siguen a donde quiera que vaya. “Klendisko” aparece dibujado entre el público en uno de los últimos torneos. “A la gente le gusta que juegue cosas raras, Kled (un personaje del juego) es un campeón muy nuevo y nadie lo ha jugado tanto como yo. No obstante, siempre me lo banean, es un jugador que normalmente el equipo contrario me prohíbe”.

Comenta que su madre en ningún momento ha reprimido su hobby —u oficio—. Al contrario, “ella lo ha visto como una oportunidad, incluso ve mis partidas”. Dice que le apoya, pero que también quiere que termine sus estudios. Estuvo a punto de entrar en un equipo danés, el Copenhague Wolves, pero no cuajó. Nandisko recuerda ese momento con frustración y algo de rabia, fue el momento en que casi debuta en la liga europea. Ahora tiene contrato por dos temporadas en Kiyf y sigue de cerca —desde su ordenador— los mundiales; sobre todo al top laner romano, Odoamne. “Me fijo en Smeb de ROX y en Cuvee de Samsung Galaxy, pero para mí es el top más inteligente que hay en Europa es Odoamne, me encanta cómo juega”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído