Las librerías andaluzas en peligro de extinción: "Un rincón de resistencia en los tiempos que corren"

Frente a la amenaza de las grandes plataformas, los comercios defienden, en el Día de las Librerías, que son mucho más que una tienda de libros: "Destacamos por el trato humano y por ser un lugar de encuentro"

Las librerías andaluzas en peligro de extinción: "Un rincón de resistencia en los tiempos que corren"
Las librerías andaluzas en peligro de extinción: "Un rincón de resistencia en los tiempos que corren" MANU GARCÍA

El olor a libro nuevo, perderse entre los pasillos, dejarse llevar por las portadas o dejar pasar las horas entre los prólogos. Las librerías se han convertido en un lugar enigmático, un negocio en peligro de extinción al que cuidar: un comercio cada vez más amenazado por las grandes plataformas y por los libros digitales.  Es por ello por lo que el 11 de noviembre, Día de las Librerías, se reivindica este espacio cultural que se ha convertido en un hogar para los lectores tradicionales.

Según la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal), las ventas de libros en pequeñas y medianas librerías han crecido un 13% respecto a 2020, y la previsión es que el año finalice con un crecimiento superior a un 15%. No obstante, señala que la situación de la librería independiente sigue siendo "frágil". Según el último Mapa de Librerías elaborado por CEGAL, casi la mitad de las 3.208 librerías censadas tiene una facturación en libros inferior a 90.000€, lo que las sitúa en el límite de la supervivencia.

Jerez es cuna de grandes escritores, desde Luis Coloma hasta José Manuel Caballero Bonald, es por ello por lo que la literatura forma parte de sus calles y sus tiendas literarias son indispensables para la ciudad. Jerez celebra su Día de las Librerías animando las personas a visitar al pequeño negocio y perderse entre sus estanterías.

La librería Luna Nueva es una de las más antigua de Jerez, nació en 1989 en un pequeño local de la calle Caballero. La alta demanda hizo que se trasladaran a un lugar más amplio en la calle Aguilar, donde tienen más de 40.000 títulos. La gerente del comercio, Nati Montaño, coordina no solo un local en el que comprar libros, sino un espacio cultural para el libre pensamiento.

LIBREROS LUNA NUEVA 9
Naty Montaño, propietaria de La Luna Nueva.   MANU GARCÍA

Aunque monetariamente las grandes plataformas pueden suponer un rival, nada se compara con la sensación de entrar en la tienda.  “Las librerías destacan por el trato humano y por ser un lugar de encuentro. No hay algoritmo que te oriente, sino que damos una atención personalizada, cuenta la dueña.  “Es un rincón de resistencia en los tiempos que corren”, expresa.

Anima a los lectores a que se lleguen y entren, que apoyen el comercio local frente a al click rápido en internet: “Hay una parte social que no se puede dejar ir, estamos perdiendo el comercio de barrio, dejando de dar los buenos días y las buenas tardes. Que disfruten de visitar los comercios y que lo conviertan en parte de su ocio”. Asimismo, para celebrar el 11 de noviembre, organiza en su local una lectura de Manuel Montero Ramírez y Francisco. J Márquez de sus poemarios recientemente publicados. 

LIBREROS LUNA NUEVA 8
Librería La Luna Nueva.   MANU GARCÍA

Tras La Luna Nueva, llega La Luna Vieja: un rincón de libros de segunda mano con más de 30.000 ejemplares en la calle Granados. Un lugar que te hará trasladarte al cementerio de libros de Carlos Ruiz Zafón en La sombra del viento, porque puedes perder la noción del tiempo entre sus curiosidades. Los libros usados tienen magia, porque pueden contarte dos historias: la literaria y la de las manos por las que han pasado. El propietario de la librería, el escritor Evaristo Montaño, avisa que es un oficio por el amor al arte, porque “no llega a ser muy rentable”.

LIBREROS LUNA VIEJA 4
Evaristo Montaño, propietario de La Luna Vieja.   MANU GARCÍA

“Es un espacio para románticos y curiosos. Si empiezas a rebuscar puedes encontrarte libros de hace 300 años, pero también puedes encontrar anotaciones e incluso debates dentro de ellos de diferentes lectores por los que han pasado. Los libros viejos te hablan”, cuenta Montaño, que próximamente publicará El sueño de las sardinas.

Defiende el pequeño comercio y la figura del librero, indispensable para dotar de magia esos rincones: “Nosotros siempre te vamos a ayudar, esto es personal. Aunque el cliente también te enseña mucho. En las librerías de viejos hay una clase de clientela muy curiosa. Nos retroalimentamos unos a los otros, es una puesta en común. La diferencia con las plataformas de internet es que hay un trato directo y puedes conectar con las personas”. Humanizar el comercio ahora que la pandemia nos deja un poco de espacio.

Asimismo, este negocio tiene una parte de ecologismo, el arte de reutilizar lo que no está roto y de no olvidar a los escritores de otros tiempos. “Estamos escribiendo las mismas cosas continuamente. Nadie escribe nada original, son inevitable las influencias en cualquier parte. Lo que hacemos desde hace cientos de años es versionar lo que hacen otros, por eso cada vez la literatura es más completa, porque cada uno está poniendo una pizca de sal en el guiso”, cuenta el escritor.

LIBREROS LUNA VIEJA 6
Ejemplares antiguos en La Luna Vieja.   MANU GARCÍA

Lo nuevo, lo viejo y lo especializado.  Situada en la calle Paul, se encuentra la última librería agrícola del país. Fundada en 1989, la Librería Agrícola Jerez es una de las más peculiares de la ciudad, en ella encontrarás ejemplares que no estarán en ningún otro sitio. Cuenta con más de 40.000 títulos, aunque el 70% los vende fuera de la ciudad por internet.

LIBREROS LIBRERIA AGRICOLA 10
Félix Jimenéz, propietario de Librería Agrícola Jerez.   MANU GARCÍA

Es una tienda de libros de carácter técnico dirigida por Félix Jiménez, quien presume de haber creado un lugar diferente dentro del mundo literario: “empezamos siendo una librería agropecuaria, pero las secciones se han ido ampliando a temas complementarios, por ejemplo, náutica, geología, flamenco o todas las ramas de historia.  Cosas que no vas a encontrar en otro sitio”.

Fueron de los primeros en sacar una web para extender el negocio en un tiempo en el que “los algoritmos no estaban tan especializados”. Sin embargo, destaca la gran diferencia de comprar en el comercio, en el espacio que ha creado: “Las librerías tienen su encanto y una clientela hecha.  Solo entrar en la tienda marca la diferencia cuando te viene ese olor a lignina, la vainilla de las páginas de los libros. Por supuesto lo indispensable es la atención personalizada, ya que si no encuentras lo que quieres puedes pedir consejo”.

Librería Agrícola Jerez.   MANU GARCÍA
Librería Agrícola Jerez.   MANU GARCÍA

Entre los estantes de sus ejemplares puedes encontrar de todo, está hecho a las necesidades del cliente porque ha cubierto un nicho poco habitual en las tiendas de libros: “La especialidad es lo que nos diferencia, por ejemplo, vendemos libros de cetrería de los cuales el 90% no lo puedes encontrar en las grandes plataformas. También tenemos secciones de música alternativa y autoediciones”. Otro de los nichos que cubre es el de la tauromaquia, pero también tiene otros temas como la sinergética, ecologismo o medio ambiente. En definitiva, ha creado un sitio único “manteniendo el equilibrio entre el catálogo y la especialidad.”

Sobre el autor:

Lucía Velázquez

Natural de Sanlúcar de Barrameda, estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Aprendió el oficio entre las paredes de la redacción de Europa Press y luego pasó a seguir creciendo en el diario Público. Especializada en temas de feminismo, migración y fake news, cree en un periodismo comprometido con el derecho a una información veraz a través del respeto de testimonios, las fuentes y la empatía.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído