Laura Millán, la sanluqueña nominada al Goya que imprime arte en cada película

Su último trabajo se juega un 'cabezón' por 'Mientras dure la guerra', donde diseñó en las escenas todo lo relacionado con el papel.

Laura Millán, trabajando en su estudio.
Laura Millán, trabajando en su estudio.

Laura Millán (Sanlúcar de Barrameda, 1979) baja lo que puede, y lo hace con cierta frecuencia, dice, desde Madrid. Es parte del colectivo sanluqueño 'Mare Nostrum', que realiza dioramas, piezas, etc. que pueden disfrutarse, incluso, en la calle. No lo necesita. Ya es una de las profesionales más respetadas en el mundo de la dirección de arte cinematográfico. Dentro del mundillo, desarrolla un trabajo aclamado en todo lo relacionado con el papel y la impresión en las escenas de las películas que vemos. Su última cinta es 'Mientras dure la guerra', de Alejandro Amenábar, que cuenta con la nominación en Dirección de Arte.

Una escena de 'Mientras dure la guerra', en la que participa en gráfica Laura Millán.

¿Cómo llegó al mundo del cine?

Estudié diseño industrial y había hecho diseño gráfico antes. Mis amigos estaban en el cine y la televisión, así que en parte fue natural que acabara trabajando, primero con videoclips y anuncios. Es un mundo complicado de acceder, no es fácil. No llegas con tu currículum y te cogen. Yo soy freelance. Los directores de arte eligen a su equipo cuando preparan una película. A mí me llamaron para el equipo de Juan Pedro de Gaspar, que ya ganó el Goya el año pasado. Esta es mi tercera nominación.

(Las anteriores nominaciones fueron por Zipi y Zape y por La reina de España, continuación de La niña de tus ojos. El currículum en el cine es mucho más extenso, como se puede ver en su web. Otras como Pieles, Que baje Dios y lo vea, Los hermanos Sister (ésta última con Joaquin Phoenix, rodada en Almería), o Patria son algunas de las más recientes).

¿Cómo ha vivido su trabajo para 'Mientras dure la guerra'?

Para las películas de época, como estas, tienes que documentarte mucho. El paso de las tropas en los mapas que elaborábamos que se ven tenías que ver dónde estaban en cada fecha. Por Salamanca tuvimos que tapar cartelerías y poner las nuestras, por ejemplo. Hay un cartel taurino en la película a través del cual se ve cómo pasa el tiempo.

Uno de los trabajos realizados para 'Mientras dure la guerra'.

En esa escena es donde más protagonismo cobra su tarea, ¿no?

Al final de lo que haces se ve el 30% del trabajo. Aunque en 'Mientras dure la guerra' sí he visto mucho reflejado incluso en los trailers.

Siempre hay gente buscando en el detalle para buscar alguna cuestión incorrecta en las pelis. ¿Cómo vive eso?

Pues primero quieres hacer tu trabajo bien, por ti misma, y claro, si al final ocurre pues pica un poco. Pero al final tu trabajo pasa por muchos ojos. En mi caso, por la decoradora, el director de arte, se ve durante el rodaje... Es difícil que ocurra.

¿Cada vez tiene más peso este aspecto en las producciones españolas?

Sí que existe más conciencia del público, no solo de la parte artística. Siempre ha habido cosas interesantes. En España, han montado ahora la filial de Netflix, para hacer sobre todo muchas producciones de series. Se hacen cosas, muchas pelis vienen a rodar... Málaga, Mallorca, en el País Vasco, Sevilla... Y el hecho de que vengan es porque hay buenos técnicos.

¿Esto ha sido a raíz de que hayan rodado Juego de Tronos?

No, viene de antes, lo que pasa es que Juego de Tronos se llevó muchos titulares. Cuando cuento que están rodando The Crown en Cádiz, no se lo creen. Hay más días de luz que en Escocia, por ejemplo, pero sobre todo vienen por los buenos  técnicos que tenemos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído