La pesadilla del coronavirus no frena el sueño de Pablo Petidier: 'crowdfunding' en estado de alarma

El joven artista jerezano, que trabaja como recepcionista en un hotel a la espera de "vivir algún día de la música", abre una campaña de micromecenazgo para grabar su tercer disco

Pablo Petidier, guitarra en mano, en días pasados en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Pablo Petidier, guitarra en mano, en días pasados en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

Nirvana o Sound Garden marcaron el despertar musical de Pablo Petidier (Jerez, 1986). El sonido garagero de aquella generación X, joven aunque sobradamente preparada, pero que a menudo acababa sus días de regular para abajo, inundó su cabeza hasta el punto de no parar de labrarse una carrera musical propia. Hasta hoy. En pleno estado de alarma, desescalando de la pesadilla de casi tres meses de pandemia, el músico se lanza a poner en marcha una campaña de crowdfunding que le ayude a sufragar los gastos de su tercer trabajo discográfico.

"Quizás a la gente le parezca que esto del crowdfunding es un poco raro, que se está pagando por algo que no está hecho todavía o que es una inversión de dudoso cumplimiento. Nada más lejos de la realidad; me parece la herramienta que ha salvado la cultura libre, en estos tiempos en los que la cultura se ha vuelto efímera y que se ha devaluado debido a las plataformas digitales, esta es la única manera de ayudar a alguien que todavía no tiene el soporte financiero necesario para poder llegar lejos", cuenta el joven músico jerezano a lavozdelsur.es. Hay que cuadrar bien los horarios de la comunicación porque, mientras llega ese día en el que "pueda vivir de la música", Pablo trabaja en horario de noche en un hotel de su ciudad natal.

"Me he dedicado a puestos relacionados con este sector, desde animador turístico de chaval a recepcionista, adjunto a dirección en Barceló y en una empresa de marketing hotelero. Es un sector que tiene bastante precariedad, y en este disco hago alusión a una vivencia que tuve en el último hotel que estuve en Tenerife; a raíz de mis emociones cuento muchas cosas, sin aludir al hotel ni nada, pero ahí cada uno se puede ver reflejado", cuenta en referencia al carácter intimista e introspectivo que tienen sus canciones. Pese a su dedicación profesional, no cabe duda alguna escuchándole que su mundo es la música. "Mi intención es seguir en la música", defiende, para adelantar, como curiosidad, que este nuevo disco "será diferente al trabajo anterior, un poco más conceptual-folklórico, más diferente, menos powerpop".

Petidier, antes de la entrevista con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA

El también compositor, de largo recorrido en la escena jerezana (The Mexican Sugar Skulls & We’re not Surfers —banda esta última que sigue en activo—), tiene dos trabajos publicados autoeditados —Sprouted from The Pieces (2016) y Second Grace (2017)— y está a punto de llevar sus canciones al directo con una banda de lujo. Con formato full band, Petidier quiere generar "un contenido de calidad que despierte el interés de agencias de contratación, festivales, discográficas, etcétera". Para este proyecto cuenta con unos músicos de lujo de la escena gaditana del pop/rock pertenecientes a bandas como Surya, La Costa de los Esqueletos o We’re not Surfers.

Las recompensas por apoyar el proyecto en esta fórmula de micromecenazgo van desde una aportación básica solidaria, al precio de 5 euros, hasta un concierto en formato full band privado. “Para esta campaña hemos preparado distintas opciones de recompensas que se adapten a todos los bolsillos. Tenemos desde contenido digital, discos, camisetas, pegatinas...”.

Y Pablo Petidier quiere seguir tocando y jugando en equipo. "Siempre lo he dicho, Second Grace —su disco anterior— no son sólo mis canciones, es la producción de Rafa Camisón, es la interpretación de los músicos que colaboraron, es el diseño gráfico de Jesús Gutiérrez, es la solidaridad inmensa de toda la gente que nos dejó el equipo necesario para hacer algo que ha gustado mucho. Lo que pretendo hacer entender a la gente es que con este proyecto no sólo quiero hacer llegar mi música, sino también que se hace en Jerez, que podemos ser tan buenos en lo que hacemos como mucha gente que vive de esto en muchos otros lugares de España y del mundo". El sueño sigue más vivo que nunca.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído