Concha Jareño, simplemente baile flamenco

La bailaora presenta en el principal escenario del Festival de Jerez una propuesta "muy honesta, de pura tradición". Cristian Lozano se estrena como director en La Compañía con un homenaje a las pasiones de Gaudí

Rueda de prensa de Concha Jareño y Cristian Lozano. Javier Fergo para Festival de Jerez
Rueda de prensa de Concha Jareño y Cristian Lozano. Javier Fergo para Festival de Jerez

La madurez alcanzada en su trayectoria artística es el único elemento que podría enlazar las diversas coreografías que la bailaora Concha Jareño desgranará en su Recital flamenco, espectáculo que llega este lunes día 25 de febrero al Teatro Villamarta, escenario principal del XXIII Festival de Jerez. En cambio, la vida y obra de Gaudí se convierte en el leitmotiv de Cristian Lozano, que presenta su primer montaje como director en Sala Compañía, dentro del ciclo De la Frontera, con el título Trencadís, pasiones de Gaudí.

Sin más argumento que el baile llega la madrileña Concha Jareño al XXIII Festival de Jerez. “Tenía esa necesidad”, apuntó la bailaora ante los medios de comunicación. A su juicio, los artistas suelen exhibir trabajos en los que “explicamos situaciones, experiencias y nos olvidamos simplemente de bailar”. Para ella, el baile “es la parte más básica de nosotros mismos” y a él vuelve en la actualidad.

Por ello, este Recital flamenco se presenta como “un espectáculo muy honesto, de pura tradición”. Y en esa tradición están los bailes de algunos palos flamencos que “la gente no conoce de mí”, de manera que su espectro coreográfico abarca “toda mi vida artística, tanto el hoy como el ayer”. El Recital flamenco de Concha Jareño comenzará con tangos. Por guajiras la bailaora utilizará su abanico y un vestido inspirado en la Cuba colonial para dibujar estampas flamencas llenas de feminidad y coqueteo. Luego vendrán malagueñas, martinetes, abandolaos y bulerías para finalizar por seguiriyas y soleá. Éste último palo con bata de cola y mantón. La música recae sobre la guitarra de Canito y la percusión de Bandolero, mientras que el cante será obra de Manuel Gago y David Sánchez ‘El Galli’ y las palmas llevarán la firma de José Manuel ‘El Oruco’.

Diez años del Premio Revelación en Jerez

Concha Jareño ha sido galardonada con los Premios Nacionales de Arte Flamenco de Córdoba 2007 Matilde Coral y Mario Maya, premio a la Mejor Coreografía Solista en el Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco de Madrid y segundo premio del Concurso de Cante Flamenco de las Minas.

En 2008 estrena el recital Simplemente Flamenco y el espectáculo Algo, por el que es galardonada con el Premio Revelación del Festival de Jerez en 2009. En 2011 estrena Hecho a mano en el Corral del Carbón de Granada. En 2012 participa como coreógrafa junto a Javier Latorre en el espectáculo de producción china Quijote, al compás de un sueño, que se estrena en el Teatro Coliseum de la Gran Vía de Madrid.

En marzo del 2015 estrena en el Festival de Jerez su nueva producción, El baúl de los flamencos y continúa con montajes coreográficos y la docencia, labores por las que es reclamada internacionalmente.

De otro lado, Trencadís, pasiones de Gaudí es el primer espectáculo que dirige Cristian Lozano. Será en la Sala Compañía, dentro del ciclo Sin Frontera. “Quisiera acercar al espectador la figura de Gaudí” en un doble plano: el personal y el artístico. “Con la austeridad y sencillez que caracterizan su vida y desde el más absoluto respeto a su colosal obra”, explica el bailarín flamenco en esta su primera obra como director de un elenco artístico que también el contrapunto femenino en la bailarina Tamara López, el cante de Juan José Amador, la guitarra de Tino van der Sman. Además, cuenta con el piano y bajo de Cristian de Moret y la percusión de Raúl Botella.

Lozano utiliza como “hilo conductor” de su propuesta las cuatro pasiones de Gaudí: la naturaleza, su amor por Cataluña, la religión católica y la arquitectura. Desde el punto de vista temporal, se sitúa en el día del accidente que, tres días más tarde, acabaría con la vida del genial artista. Cristian Lozano ejerce de trovador y tratará de explicar la vida de Gaudí, más allá de su obra.

Tamara López hará las veces de la Virgen María, el ídolo religioso del artista catalán. También tendrán un papel destacado algunos miembros del elenco. Éste es el caso de Juan José Amador (“como la sombra de Gaudí”). El cantaor se atreve a interpretar algunas letras en catalán, puesto que el espectáculo de Cristian Lozano pretende “unir culturas” más que buscar las diferencias.

Poemas y coreografías

En su primer montaje Cristian Lozano también utiliza los poemas de Maragall y Verdaguer, así como las composiciones musicales de Bach y Granados. Asimismo, a sus coreografías, se suman las creadas por Eva Yerbabuena, Rubén Olmo y Tamara López.

Y ese universo vital y creativo del genial arquitecto transcurre con el lenguaje del flamenco, la danza estilizada y contemporánea. Todo ello con el soporte del simbolismo gaudiniano y el modernismo. En definitiva, un intento de compartir desde el escenario de Sala Compañía “el día a día del que es, sin duda, una de las personalidades más grandes de nuestro arte y nuestra cultura”.

La trayectoria de Cristian Lozano se inicia en el Nuevo Ballet Español a finales de los 90 y continúa en el Ballet Nacional de España, bajo la dirección de Aída Gómez, donde llegó a ser primer bailarín. Continúa en la compañía de Aída Gómez cuando ésta abandona la dirección del Ballet Nacional de España. Ha formado parte de la Compañía de Antonio Canales y formó parte del elenco de La Celestina, bajo la dirección de Shoji Kojima. Una de sus actuaciones en el Festival de Jerez tuvo lugar en 2010 cuando interviene como artista invitado en el homenaje que Joaquín Grilo hizo al maestro Fernando Belmonte.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído