El fotógrafo del compromiso.
El fotógrafo del compromiso.

El sol da matices de vidriera al entrar por las callejuelas, dorando las sábanas que penden de los balcones. Las esquinas húmedas dejan un lejano presagio del mar, en los regueros de aserrín de los tugurios quedan huellas portuarias. D´En Robador, d’Espalter, Sant Pau, Hospital, Sant Rafael… las calles que recorre un hombre discreto, con paso tranquilo en la agitación de avispero del Barrio Chino barcelonés. Oculta una cámara bajo su chaqueta, fotografía sin mirar el visor, los vecinos ajenos a que son retratados en su rutinario buscar el fatigoso pan de cada día. Tirados a los márgenes de la sociedad, niños con el único juguete de su pobreza, marines desembarcados a sus bajos instintos, charnegos, mariquitas y pedigüeños, un catálogo de fracasados, conocedores a rajatabla de la ley de vagos y maleantes, donde destacan las prostitutas.

Carnes yertas que entierran  tantos deseos, miradas desnudas que saben de tantos ocasos. Escaleras sin luz, camas de un rato. Las toses y la saliva. Habitaciones color de miseria. Humo de cigarrillos los días. Hablan del amor hecho pedazos, con la mueca de la muerte que se trasluce en cada sonrisa. Los tacones  que recorren cada herida. Todo oculto tras el áspero maquillaje, tras las oscuras cortinas de sus vidas.

Fotógrafo que “hacía la calle” como el mismo se denominó, en sus imágenes oímos retales de conversación, tasación del deseo, al que se pone precio como mercancía, pregones ambulantes, palabras de estraperlo,  lenguaje canalla entre olores de fritanga y meado de gato. Como a espejos mal azogados se asoman los rostros de la derrota.

Joan Colom (Barcelona 1921) retrató una tragedia sórdida y silenciosa, contando una historia que va más allá de lo que vemos. Calles de mala reputación, como versos descabalados de Gil de Biedma, siempre somos peores que nosotros mismos. Naufragios en soledad y alcohol, destinos sin billete de vuelta, a ninguna parte, sin salida.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído