feria_libro_oportunidad_07
feria_libro_oportunidad_07

Cristina acoge hasta el 8 de diciembre una nueva edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión.

Abren las cajas cuidadosamente para colocar la magia de los libros sobre los diferentes puestos. Desempolvan del interior de ellas obras clásicas de gran valor e incluso ediciones descatalogadas para el público. Desde el hidalgo Don Quijote de la Mancha hasta fascículos editados con las antiguas planchas de edición. La Alameda Cristina es el lugar donde un año más los miles de trabajos literarios de sus autores se ofrecen al ciudadano en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión. Hasta el próximo día 8 de diciembre los jerezanos podrán curiosear y llevarse a casa algunos de los ejemplares a la venta a un precio que a veces roza lo simbólico. Desde dos euros, el lector podrá devorar joyas literarias como Un Mundo Feliz o incluso uno de los productos estrella de este año, el libro infantil bilingüe.

Son numerosas las personas que se acercan a estos puestos para ver la colocación de los ejemplares. Desde Ana María que camina con su carro de la compra para preguntar por el cuento de Los Tres Cerditos hasta Pedro ,que acude con mucha prisa para recoger a sus hijos al colegio con la Metamorfosis de Kafka bajo el brazo. Un libro siempre es un buen motivo para disfrutar, quizás incluso para encontrar una manera de evadirse o encontrar un sentido en la vida. Este banquete literario de libros de ocasión es una gran oportunidad para cualquier ciudadano que disfrute con la lectura. Juan Enrique González, responsable de Libros Millenium, es el organizador de esta feria, un evento que lleva preparando desde hace 20 años. Comenzó a trabajar con el libro a los 14 años, una edad con la que comenzó a disfrutar de la lectura de los clásicos. Recuerda con añoranza cuando los puestos estaban colocados en la plaza del Arenal, aunque Cristina tan poco está tan mal. “Este es un lugar maravilloso para todos nosotros. La fecha es realmente buena porque las Navidades están cerca y este año además coincidimos con el puente del próximo 8 de diciembre. El buen lector siempre espera este tipo de ferias donde ofrecemos ejemplares únicos a un precio muy especial, que es casi simbólico. Aquí se pueden encontrar ediciones ya descatalogadas que son casi imposible de adquirir actualmente en las editoriales”.

Desde Trebujena hasta a alguna ciudad de Argentina, los responsables de algunos de estos puestos tienen grandes historias detrás de sus mostradores. José María, de la Librería Maxtor de Valladolid, lleva 12 años asistiendo con sus ejemplares a Jerez. Con su mono azul, desempolva el interior de algunas de las joyas ilustradas que ofrece. Ediciones antiquísimas de Don Quijote de la Mancha e incluso un libro de postales fotográficas de la familia real española de 1888, son algunos de los volúmenes que ofrece este palentino residente actualmente en Valladolid. “En este puesto la especialidad son las ediciones de libros que normalmente no circulan por las librerías convencionales. Son ejemplares que no están al alcance de cualquiera, trabajos literarios muy antiguos, como un libro que recoge el principal tratado del vino de Jerez que incluso la Junta de Castilla y León se interesó por él. Tengo documentos del arte español editados con las antiguas planchas”.

Para este palentino un libro es como un hijo, un producto que mima y cuida como si tuviera un verdadero manjar entre sus dedos. “Después de tantos años he notado que el interés por el libro ha descendido, aunque siempre hay gente interesada. Lamentablemente quizás estos ejemplares a la gente joven no le digan mucho pero siempre hay un público interesado en algunos de estos trabajos”.

Uno de los productos estrella de este año es el libro infantil bilingüe. Un ejemplar visual con el que los más pequeños pueden comenzar a leer sus primeras palabras dejándose llevar con las ilustraciones de El Patito Feo o Caperucita Roja, entre algunos de los títulos. "Los libros bilingües para niños son una de las novedades que aquí se pueden encontrar incluso a un 70% de descuento. Cuando lo lees al otro lado de la página tienes la traducción en inglés y así los más pequeños pueden aprender alguna palabra nueva”, asegura José Enrique González.

Pablo, desde Alicante, es el vendedor de libros con menos experiencia de la feria. Es su segundo año en Jerez pero acumula una larga experiencia en el libro usado. Nacido en Argentina, siente verdadera pasión por los clásicos y disfruta viendo como los adolescentes tienen esa inquietud lectora. “Los jóvenes son sin duda los que más libros se llevan. Esta feria es un buen ejemplo para disfrutar con el libro entre las manos. El ambiente es agradable como los sueños de Don Quijote. El mundo del libro es muy amplio, pero siempre ofrecemos productos a un precio asequible. La literatura clásica como Orgullo y Prejuicio o Shakespeare son ejemplos que los adolescentes adquieren, ben por el incentivo que hay en las aulas de los institutos o porque sienten la pasión por leer”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído