La Fundación Caballero Bonald ha acogido esta semana un acto doble: el homenaje a Carlos Sahagún y la presentación del número 24 de la revista Campo de Agramante. Carlos Sahagún, que falleció el 28 de agosto de 2015 en Madrid, fue un poeta de la generación del 50, muy estimado por José Manuel Caballero Bonald, nos recordó Josefa Parra en su introducción. Jesús Fernández Palacios, director de Campo de Agramante, llevó a cabo un esbozo literario de Carlos Sahagún. Nació en Onil, Alicante, en 1938. Fue el “benjamín de la generación del 50”. Carlos era bastante tímido y retraído a la hora de darse a conocer. Jesús Fernández intentó varias veces realizarle una larga entrevista para la revista. En principio le dijo que sí, pero a última hora se echó atrás, se disculpó y le dijo que “no tenía nada que decir ni de la poesía ni de la cultura española, y que no quería hablar”. A finales de los noventa decidió apartarse del mundo literario y se negó a reeditar su obra. Decía a sus amigos que no le preocupaba la posteridad. Mediante impresora, realizó una edición muy limitada de su poesía completa, para sus herederos. Y que le dejaran en paz… Esa retirada voluntaria explica la escasa difusión que tuvo la noticia de su muerte, aclaró Jesús Fernández. Carlos Sahagún obtuvo el premio Adonais en 1957, con sólo 19 años, por el libro Profecías del agua. Formó parte, junto con Ángel González, Claudio Rodríguez, José Ángel Valente y Eladio Cabañero, entre otros, de la antología Poesía última, editada por Francisco Ribes en 1963. Dice Jesús Fernández que Carlos era taciturno y pesimista, beligerante en defensa de los desfavorecidos, y que fue un poeta fronterizo: “Deudor de los poetas más sociales del 50 y a la vez próximo a los del 68, por edad y por su concepción del poema, como materia autónoma, como unidad de crítica, aunque con una renuncia expresa al barroquismo”. Su poesía “de tono conversacional y de un lirismo hondo y emocionado”, se concretó en libros de gran calidad, pero olvidados de forma injusta, lamenta Jesús. En 1961 publicó Como si hubiera muerto un niño, con dos reediciones, en el 92 y en el 2008, esta última con estudio de Antonio Lucas. Con este libro “consolidó su voz poética” y fue incluido en varias antologías. En los años setenta tuvo su mayor reconocimiento por parte de la crítica y de los lectores. En 1973 publicó Estar contigo, un libro de madurez, “un canto de amor tamizado por el compromiso colectivo y la memoria, con tono íntimo y elegíaco, característico de las poéticas del 50”. Memorial de la noche aparece en 1976 como poesía completa (1957-1975). Jesús recordó también que Sahagún fue profesor de secundaria en Barcelona, donde firmó un manifiesto contra la unicidad del catalán como idioma oficial. Luego se distanció paulatinamente de las posiciones políticas dominantes de Cataluña. Su último libro publicado fue Primer y último oficio, en 1979, Premio Nacional de Poesía al año siguiente. En los años 80 y 90 apareció en muy pocos actos literarios. Algún congreso y alguna recopilación de sus versos dieron paso a la retirada voluntaria de los últimos años. En 1985 acudió a un encuentro en Granada entre escritores del 50 y escritores de la transición. Dice Jesús Fernández que este perfil revela que Carlos Sahagún se retiró de la literatura antes de tiempo. No iba ni a cafés ni a reuniones literarias, salvo alguna excepción. “La prueba de ese alejamiento de los circuitos literarios es que no hemos logrado que venga nadie aquí a presidir este homenaje. Nadie de su familia, nadie de sus amigos importantes”. Excusó a José-Carlos Mainer y a J. M. Caballero Bonald, que no pudieron asistir. Jesús Fernández Palacios recalcó que, a pesar del silencio de los medios de comunicación, no deberíamos permitir que una voz poética como la de Carlos se quede sin el reconocimiento público que merece. Cecilio Alonso, con la editorial Renacimiento, ha realizado una sobria edición de la poesía completa, con algunos poemas inéditos, preparada por el propio autor en los meses previos a su muerte. Por lo visto faltaría por publicar un libro que escribió en catalán, nunca editado, y que saldrá próximamente. Tras el perfil literario, Josefa Parra habló del contenido del número 24 de Campo de Agramante. Hay varias páginas dedicadas a Carlos Sahagún, escritas por José-Carlos Mainer y Elsa López. También hay unos textos inéditos de Sahagún y una amplia reseña del libro de poesías completas editado por Renacimiento. Además de esta parte dedicada a Carlos, la revista contiene una entrevista a Francisco J. Uriz, poeta y traductor de escritores nórdicos; hay poemas de Uriz y de Alejandro Duque Amusco; un artículo de Olga Rendón sobre las cartas entre Celaya y Ricardo Molina; narrativa de Antonio Cabrera; un artículo de María José Flores Requejo sobre Toda la noche oyeron pasar pájaros, de Caballero Bonald; un cuento de Ramón Pérez Montero y, para terminar, notas de lectura, reseñas de libros de Juan Marsé, Caballero Bonald, Ángel Crespo, Francisco J. Uriz, Daniel Sueiro, Josep María Cuenca, Julio Mariscal, Chus Tudelilla y Juan Larrea Las ilustraciones son de Franco Rossetto y el diseño gráfico de Juan Carlos Crespo Laínez. La sesión se completó con la proyección de unos montajes audiovisuales breves sobre Carlos Sahagún y con la lectura de varios poemas del autor por parte de miembros de la Asociación Argónida. En la proyección, los poemas son recitados por Carlos, con imágenes de la época, de la miseria y el sufrimiento de la posguerra, de los niños de la guerra de siempre, de los pobres, de la muerte, del amor… Una voz real, un áspero susurro, tan real como Siria.

QUEDE MI NOMBRE

Que mi reino no sea la soledad del héroe pensativo, sino tu fortaleza amurallada. Hallen en ti refugio los días claros, roto ya por mil flancos el combatido cerco de la noche. Y cuando zarpe el último navío rumbo a la decepción definitiva, quede mi nombre escrito sobre el agua, indefenso, esperando la hora en que tú desciendas suavemente, sabiendo ya el camino, a recordarme.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído