Lío en las redes por comentarios políticos de un capataz y un hermano mayor en Jerez

En ambos casos subieron comentarios sobre política que llegaron al insulto. "Aquí uno no puede expresar si es de izquierda o derecha; no lo entiendo pero tengo la conciencia tranquila", asegura el hermano mayor de La Candelaria a lavozdelsur.es

Lío en las redes por comentarios políticos de un capataz y un hermano mayor en Jerez. En la imagen, una de las capturas subidas.
Lío en las redes por comentarios políticos de un capataz y un hermano mayor en Jerez. En la imagen, una de las capturas subidas.

El doble filo de las redes sociales en el ámbito cofradiero suele dejar de vez en cuando, más asiduamente en los últimos tiempos, algunos episodios polémicos debidos a debates y pareceres, cofrades o no, que suelen proliferar en cualquiera estas aplicaciones sociales. El mundo de las hermandades ha sido, desde los inicios de estos medios en tiempos en los que solo mandaban los chats y los foros, uno de los que más prolíficos, unos espacios donde contar verdades y mentiras; falsos debates o como una fórmula de jorobar a tal o cual candidato a lo que sea: hermano mayor, capataz, costaleros.

De esta forma, las denominadas fake news están a la orden del día en lo cofradiero. No obstante, casi la totalidad de las hermandades cuentan ya con perfiles en las redes como medio informativo para los hermanos e incluso como plataforma para contar sus novedades a los medios de comunicación.

En las últimas fechas han surgido dos episodios que comprometen a un conocido capataz jerezano y a un hermano mayor. En ambos casos vertieron opiniones de carácter político en tonos insultantes que han provocado revuelo en el seno de las cofradías a las que pertenecen. Este es el caso de Francisco Monge, capataz del misterio de la Flagelación, que al hilo de un mitin del partido Vox celebrado en el centro de la ciudad hace escasos días, comentó en su perfil de Facebook sus pareceres contrarios sobre dicha formación y que, poco más o menos, había que desinfectar la plaza una vez terminado el acto, el lugar donde se celebró la reunión.

Esto provocó una rápida reacción en las redes sociales que se cuestionaron las formas con la que este cofrade se dirigió al mencionado partido y a los que asistieron al mitin, afirmaciones muy duras que, a las pocas horas, retiró para pedir disculpas por lo que hizo. En un primer momento Vox se planteó la opción de denunciar a Monge, lo que al parecer ha podido frenarse por intercesión de la propia cofradía. Tampoco parecía que el comentario pudiera provocar que la sangre llegase al río, visto el nivel incendiario de muchos exabruptos en las redes.

Obviamente, la Hermandad de la Amargura, a la que pertenece y a cuya junta de gobierno debe el puesto de capataz, lo llamó a capítulo para pedirle explicaciones. Hubo disculpas y arrepentimiento de Monge, que ahora está a la espera de lo que dictaminen los dirigentes de la hermandad en función de los estatutos de la misma. En lo disciplinario puede ser amonestado o suspendido temporalmente como hermano e incluso llegarse a la expulsión definitiva. Son los tres supuestos que se recogen en la normativa ante una falta de estas características.

Opiniones personales públicas en cargos cofrades renombrados

El hermano mayor, Alejandro Aguilar, dijo a este medio que la “cofradía dejará claro en un comunicado la postura de la institución, que es la de no compartir los comentarios vertidos por el capataz”, dejando en manos de la dirección espiritual y las reglas lo que finalmente se le aplique por este desliz. “Ha habido un arrepentimiento por su parte mostrado tanto en la hermandad como en la rectificación que publicó en la misma red social”, explica el hermano mayor a este medio, dejando claro que siempre “imperará el espíritu fraterno que debe estar muy presente siempre en una hermandad”. Por lo pronto, Monge no formará parte del equipo de capataces y auxiliares que el próximo 5 de diciembre dirigirán la parihuela que portará a la Virgen de la Amargura en un rosario vespertino.

Otro caso es el del hermano mayor de La Candelaria, Manuel Pina, que también en la misma red social compartió una serie de fotografías del actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, e hizo comentarios muy críticos en torno a él. Al ser el máximo dirigente de la cofradía, el revuelo interno está siendo importante, como reconoce el propio Pina que manifiesta a lavozdelsur.es: “No hago demasiado caso a estos asuntos, la verdad”.

Reconoce que la polémica se ha instalado en la hermandad y lamenta que “aquí uno no puede expresarse si es de izquierda o de derechas. No lo entiendo pero tengo la conciencia muy tranquila”. Por lo pronto, asegura, no hay elevada oficialmente queja alguna por su asunto tanto internamente como en el obispado. Incluso, subraya, cree que sus dos perfiles en Facebook “podrían habérmelos hackeados porque esos post no los encuentro en mis perfiles”, no descartando llegar a plantear alguna denuncia.

Estos dos casos casi coinciden en el tiempo y parten de expresiones críticas o insultantes a formaciones políticas. No es que sea algo inaudito. Ya sea por pareceres políticos, religiosos o sociales, siempre han surgido conflictos relacionados con comentarios cuyos autores no son del todo libre para hacerlos ya que responden y representan a colectivos apolíticos como son las hermandades, ya sea desde una posición más comprometida como la de dirigente o desde otra secundaria pero a la vez importante como mandar sobre un numeroso grupo de costaleros. En ambos casos la mejor recomendación es la de la prudencia o elegir la libertad de expresión sin ataduras. En este caso, primero hay que dejar responsabilidades y navegar sin amarres, ya que en una hermandad el universo del pensamiento político es seguramente tan diverso como los colores.                 

Sobre el autor:

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído