El senador socialista cree que el ex alcalde de Jerez está "pagando su pasado político", aunque no considera que la Justicia se esté vengando de aquella famosa sentencia que pronunció. "En este país no hay nadie en la cárcel con su condena", afirma.

El senador y veterano dirigente político socialista Francisco González Cabaña ha vuelto a referirse, en el transcurso de una larga entrevista concedida estos días a lavozdelsur.es y que podrá leerse íntegramente en este periódico en el próximo fin de semana, a la situación que vive el ex alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, con quien le une una dilatada relación política y personal. Después de que incluso interpelara en la Cámara Alta al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, tras el castigo, meses atrás, a Pacheco por almacenar en su celda un crucifijo de madera, una almohada y algunos libros de más, González Cabaña ha querido profundizar en este asunto afirmando con rotundidad que “no tiene ningún sentido que Pacheco no tenga ya el tercer grado”. “No tiene ningún sentido como no lo tiene que los primeros permisos los haya conseguido a mediados del año pasado”, ha añadido, si bien sostiene que “ya la Justicia incluso está reconsiderando cuestiones como la última causa de la que le ha eximido de sumar esa pena”. 

Una decisión, medita el senador gaditano, que “viene a desmentir la teoría de que la Justicia se está vengando de Pacheco”. Apunta, a su juicio, más bien a razones de índole política y, en concreto, por parte de Instituciones Penitenciarias, en manos del Gobierno del PP.  “En este caso, no es totalmente la Justicia la que decide, es más bien Instituciones Penitenciarias, aunque desde luego “creo que en este país no hay nadie en la cárcel con la condena de Pacheco por, entre comillas, enchufar a dos personas en un ayuntamiento”. El último incidente entre la dirección de Puerto III y el antiguo dirigente andalucista, supuso su traslado del módulo de respeto número 12, que ocupaba desde el 24 de octubre de 2014, al 8, mucho más restringido y rodeado de reclusos con delitos de máxima gravedad. El castigo duró apenas dos semanas, en parte por la presión ejercida por Cabaña al colocar el tema a nivel nacional, pero aun así, el socialista entiende que ha sido “excesivo, extremo en la aplicación de un reglamento, y ha marcado la vida de Pedro Pacheco de una manera dolorosa en este último tiempo”. 

“¿Por qué con Pacheco? Y segundo, ¿por qué la denegación de tantos permisos? ¿Por qué cuándo llegan los permisos, el tercer grado se convierte en una utopía para Pedro Pacheco? Yo creo que Pacheco, de verdad, está pagando, no voy a decir solo aquella frase de la justicia es un cachondeo, porque no creo que haya una venganza de los jueces o de la Justicia hacia él, sino lo que simbolizaba Pedro Pacheco cuando decía frases como esa. Pedro tiene un carácter fuerte también, quienes lo hemos conocido en la política y en lo personal, sabemos que no es fácilmente adaptable a circunstancias como las que está viviendo en estos momentos, pero poniendo en la balanza una y otra cosa, creo que lo que está pesando aquí es un extremismo reglamentarista que no me explico si no es desde el punto de vista de hacerle pagar su pasado político”.

A lo anterior, González Cabaña une algo que, en su opinión, “se puso de moda años atrás” y que era “una manera de lavar su conciencia el sistema”: la “ejemplaridad” de las condenas. “Lo más a mano que había era un famoso o un político, y si además era un político-famoso, doblemente. Y Pacheco reunía esas condiciones. Es lo que yo he visto. Pero, sin embargo, no creo que haya habido una actitud de la Justicia de ir contra Pacheco, pues la anulación de sumar las penas a su condena actual en uno de sus últimos procesos viene a desmentir la teoría de que la Justicia se está vengando de Pacheco”.

El ex alcalde de Jerez, que volverá a disfrutar de un permiso en Semana Santa y que ya recientemente logró su primera salida penitenciaria en este 2018 para conocer a su segundo nieto, logró recientemente que la Sección Octava de la Audiencia Provincial desestimara el recurso que la Fiscalía elevó contra el auto de suspensión de condena de un año y seis meses por el caso 'Estación de Autobuses'. Los magistrados consideraron que existe la "necesidad de evitar en ciertos casos el cumplimiento de penas cortas privativas de libertad por aquellos condenados que presenten un pronóstico favorable de no cometer delitos en el futuro, dado que en tales supuestos no sólo la ejecución de una pena de tan breve duración impediría alcanzar resultados positivos en materia de resocialización y readaptación social del penado, sino que ni siquiera estaría justificada dada su falta de necesidad desde el punto de vista preventivo”.

Pacheco, sobre el que ya pesan unos cien años de inhabilitación para cargo público y que volverá en junio al banquillo de los acusados por el caso Huertos de Ocio, una causa que salpicó a numerosos políticos, que fue archivada y que finalmente solo le señala a él, ha cumplido ya tres años y medio en prisión, cumple el próximo 2 de abril 69 años.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído