Inmigrantes perdidos por Bilbao durmiendo en una cancha de baloncesto. FOTO: ATXURIGORRI.
Inmigrantes perdidos por Bilbao durmiendo en una cancha de baloncesto. FOTO: ATXURIGORRI.

A finales de junio un autobús de Cruz Roja abandonó "a la deriva" en Bilbao, a cerca de 40 inmigrantes que habían llegado días antes en pateras a las costas de Andalucía. Según cuenta Íñigo Santxo (Bilbao, 1981), vecino del barrio Atxuri, una compañera del colectivo Ongi Etorri Errefuxiatuak que trabaja con inmigrantes, se percató que algunos de los recién llegados estaban desorientados, perdidos en la ciudad sin saber a dónde ir. Por ello, desde el colectivo plantearon llevar a cabo un proyecto de acción política de acogida para darles una solución y sacarlos de las calles.

Estas 40 personas fueron acogidas durante diez días por Ongi Etorri, hasta el momento en que el colectivo decidió afrontar el problema desde una perspectiva más social y comunitaria. "Decidimos que teníamos que plantearnos la moviización de calle y la interpelación de las instituciones, fue así cuando empezamos a hablar con los diferentes barrios para que se implicaran en esta revolución de cambio social", explica Íñigo. El barrio Atxuri fue el primero en involucrarse. Cerca de 250 vecinos se pusieron manos a la obra ofreciendo comida, ropa, mantas, esterillas...; acompañándolos a los servicios sociales, abogados, hospitales... Además de darles clases de castellano a aquellos interesados en quedarse en Bilbao.

En Atxuri, a día de hoy, unos 60 inmigrantes han encontrado un techo donde dormir y unos vecinos que han preparado almuerzos y cenas en comunidad. Por el día, en la cancha de baloncesto del barrio, los niños y niñas jugaban, y por las noches, los inmigrantes dormían. La ciudadanía de Bilbao ha creado un movimiento autogestionado y asambleario, no una ONG. "Reivindicamos que, visto que las instituciones no tienen ningún tipo de interés, ni ganas de solucionar las situación de estas personas, los ciudadanos hemos hecho lo que los políticos no hacían", dice un vecino de Atxuri.

Inmigrantes durante una almuerzo comunitario en el barrio Atxuri. FOTO: ATXURIGORRI

El pasado 24 de julio, el barrio de Atxuri celebró un acto de rebeldía y de despedida, ya que a partir de ahora Bilbao La Vieja es el barrio que acogerá a los jóvenes inmigrantes en un espacio municipal, de tres pisos, que la asociación de vecinos regenta desde hace años. "Estarán unas dos semanas allí y luego otro barrio tomará el testigo de ellos", señala Íñigo. "Se trata de crear redes en los barrios, ya que esta acogida sensibiliza a la gente, crea conciencia social y política", añade.

Por otro lado, el miembro del colectivo Ongi Etorri Errefuxiatuak destaca que ningún representante político, ni ninguna ONG ha visitado la cancha municipal en la que han estado conviviendo estas personas, "así muestran su falta de interés por estos seres humanos". Finalmente, Íñigo insiste en que "no somos una ONG, esto está construido desde la desobediencia civil", y que están en contra de la práctica que está llevando a cabo Cruz Roja: "Somos muy críticos con el papel que están jugando en todo esto, ya que han trasladado a estas personas a Bilbao de manera impuesta, porque ellos no han decidido nada y han llegado incluso a despedir del albergue a diez chavales menores de edad".

Desde el grupo de Facebook Atxurigorri, comunidad de vecinos de Atxuri, expresan que "esta solidaridad no es caridad, ni mero entusiasmo vecinal. Es rabía, impotencia y denuncia. Denunciamos que hay mucho Plan, pero poca acogida... Los gobernantes nos dijeron que todo estaba listo para la acogida, y la prueba de que esto era falso es lo que estamos viviendo estos últimos días en Bilbao y otras ciudades de Euskal Herria y del Estado español...". Y desde la plataforma, piden a la sociedad española que "la mejor colaboración que podéis hacer es denunciar la escasa atención institucional y exigir soluciones y cambios en las políticas migratorias para estas personas y las que están por llegar".

Sobre el autor:

claudia

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído