El afectado acudirá finalmente a la sanidad privada para tratarse de las lesiones graves sufridas haciendo deporte.

Unos 15 meses tienen que esperar pacientes operados de lesiones graves para poder asistir a sesiones de rehabilitación. Es lo que denuncian pacientes del Levante almeriense en las páginas de El Mundo, que recoge el testimonio de un joven que sufrió una rotura de menisco interno practicando deporte y que, después de operarse, tuvo que esperar un mes y medio para que lo atendiera un rehabilitador en el Hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa, por lo que pidió cita en el centro de salud que le correspondía, donde le informaron que los pacientes que en estos momentos están atendiendo a pacientes con tratamiento preferente con cita desde septiembre de 2016.

"Mi intención, con mi edad, es llevar una vida normal y volver a practicar deporte, algo que me temo estaría en peligro si espero un año más para la rehabilitación", añade el paciente en declaraciones al rotativo El Mundo, que también ha presentado una queja ante el Servicio Andaluz de Salud (SAS), ya que finalmente tendrá que costearse un tratamiento privado, de lo contrario, "podría incluso tener problemas para recuperar la movilidad normal" y verse obligado "a no volver a practicar deporte en la vida".

La Junta, así, "obliga a los andaluces a acudir al sistema privado, mientras asegura que no hay recortes en el público", en palabras de este paciente, que es uno de los miles que están en lista de espera para ser sometidos a rehabilitación en Andalucía, más de 17.000 según datos de la propia Junta de junio de 2016, lo que hace que cinco provincias de la comunidad tripliquen la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud que establece que debe haber un fisioterapeuta por cada 4.000 habitantes.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído