El arzobispo saluda a Moreno Bonilla, en el funeral en Sevilla por las víctimas del covid. FOTO: JUNTA
El arzobispo saluda a Moreno Bonilla, en el funeral en Sevilla por las víctimas del covid. FOTO: JUNTA

El Grupo Municipal Vox en el Ayuntamiento de Sevilla ha propuesto al arzobispo, Juan José Asenjo, como Hijo Adoptivo de Sevilla, con el objetivo de que este reconocimiento le sea entregado por la corporación municipal sevillana el día 23 de septiembre, fiesta local en la ciudad.

En un comunicado, Vox señala que, "tradicionalmente, las ciudades más importantes suelen hacer un reconocimiento público de la labor y el trabajo realizados en beneficio de la sociedad civil". Por ello, considera "lógico y conveniente" que la ciudad de Sevilla reconozca a Asenjo.

"Su trabajo y su diligente servicio a la ciudad de Sevilla merecen ese reconocimiento que, en definitiva, redunda en beneficio de la propia Ciudad, de sus instituciones, de su historia, de su presente y de su futuro. La Iglesia ruega encarecidamente a los obispos que al cumplir los 75 años de edad presenten la renuncia a su oficio al Romano Pontífice de modo que él provea lo más conveniente para la iglesia particular", ha dicho.

Asenjo fue nombrado arzobispo coadjutor de Sevilla el 13 de noviembre de 2008 y el 5 de noviembre de 2009 comenzó su ministerio como arzobispo metropolitano de Sevilla, tras la renuncia del cardenal Carlos Amigo Vallejo. El día 15 de octubre, al cumplir los 75 años, Asenjo presentará al Papa la renuncia a su oficio por razones de edad. "Se cumple así una etapa importante de su vida y una etapa no menos relevante para la ciudad de Sevilla y para su archidiócesis", afirma.

En su opinión, en el ejercicio del ministerio episcopal como arzobispo metropolitano de Sevilla, Asenjo, "al tiempo que ha mantenido un respeto exquisito a la independencia y laicidad de los poderes públicos y a las instituciones civiles, ha hecho realidad una extraordinaria cooperación con ellos, de modo que el factor religioso ha contribuido a enriquecer los grandes bienes de la sociedad en Sevilla y en Andalucía en general".

Particularmente, reconoce la aportación del arzobispo en el ámbito de la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico religioso de la ciudad de Sevilla, "por la restauración de edificios emblemáticos que hacen de Sevilla un referente único en el mundo". "Ese trabajo ha dignificado la Ciudad y la ha afirmado como un foco de atracción turística y cultural a nivel nacional e internacional", incide.

Igualmente, ve necesario reconocer su "preocupación" por la educación y la cultura, especialmente de los jóvenes, apuntando a la reciente creación de la Facultad de Teología San Isidoro de Sevilla, que "favorece la consolidación de Sevilla como referente humanístico del mundo occidental".

"Mención singular merece su preocupación por los más necesitados y las personas en situación de mayor pobreza y vulnerabilidad. Ha sido el alma impulsora de múltiples iniciativas sociales para paliar situaciones de injusticia, desigualdad, discriminación y miseria. Los venerables instituciones caritativas de Sevilla han encontrado en él un firme impulso, un guía incansable y un dirigente animador", insiste.

Para Vox, "ha recordado siempre la necesidad de buscar la concordia, la paz, el diálogo sereno y sincero, como instrumentos imprescindibles para el progreso de la ciudad". "Ha buscado la sana y necesaria renovación del tejido social de la ciudad, respetando las venerables tradiciones sevillanas, sin cerrarse a la realidad y a los cambios del mundo presente, fomentando así la participación activa de todos los ciudadanos en la vida pública, principio fundamental de toda sociedad democrática", concluye.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído