Caso Víctor Sánchez del Amo: el fútbol no escapa del abuso contra los trabajadores

El vídeo sexual del entrenador del Málaga destapa un abuso contra el derecho laboral que, en el mundo de las redes, puede afectar a cualquiera

Víctor Sánchez del Amo, durante un partido. FOTO: MALAGACF.COM
Víctor Sánchez del Amo, durante un partido. FOTO: MALAGACF.COM

El ex entrenador del Málaga C. F., Víctor Sánchez del Amo, fue despedido a principios de la semana después de que se filtrase en redes sociales un vídeo en el que realizaba actos sexuales. Explicó que estaba siendo víctima de extorsión y que, finalmente, ante sus temores, el vídeo acabó viendo la luz. Podría haber quedado ahí, y en una investigación policial para conocer la autoría de esa extorsión. Pero no.

El propietario del club malagueño, el jeque Al-Thani, decidió apartarlo alegando, dicho de forma elegante, la pérdida de idoneidad para ejercer como entrenador del equipo. Más allá de que los resultados deportivos suelen justificar los despidos de entrenadores, e incluso la pérdida de confianza en general hacia el proyecto deportivo, en este caso Al-Thani quiso 'aprovechar' el vídeo sexual de Víctor Sánchez del Amo, cayendo así en lo que se conoce como 'despido nulo'.

Un despido nulo es aquel en el que concurre una causa que atenta contra el derecho de los trabajadores, y que puede derivar en la readmisión del trabajador. En este caso, el ser víctima de una extorsión convierte al sujeto en eso, en víctima, y en una sucesión de hechos que escapan a su control más allá de haber sido más o menos diligente a la hora de mostrarse. El sexting es una práctica cada día más habitual entre jóvenes consistente en mostrar su intimidad sexual a otra persona en fotos o videos. Lo que el receptor haga posteriormente con estos documentos escapa a la voluntad de su autor, quien lo hace desde la confianza en que no se difundirá. En cualquier caso, la víctima está protegida por el mero hecho del secreto general de las comunicaciones: Nadie puede enseñar tus mensajes sin tu consentimiento.

El caso del Málaga se aborda, desde los medios de comunicación y las redes sociales, desde dos perspectivas: Por un lado, con chanza, olvidando que aunque sea una persona famosa y, en principio, al menos económicamente, privilegiada, es una persona con sus derechos a la intimidad intactos. Por otro lado, existe una crítica continua hacia las actitudes del propietario del Málaga, cuya gestión, en general, ha dejado mucho que desear en vista de los problemas por los que pasa la entidad futbolística de la Costa del Sol.

La conclusión de este asunto debería ser, al menos, una: Cualquiera está en manos de la decisión de los superiores jerárquicos laborales, y cualquiera está en manos del parecer del público una vez queda expuesta la intimidad ante el entorno. Si además de este atropello, de esa extorsión, o de la simple difusión, sumamos que la imagen pública de la persona depende de las redes sociales y éstas pueden motivar un despido, el caso de Al-Thani es todo un aviso.

Víctor ha roto su silencio en Antena 3 para declarar que "la víctima de todo esto soy yo" y que "estas cosas muchas veces acaban en suicidio, por la falta de tacto y la atención mediática".

En cualquier caso, y para bien del entrenador del Málaga, aún tiene la puerta abierta de resolver de forma amistosa el contrato, cobrando aquello que firmó en forma de finiquito. En ningún caso, la tentativa de despido nulo que conculcaba los derechos constitucionales de Víctor Sánchez del Amo ha podido realizarse más allá del apartarle de la gestión del equipo, lo cual implica que existía relación laboral, pero que no le dejaban ejercer sus funciones. De alargarse en el tiempo, sería otro tipo de atropello laboral: el mobbing. Y es que el fútbol, a fin de cuentas, y aunque signifiquen sueldos al alcance de muy pocos, no está alejado de la realidad de las empresas. Y de la bajeza moral de cierto tipo de personajes.

Sobre el autor:

13041406_10209539677272942_2430658523840188634_o

Pablo Fdez. Quintanilla

Licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla. Comencé mi trayectoria periodística en cabeceras de Grupo Joly y he trabajado como responsable de contenidos y redes sociales en un departamento de marketing antes de volver a la prensa digital en lavozdelsur.es.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído