Una embarazada perdió a su bebé tras desayunar una tostada de carne de 'La Mechá' en un bar de Sevilla

Es una de las querellantes contra Magrudis por un delito de lesiones al feto con resultado de aborto así como un delito de lesiones por imprudencia grave y un delito contra la salud pública

Uno de los detenidos de la empresa Magrudis por la Guardia Civil.
Uno de los detenidos de la empresa Magrudis por la Guardia Civil.

La representación legal de una mujer que perdió a su bebé por un aborto el pasado 1 de abril a causa de listeriosis ha iniciado los trámites para presentar una querella contra Magrudis —empresa que comercializó la carne mechada La Mechá, que ha dado positivo por listeria— por un delito de lesiones al feto con resultado de aborto así como un delito de lesiones por imprudencia grave y un delito contra la salud pública.

El abogado de la afectada, el letrado Germán Grima de Ateneo Abogados, ha iniciado los trámites para interponer la querella ante el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, organismo que ha iniciado una investigación para esclarecer si hay responsabilidad penal ante estos casos, tras haber obtenido el informe de biopsia del feto de la Unidad de Anatomía Patológica del Hospital Virgen del Rocío y el resultado del hemocultivo realizado por el Departamento de Microbiología del mismo hospital que confirma la presencia de la bacteria 'listeria monocytogenes' tanto en el feto como en la madre.

Tal y como indican fuentes del caso a Europa Press, en la querella se expone que la afectada quedó embarazada a principio del pasado mes de enero tras someterse a un proceso de inseminación artificial y que a raíz de desayunar a mediados de febrero en un bar de tapas de Sevilla una tostada con carne mechada de la marca 'La Mecha' de la empresa Magrudis, el pasado 28 de febrero comienza "a sentir vómitos, mareas, dolores de cabeza, diarrea" y sufre "dolores lumbares".

Con esta sintomatología, esta mujer acude a su clínica privada el día 1 de marzo para trasladarle lo que le ocurría y el profesional médico que le asistió no cree que haya relevancia para hacer pruebas de cultivo y "la envían a casa" con un leve tratamiento. Al día siguiente, la afectada vuelve acudir a su clínica porque tiene fiebres altas y diarrea y pese a eso le envían un tratamiento sin decretar que se efectúen más pruebas. En el informe de la asistencia clínica, al que ha tenido acceso Europa Press, se prescribe paracetamol y se recomienda hidratación con suero, una determinada dieta y un medicamento por si hubiera náuseas y vómitos.

Las mismas fuentes añade que la afectada, el pasado 29 de marzo, al ver que no mejora acude a su médico de cabecera quien le trascribe un volante de urgencias para que le realicen analíticas y ese mismo día "teniendo 39,2 grados de fiebre", la ingresan y le realizan pruebas de sangre y ecografía para detectar y descartar que pueda ser la Gripe A. Al día siguiente le confirman que tiene listeriosis y le recomiendan inducir el parto, cuando está embarazada de 14 semanas. Así, tras facilitarles pastillas para provocar el parto, el aborto se desarrolla en la madrugada del pasado 1 de abril.

En concreto, el informe de microbiología, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que en el hemocultivo se ha podido aislar la bacteria de listeria monocytogenes, mientras que en el informe de la biopsia del feto, al que también ha tenido acceso Europa Press, se indica que la placenta cuenta con "abscesos atribuibles a infección por 'listeria monocytogenes'".

Asimismo, en la querella se hará constar "errores" en la base de datos del Servicio Andaluz de Salud (SAS), toda vez que el pasado 4 de septiembre desde la Junta llamaron a la afectada para trasladarle que se le están haciendo las pruebas a las mujeres embarazadas para detectar la listeria, a lo que responde "que abortó" a lo que la secretaria de información le transmite "que aun habían borrado su historial y que seguía como embarazada para la Junta de Andalucía que habría sido un cruce de información y que la disculpara".

Estas querellas se unirán a las otras cuatro que interpuso el letrado Germán Grima con respecto a tres afectados de las localidades sevillanas de San Juan de Aznalfarache, El Viso del Alcor y Alcalá de Guadaíra y un cuarto perjudicado de Jerez.

Cabe apuntar que este bufete ha creado una Plataforma de Afectados en el que cualquier damnificado por la alerta sanitaria de listeriosis se puede adherir y solicitar la interposición de una querellan. Esta plataforma cuenta, por el momento, con 26 afectados "que están esperando obtener informes médicos" para interponer la respectiva querella, han indicado a Europa Press desde el bufete.

Este bufete también ha dirigido la querella contra el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía en calidad de responsables civiles subsidiarios. Así, este bufete ha señalado que "sí se hubiera actuado con diligencia por parte de Magrudis como esas Administraciones" sobre el producto de la marca 'La Mecha', "muchos afectados, entre ellos una cliente nuestra, no hubiera comido carne contaminada un día 18 de agosto, tres días después de la alerta sanitaria y con conocimiento de que la Junta retiró la carne el día 20 del establecimiento".

Cabe recordar que la juez del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, decretó este pasado jueves la entrada en prisión provisional sin fianza del gerente de Magrudis, José Antonio Marín Ponce, y de su hijo y administrador único, Sandro Marín Rodríguez. Asimismo, dejó en libertad provisional a Mario Marín Rodríguez, hijo del gerente de la empresa Magrudis, con la obligación de comparecer en el Juzgado los días 11 y 25 de cada mes.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído