Un gaditano de 16 años fabrica un satélite que permitirá el acceso libre a internet en todo el mundo

Julián Fernández, natural de La Línea, construye el minisatélite más pequeño de España y el tercero a nivel mundial, que pondrá en órbita el próximo mes de septiembre

El linense Julián Fernández junto a su satélite. FOTO: FACEBOOK.
El linense Julián Fernández junto a su satélite. FOTO: FACEBOOK.

El joven gaditano Julián Fernández, natural de La Línea y de tan solo 16 años de edad, ha fabricado el satélite más pequeño de España. Un artefacto que pondrá en órbita el próximo mes de septiembre desde un cohete en Nueva Zelanda y que permitirá el acceso gratuito a internet en todo el mundo.

Se trata del satélite de comunicaciones más pequeño de España y el tercero del mundo, con tan solo 5 centímetros de diámetro. Y según informa Canal Sur, el joven linense lo ha podido construir gracias a una financiación de 1.000 euros que ha llevado a cabo a través de un crowfounding de una sociedad sin ánimo de lucro.

El menor, que reside en Madrid desde hace dos años, ya ha dado conferencias en universidades y en la Agencia Espacial Europea (ESA), con tan solo 16 años de edad. Además, la ESA piensa ficharlo en breve. Cuando Julián Fernández ponga en órbita microsatélite a 400 kilómetros (con un coste entre 25 y 30.000 euros) hará posible que las zonas rurales de todo el mundo puedan conectarse a internet de manera gratuita.

Julián se sabía que iba a despegar solo desde que era un crío. Según publica Andalucía Información, "siempre andaba metido en proyectos. Desde crear un kart hasta un prototipo de coche de Fórmula 1". Y es que ha llegado a dar charlas organizadas por Apple fuera de España y a ganar concursos de robótica.

Pero ahora, todavía sin alcanzar la mayoría de edad, el joven lienense tiene un objetivo: "Democratizar el acceso a telecomunicaciones y hardware espacial mediante el lanzamiento de picosatélites tan pequeños que puedes meterlos en un bolsillo”, explica al medio gaditano. Y está a escasos meses de conseguirlo.

El uso de su picosatélite irá desde la agricultura a las comunicaciones, pero sobre todo permitirá que estudiantes de todo el mundo puedan intercambiar experiencias. No obstante, la vida útil de este pequeño satélite será de tan solo un año. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído