Un barqueño, entre los nominados a mejor entrenador del mundo de fútbol sala

Carlos César Núñez Gago, que entrena actualmente al PTT Chonburi Bluewave de Tailandia, aparece en una lista que reúne a los diez mejores técnicos de fútbol sala del mundo en 2020

Emilio Valenzuela

Carlos César Núñez Gago, entrenador barqueño.
Carlos César Núñez Gago, entrenador barqueño.

Se crió pisando la pelota en el pabellón municipal de La Barca de la Florida. Aunque el sueño de la chavalería de la época era ser futbolista y marcar golazos en campos de césped, él siempre prefirió las botas con suela lisa y la pista de goma. Se codeaba entonces con los mejores equipos del pueblo -y alrededores- en las famosas liguillas de verano que todavía se organizan en pabellón de la localidad. Con su primer equipo, La Naranja Mecánica, ya mostraba dotes de un liderazgo diferencial. Un aspecto clave que le ha hecho pasar de ganar la liguilla del pueblo, a ser uno de los diez nominados al premio de mejor entrenador de fútbol sala del mundo.

El pasado nueve de enero se dieron a conocer los nombres que optaran al premio en los Futsal Planet Awards 2020, gala organizada por la web especializada en fútbol sala ‘Futsalplanet.com’. Ahí estaba el barqueño Carlos César Núñez Gago. Junto a este, también hay dos españoles más: Tino Pérez, del Movistar Inter, y Andreu Plaza, del FC Barcelona y último ganador del trofeo.

Este reconocimiento le llega después de una campaña exitosa en el fútbol sala tailandés. El PTT Chonburi Bluewave, equipo hegemónico del país asiático, había perdido peso tras dos temporadas consecutivas sin ganar la liga. Pensaron entonces que César era la persona idónea para recuperar el trono perdido. “Cuando llegué aquí me avisaron de que era importante una renovación de la actitud de los componentes del cuerpo técnico. La erosión por no conseguir ganar la liga en los últimos años les había pasado factura”, señalaba César.

Dicho y hecho. El PTT Chonburi Bluewave sumaba su décimo título liguero de su historia y volvía a ser campeón de la mano de César después de dos años de sequía. "Es un título conseguido con mucho esfuerzo por parte de todos. Necesitábamos ganar para sentar las bases del futuro próximo. Queda mucho por hacer, pero esta Liga nos dará la energía suficiente", declaraba el barqueño.

Tras saber de su nominación, César quiso reconocer también la labor de quienes han hecho posible que él esté en ese listado de mejores entrenadores del mundo. “Lo que está pasando este año es el fruto de un trabajo arduo y largo del que no soy único responsable. Soy lo que soy, para lo bueno y lo malo, por esas personas que pasan por mi vida y me enseñan cada día, me dan oportunidades y, a veces, hasta me escuchan”.

Esto también ha supuesto un premio a una amplia carrera repleta de aventuras. Desde sus comienzos en el Caja San Fernando de Jerez o en el Algeciras; hasta su paso por el Barral Urayasu japonés, el Cagliari italiano o el Al-Rayyan catarí. “Si enumero a todas las personas y clubes a los que les tengo que agradecer y con los que debo compartirlo, estoy seguro que me dejo a alguno”, apuntaba el técnico. Un Willy Fog de los banquillos que, a base de trabajo, sacrificio y amor por este deporte, ha conseguido llevar su nombre -y también el de La Barca- a lo más alto del fútbol sala mundial.

Sobre el autor:

Emilio Valenzuela

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído