Un año en la cárcel y 17.000 euros por haber rodeado el Congreso en 2013

Fran Molero, detenido por participar en 'Rodea el Congreso', entrando en prisión en mayo de 2018. FOTO: DAVID REYES.
Fran Molero, detenido por participar en 'Rodea el Congreso', entrando en prisión en mayo de 2018. FOTO: DAVID REYES.

Francisco Molero ha cumplido la pasada semana 365 días en el Centro de Penitenciario de Archidona. Este joven de 30 años, natural de Cuevas de San Marcos (Málaga), fue condenado por participar en las movilizaciones que se llevaron a cabo en las concentraciones de Rodea al Congreso del 25 de abril 2013 después de que no prosperara ningún recurso ni petición de indulto contra la condena de la Audiencia Nacional de cinco años y un día de prisión además de una multa de 17.000 euros por responsabilidad civil.

La Coordinadora Malagueña de Apoyo a Fran Molero ha denunciado a través de un comunicado la situación de “calvario” que está sufriendo el malagueño. Uno de sus miembros, Juan Blanco, denuncia además que la sentencia fuera dictada "en un juicio sin garantías" expresando que el activista ha entrado en una "profunda depresión" al ver que "no hay motivos por los que lleve en prisión ya un año". A ese respecto, esta Coordinadora ha lamentado la falta de asistencia psicológica y la "triple condena" ya que el activista cuidaba de sus padres, enfermo él de alzheimer y ella de epilepsia, cuya situación han empeorado desde que está en prisión.

La Asamblea de Andalucía (AdA) a través de una nota de prensa se ha hecho eco también de la situación de Francisco Molero, que califica de "preso político andaluz", en un comunicado que se adjunta a comunicación:

Declaración de Asamblea de Andalucía en exigencia de libertad para Fran Molero, preso político andaluz

Se cumple un año de prisión de Fran Molero, condenado por un supuesto delito en la acción “Rodea el Congreso”, cuando participaba en una manifestación de protesta contra las políticas del gobierno. Asamblea de Andalucía vuelve a exigir, como ha hecho repetidas veces, su inmediata puesta en libertad y la revisión del proceso que tuvo lugar contra él por considerar que protestar no es delito, sino que se inscribe en el ejercicio de los derechos de expresión y reunión, reconocidos universalmente en todo régimen político que se autodefina como democrático. Esto, unido a las diversas irregularidades del proceso que se desarrolló contra él, muestra cómo Fran fue tomado como cabeza de turco para realizar un castigo “ejemplarizante” dirigido a atemorizar a los defensores de los derechos y libertades y a disuadir a quienes están dispuestos a movilizarse contra los recortes sociales y a favor de medidas que respondan al interés de las mayorías. Fran es un preso político, como lo son los soberanistas catalanes y todos aquellos que son juzgados y condenados por ejercer derechos de los cuales las instituciones del estado deberían ser garantes.

Asamblea de Andalucía (AdA) apoya las acciones convocadas ante la cárcel de Archidona y en el pueblo natal de Molero, Cuevas de San Marcos, y continuará exigiendo la puesta en libertad de este y de todos los presos políticos existentes hoy en el estado español.

Andalucía, mayo de 2019. La Coordinadora Nacional de Asamblea de Andalucía (AdA).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído