Topares, el pueblo que ha dejado de ir a misa para protestar por el cierre de un bar

El Obispado pide las llaves de un local social por haberlo registrado en los años 90, pero los ciudadanos defienden que pertenecen al pueblo y lo han alquilado para fletar un autobús e ir a misa a un municipio cercano

Topares (Almería). Actualmente luchando para conseguir los locales que se ha apropiado el Obispado de Almería.
Topares (Almería). Actualmente luchando para conseguir los locales que se ha apropiado el Obispado de Almería.

Una pedanía de Almería, Topares, perteneciente al municipio de Vélez Blanco, ha decidido plantarle cara a la Iglesia durante la última semana. Este hecho lo hizo público Diario de Almería, aunque la singularidad de la historia ha provocado que todos los medios nacionales se hagan eco de la situación.

En el centro del conflicto: un local. Concretamente un bar. Una propiedad que no termina de estar clara ha desatado la 'guerra' entre el Ayuntamiento, la Hermandad del pueblo y el Obispado. En verano, el local se quedó vacío, algo que provocó que la Iglesia pidiera las llaves a los vecinos – apenas componen la pedanía 250 – porque el Obispado defiende haberlo registrado hace más de 20 años.

Los vecinos no se han tomado bien la denuncia por usurpación que ha interpuesto la institución eclesiástica ya que aseguran que aquello lo levantó el pueblo hace más de medio siglo y, por ende, su propiedad corresponde a los vecinos. La Iglesia exige las llaves del local a los vecinos, aunque les asegura que podrán seguir usándolo. Nadie se fía. 

Por ello, los vecinos de la población han decidido protestar contra el Obispado y lo han hecho de una forma peculiar. Han decidido dejar de ir a misa en Topares. A principios del año, fue el cura el que se ausentó por miedo a las represalias de los habitantes de esta pedanía. Hasta hace poco, el bar se mantenía abierto, pero las constantes visitas de la Guardia Civil han provocado su cierre. La última propuesta de la Iglesia fue cederlo a los vecinos por 15 años. Lo han rechazado.

Sin embargo, con las llaves aún en poder de la gente, los vecinos han buscado una solución para no quedarse sin misa. Ante la falta de acuerdo con el Obispado de Almería, han decidido alquilar el establecimiento por 200 euros y, con ello, acudir en autobús a la misa del pueblo más cercano, en la Región de Murcia.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído